Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Froome: "Chapeau para Cobo"

El ciclista del Sky, segundo en la general, se rinde a la superioridad del ciclista cántabro y lamenta que su líder, Wiggins, no aguantara el ritmo

Christopher Froome, el escudero de Wiggins que ahora es segundo en la general a 20 segundos del líder, Juanjo Cobo, se ha rendido a la superioridad del ciclista cántabro, que ha atacado con fuerza en la subida al Angliru y se ha hecho con el maillot rojo. "Ha sido el más fuerte. Cuando atacó de lejos pensábamos que iba a explotar, pero no fue así. Aguantó muy bien en una subida muy dura. Chapeau para él". El ciclista del Sky ha explicado que su misión en el Angliru era ayudar a Wiggins, aunque al final él se marchó por delante: "No aguantó el ritmo y lo tuve que dejar para seguir luchando hasta la meta". Froome reconoce que la victoria final es ahora complicada. "Quedan seis etapas, pero va a ser difícil recuperar el maillot rojo porque Cobo está muy fuerte", ha admitido.

El italiano Vincenzo Nibali se ha despedido de sus opciones de ganar la Vuelta a España en las rampas del Angliru, un puerto en el que pensaba atacar y en donde, como en La Farrapona, ha vuelto a dar muestras de debilidad. "Pensaba que me iba a encontrar mejor, por eso puse a Peter Sagan a tirar al comienzo de la subida. Quise endurecer la carrera, pero al llegar las rampas duras tuve un desfallecimiento", ha lamentado. Luego, ha advertido que la imagen que ha ofrecido no se corresponde con la realidad: "El verdadero Nibali no es el de estos días". Su objetivo ahora es, según asegura, ganar alguna etapa. "Quiero hacer algo en la Vuelta y honrarla como se merece", ha avisado.

También Purito se desfondó en el Angliru y ha dicho adiós a sus opciones de subir al podio. "Lo veo imposible. Tanto Cobo, como Froome o Wiggins han llegado mejor que nosotros. Hay que rendirse ante ellos", ha admitido. El ciclista catalán no pierde, en cualquier caso, el ánimo: "Me encuentro muy bien, con muchísimas ganas de seguir atacando y probando. Ahora tengo ya la cabeza en Peña Cabarga [el último final en alto de la Vuelta, que se subirá el miércoles] para ver si me desquito".

Igor Antón, que llegó como favorito a la Vuelta y ahora está 48 minutos de Cobo, intentó hoy la victoria de etapa, aunque el ataque de Cobo destrozó sus esperanzas. "Lo he dado todo para ganar y en los últimos días había guardado para hoy, pero no ha podido ser. El cuerpo no me está respondiendo para nada", ha lamentado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.