Tiger Woods no vuelve aún al golf

El jugador reaparece en público y pide reiteradamente disculpas y respeto para su familia

"Sí pienso regresar al golf algún día, pero no sé cuándo. Dudo que sea este año. Pero cuando vuelva será porque me he vuelto a ganar el respeto", ha dicho un compungido Tiger Woods en su reaparición pública. El golfista, que el 27 de noviembre pasado ha iniciado una cascada de escándalos con un accidente cerca de su casa de Orlando, ha leído un comunicado durante 10 minutos en el Clubhouse del TPC Sawgrass de PonteVedra, en la costa norte de Florida, sede de la PGA de golf. El 11 de diciembre había anunciado que se retiraba del golf y ha admitido que está en tratamiento, como se descubrió a mediados de enero, aunque no ha especificado que es por su adicción al sexo.

Woods ha hablado en una sala de muy poco aforo, con un escogido grupo de periodistas, lo que provocó las protestas generalizadas. En primera fila estaba su madre, a la que se ha abrazado después de leer el comunicado durante casi medio minuto, de pie, junto al atril.

Fui más allá de los límites. Creí que había trabajado tan duro que lo podía tener todo gracias al dinero y la fama. He pensado mucho sobre lo que he hecho y estoy avergonzado
Más información
El golf es Tiger, Tiger es el golf
La imagen de Woods se derrumba
Tiger Woods no aclara su futuro y el golf sigue sin su número uno
Tiger Woods vuelve

Woods sólo ha hablado de su posible regreso al final de sus palabras. Desde el principio, con voz a veces al borde del llanto, volvió a repetir las disculpas que pidió a todo el mundo en los primeros días. "Les he desilusionado", ha llegado a añadir. "Lo siento mucho". Pero a la vez ha vuelto a pedir con firmeza respeto para su familia. "Por favor, dejen a mi esposa y mis hijos en paz. Si quieren saber en qué fechas fui infiel, esas son cuestiones entre mi esposa y yo. Mi esposa nunca me atacó como se dijo, sólo merece alabanzas. Yo soy el único culpable de todo por mi comportamiento repetitivo e irresponsable hacia ella. Empecé a vivir por debajo de los valores que me enseñaron. Fui más allá de los límites. Creí que había trabajado tan duro que lo podía tener todo gracias al dinero y la fama. He pensado mucho sobre lo que he hecho y estoy avergonzado. Ahora me corresponde vivir una vida de integridad".

El jugador ha negado también el consumo de drogas y fue especialmente duro cuando criticó a "paparazzis" que tratan de buscar a sus hijos en la escuela.

Woods ha echado mano del budismo en el que dijo le crió su madre, aunque luego lo dejó. Fue cuando ha dicho: "Voy a seguir recibiendo ayuda porque es la única forma de cambiar. Es difícil admitir que necesito ayuda, pero así es. Durante 45 días, de diciembre a febrero, he estado haciendo frente a mi situación. Tengo un camino muy difícil que recorrer, pero estoy en el camino adecuado. Desde mañana seguiré con la terapia. Debo encontrar el equilibrio y centrarme en mi familia."

Ha terminado con el mismo tono de perdón con que ha empezado: "Les pido ayuda a todos y que busquen un espacio en su corazón para creer en mí una vez más".

Tiger Woods mira fijamente a su madre Kultida justo después de terminar su comparecencia ante los medios
Tiger Woods mira fijamente a su madre Kultida justo después de terminar su comparecencia ante los mediosEFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS