Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"He comprado el Rayo por amor al fútbol"

Raúl Martín Presa, nuevo propietario del club de Vallecas, se ha presentado a la prensa en la víspera de la posible vuelta a Primera División del equipo de Sandoval

Raúl Martín Presa, el nuevo propietario del Rayo Vallecano, ha empezado esta noche su aventura. El empresario madrileño se ha presentado en sociedad con una camisa blanca y una corbata azul, algo emocionado al principio -"Es la primera vez que doy una rueda de prensa, pido disculpas si no sigo el protocolo", soltó- y confiado después. "Espero que el estadio sea mañana un auténtica olla a presión que dé miedo al rival", ha concluido. Su comparecencia ha puesto punto y final de manera oficial a 20 años de gestión de la familia Ruiz-Mateos en el club de Vallecas. "Está descartado que el club entre en la ley concursal, para ello se tienen que cumplir algunos parámetros y estamos en ello", ha asegurado. Martín ha asumido con la compra del club una deuda de 30 millones de euros. "Muchos amigos me han preguntado '¿Dónde te has metido? Solo puedo decir que lo he hecho por amor al fútbol y al Rayo".

Y de fútbol ha hablado, y mucho, demostrando ser un seguidor del equipo del que se ha convertido en dueño. "Mañana jugamos contra el Elche, un equipo que tiene el hambre de estar, desde hace 25 años, en Primera. Además, en los últimos cinco años nos venció en nuestro campo. Por eso necesitamos el apoyo de la afición mañana", ha afirmado. Obviando las noches europeas que vivió el Rayo, ha redondeado su comparecencia diciendo que mañana es la noche más importante para este club. Una victoria puede garantizar el ascenso del equipo de Sandoval.

Martín ha hecho hincapié más veces en la necesidad del Rayo de ser considerado un equipo de Madrid y no de barrio. "Hasta hoy no hemos sido un club suficientemente abierto. Es un orgullo pertenecer a Vallecas, pero somos uno de los tres equipos de Madrid y esperamos contar con todo el apoyo institucional de la Comunidad y del Ayuntamiento", ha dicho. Una ampliación de los horizontes que no se ciñe solo a lo político: "Cambiaremos el nombre del estadio para que esto ayude al club con ingresos económicos importantes. Como el Allianz Arena del Bayern de Múnich, el Emirates Stadium del Arsenal y el Staples Center de Los Ángeles".

Sobre algunas voces que habían insinuado que fuese un testaferro de Ruiz-Mateos, Martín ha sido rotundo: "Conozco a Javier Ruiz Mateos de dos reuniones que he tenido con él para formalizar la compra, todo lo demás es falso". También ha excluido cualquier posibilidad de mermar la sección de fútbol femenino, -El domingo, el Rayo femenino se proclamó campeón de España por tercera vez consecutiva- y los juveniles. "La cantera es un tema básico en nuestro proyecto. Queremos producir la mejor de España", ha aseverado. En este momento, ya había dejado la timidez de lado y recordó la cita de mañana, fundamental para que su proyecto despegue: "Que la gente deje de cenar y venga al estadio".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.