Reportaje:LIGA DE CAMPEONES | Ida de las semifinales

"Nunca había visto lo de Pep"

Mourinho dice que Guardiola abre una nueva era: la del grupo que "critica el acierto del árbitro"

José Mourinho dice que no, que está igual que siempre. Pero ayer irrumpió en la sala de prensa de Valdebebas con otra cara. Más relajada. Distendida. Como si, por fin, estuviese disfrutando. El técnico del Madrid, que ha ganado dos orejonas con dos equipos, disputa unas semifinales de la Champions por segundo año consecutivo. Y, de nuevo, contra el Barcelona. El pasado estaba sentado en el banquillo del Inter, que no jugaba una final desde hacía 38. A su lado, en la Pinetina, se hallaban Sneijder y una fotografía de Helenio Herrera. Ayer, en Valdebebas, Marcelo.

El pelo tiene más canas y el bronceado es el mismo, pero no los fantasmas. El Madrid, campeón por última vez en 2002, no lleva 45 años como llevaba el Inter sin alzar una Copa de Europa. Ha superado la barrera de los octavos de final tras siete años sin hacerlo y parece haberse liberado con el triunfo en la Copa del Rey. "Estamos igual que estaríamos si no hubiésemos ganado la Copa. Estamos igual que antes del clásico liguero en el Bernabéu. Las competiciones son independientes. Cada partido es una historia y siempre he dicho que ni podríamos estar arriba por ganar uno ni abajo por perderlo", contestó ayer Mourinho cuando le preguntaron si le ha comido la moral al Barça.

El técnico del Barça "vivió en su primer año el escándalo de Stamford Bridge..."
El luso, que no pierde una eliminatoria desde 2009, apela a la "voluntad" de Einstein
Más información
Truenos en el Bernabéu
"¡Eh, 'Jose', aquí estoy!"
Los inconscientes imprescindibles
La difícil vida del socio de Messi
El Barça se motiva entre risas
"El Madrid recupera el balón y se lo quita de encima"
El Madrid incumple el acuerdo de regar el césped y el Barça presenta una queja formal
Messi avala el discurso de Guardiola

Por primera vez en la temporada, Mourinho utilizó la palabra "Barcelona" para referirse a su rival. Hasta ahora siempre había hablado de "ellos". Convencido de sus medios, por mucho que asegurara que es el mismo entrenador que perdió en el Camp Nou por 5-0 en noviembre, llevó la conversación al terreno que más le gusta: la dialéctica y los mensajes. Incluso citó a Einstein -"un tal Alberto", dijo-. Pero eso fue después de lanzar sus dardos a Pep Guardiola, culpable, según él, de haber hablado de los árbitros en los últimos días. "Si el miércoles pita un portugués, el técnico del Madrid estará contentísimo", había dicho Guardiola el sábado mientras recordaba que en Mestalla se le había escapado el título al Barça por dos centímetros [en el fuera de juego que invalidó un gol de Pedro]. "Ha empezado un nuevo ciclo, una nueva era: criticar el acierto del árbitro. Nunca había visto esto en el mundo del fútbol", espetó, irónico, Mourinho. Hoy, finalmente, pitará el alemán Wolfgang Stark.

"Más importante que la designación del árbitro y la presión que han hecho para que no fuera Provença [el luso del que habló Pep y que, según algunos medios, pitaría la semifinal] es que iniciamos un ciclo. Hasta ahora teníamos dos grupos de entrenadores. Uno, muy pequeñito, que no habla de los árbitros, y otro, muy grande, en el que estoy yo, que les critica cuando cometen errores importantes. En ese grupo hay gente como yo que no controla sus frustraciones [después del partido contra el Sevilla, en diciembre, mostró en la sala de prensa una lista con 14 errores arbitrales], pero que es feliz de alabar el gran trabajo de un árbitro cuando ocurre. Ahora hay un tercero y solo lo forma Pep. Tiene muchos seguidores en el fútbol. A ver si le siguen en este grupo también", explicó Mourinho.

Tenía la respuesta preparada. La soltó cuando le preguntaron su parecer sobre Stark. La arenga no terminó ahí porque, para él, todo efecto tiene una causa: "Para mí, todo es consecuencia de una cosa. En su primera temporada como entrenador, Guardiola vivió el escándalo de Stamford Bridge [el Barça ganó al Chelsea en las semifinales y el club inglés reclamó un par de penaltis] y a partir de ese momento no está contento con el acierto del árbitro. El año pasado jugó contra 10

[el interista Motta fue expulsado en el Camp Nou nada más empezar el partido], contra el Arsenal estaba casi fuera y ahora está con lo del otro día en Mestalla".

¿Y el fútbol? "No tengo la poción mágica para ganar ni acepto que me vean como alguien que la tiene. Trabajo muchas horas y de forma honrada", comentó Mourinho sobre el partido; "soy el mismo entrenador y motivador que perdió por 5-0 en el Camp Nou. Las palabras que les digo a mis jugadores no son mías, sino de un tío que se llamaba Alberto, un tal Albert Einstein. Decía que la única fuerza motriz más potente que el vapor, la energía y la electricidad es la voluntad. Pues el Alberto ese no era un estúpido. Con la voluntad se puede ganar". Y él no pierde una eliminatoria desde febrero de 2009, contra el Sampdoria en la Copa italiana.

La declaraciones de Pep Guardiola el pasado sábado, cuando habló de la posible designación, sin confirmar, de un colegiado portugués y cuando comentó sobre la buena vista de un asistente de Undiano en la final copera de Mestalla,  ha tenido una respuesta contundente de José Mourinho en la rueda de prensa previa al encuentro de mañana: "Lo nunca visto. Critica un acierto".AGENCIA ATLASundefined
El técnico del FC Barcelona ha echado leña al fuego. Pep Guardiola ha respondido a las declaraciones vertidas en los últimos días por José Mourinho y a las críticas recibidas en los medios por su cambio de discurso. El técnico culé trató de "tú" al luso, del que destacó que "es el puto amo y el puto jefe" en esta sala de prensa -la del Bernabéu- y le regaló "su Champions particular" fuera del campo. "Que se la lleve a casa y la disfrute", ha espetado.Guardiola ha recordado que han estado juntos cuatro años -durante la etapa de Mourinho como traductor de Robson en el Barcelona- y ha reprochado al portugués que haga "más a los amigos de Florentino Pérez" que a la relación que tuvieron. El técnico ha confirmado la baja de Andrés Iniesta en la semifinal de Champions de este miércoles.   AGENCIA ATLASundefined

Sobre la firma

Eleonora Giovio

Es redactora de deportes, especializada en polideportivo, temas sociales y de abusos. Ha cubierto, entre otras cosas, dos Juegos Olímpicos. Ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS; ha sido colaboradora de Onda Cero y TVE. Es licenciada en Ciencias Internacionales y Diplomáticas por la Universidad de Bolonia y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS