Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El Madrid recupera el balón y se lo quita de encima"

Tito Vilanova, segundo entrenador del Barcelona, ensalza la forma de jugar de los azulgrana sobre la del rival

José Mourinho y Pep Guardiola, técnicos del Madrid y del Barcelona, abrieron ayer la veda del duelo dialéctico en pleno carrusel de clásicos y todo indica que ya no acabará, al menos, hasta que el próximo martes se juegue el último de esta campaña. Hoy ha sido Tito Vilanova, segundo entrenador azulgrana, el que ha decidido no contenerse a la hora de opinar sobre el estilo de juego de su rival, que ha comparado con el que instauró Javier Clemente en la selección española. "Hacen lo mismo que muchos otros equipos en los últimos años, que es solo defenderse y cuando recuperan el balón quitárselo de encima para ver si cogen algún rechace con la velocidad que tienen arriba o a balón parado", ha reflexionado en tono crítico; "no es nada diferente de cuando Clemente era entrenador y en muchos lugares de España se le criticaba. Yo no lo critico, cada uno tiene su manera de jugar, pero no puede ser que los que antes criticaban algo ahora digan que es muy bueno".

Frente al estilo defensivo de su eterno rival, Vilanova ha ensalzado la forma de jugar del Barça y su apuesta por la cantera. Y ha manifestado que para hacer frente al Madrid tendrán que sacar el "carácter" de su propia esencia. "Si no lo hacemos desde nuestra forma de jugar, la que nos ha hecho protagonistas del fútbol mundial en los últimos años, no lo conseguiremos". "Hay que hacer frente a este otro tipo de fútbol que ellos buscan y pretenden. Que no nos intimiden con su estilo", ha rematado.

El segundo entrenador del Barcelona, además, ha aclarado que las numerosas bajas de su equipo no se pueden utilizar como excusa en caso de que se saque un mal resultado del Bernabéu y se ha enorgullecido del papel que la cantera juega en su equipo. "No nos excusamos en las lesiones, pero está bien recordar que las tenemos, sobre todo en defensa. Esto no sirve de excusa, somos el Barcelona y tenemos bastante gente, tenemos que estar contentos de tener la cantera contra un equipo que cuenta con la plantilla más cara de la historia del fútbol mundial". Solo hace falta mirar al probable banquillo de esta noche: los jugadores suplentes del Madrid (Adán, Dudek, Garay, Granero, Kaká, Benzema, Higuaín y Adebayor) costarón 130 millones; y los del Barcelona (Pinto, Milito, Afellay, Jeffren, Fontàs, Thiago, Montoya y Sergi Roberto), 24. Vilanova, en cualquier caso, echará de menos a Iniesta, pieza clave en el planteamiento estilístico barcelonista: "Todos sabemos la importancia que tiene para nuestra forma de jugar, sobre todo por el juego interior y su capacidad en el uno contra uno. Creemos que es mejor tenerlo en condiciones para la vuelta".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.