BALONCESTO

Cornellà, el aniversario más solidario

Robert Joseph, pívot haitiano, llevará a su país lo recaudado en un amistoso con el Barça

Robert Joseph es un jornalero del baloncesto, un pívot de 31 años y 2,04 metros. Lleva ocho años en España, en los que ha pasado por equipos de segunda y tercera categoría, desde Menorca hasta Cornellà pasando por Ferrol, Alcudia y Muro. Estos días está desbordado emocional y físicamente por la tragedia de su país, Haíti, y el trabajo que ha asumido desde que supo de ella. "Todavía no me hago a la idea, me imagino que es sólo es una pesadilla", dice. Nacido en Puerto Príncipe, Joseph ha perdido en el terremoto a algunos amigos y a la cuñada de un primo. "Es muy duro", asume. "Afortunadamente mi familia se encuentra bien, tengo allí a dos primos y otro se acaba de marchar a Estados Unidos".

"Hay muchos extranjeros ayudando. Es duro. De mi familia tengo tres primas, alguno se fue a Estados Unidos, dos allí están bien. He perdido algunos amigos y tengo otro amigo que murió su padre. Y también la hermana de la mujer de mi primo murió", ha contado. Joseph se ha propuesto una misión: viajar a su país cuanto antes y con la máxima ayuda que le sea posible reunir. A tal efecto, la coincidencia no podía ser más feliz. Su club, el Cornellà, que milita en la Adecco Oro, la segunda división del baloncesto, programó para mañana (20.30 horas) un amistoso conmemorativo del 80 aniversario de su fundación nada menos que ante el Regal Barça, campeón y líder de la Liga ACB. Una ocasión inmejorable para canalizar la solidaridad de todos aquellos que aporten una ayuda a la población de Haití. "Nada es poco. Medicamentos, comida, ropa, mantas, agua...", afirma Joseph. "La gente, allí, está viviendo en la calle. Llevaré todo lo que pueda". El club, en el Parc Poliesportiu Llobregat con capacidad para 3.000 espectadores, habilitará urnas para recoger dinero y donativos. También se rifarán camisetas y balones donados por los jugadores del Barça. En coordinación con la Cruz Roja y Delta Airlines, Joseph aprovechará que la próxima semana su equipo no juega, para viajar el domingo con los donativos y el material reunido.

"Me voy el domingo porque es la semana de la copa que no jugamos. Voy allí con unos amigos y un primo para ayudar. En el partido de mañana pedimos a la gente que traiga lo que sea, comida, toallas, mantas, agua, medicamentos. La gente vive en la calle. Lo que sea. Nada es poco", ha insistido. "La gente como Dalembert son los que tienen que hablar primero con la gente y luego todo el mundo seguirá. No entiendo cómo alguien puede aprovecharse si ves un minuto lo que está pasando. Todo el dinero lo voy a llevar allí y lo que sea. Intento imaginarme lo que está pasando y no me lo creo. Tengo la sensación de que es una pesadilla, de que me levanto y no ha pasado, pero parece que es una realidad. Cualquier aportación que a la gente le parezca útil", ha dicho el jugador.

Todo voluntad, Robert Joseph, el pívot haitiano del CB Cornellà (LEB Oro) vive estos días atrapado entre sus entrenamientos diarios y el viaje a su país, que emprenderá el próximo domingo con todo el material que pueda recopilar para ayudar a los miles de afectados por el terremoto. En cuanto se aseguró de que sus familiares en la isla están relativamente bien -"físicamente sí, pero lo han perdido todo y están durmiendo en la calle o en tiendas de campaña"-, aunque ha perdido a algunos amigos, Joseph se puso manos a la obra.

¿Cuál es la mejor manera de ayudar desde esta parte del Atlántico? Podría viajar con algo de dinero, pero el jugador haitiano dará un paso más. Viajará a Haití, previa escala en Nueva York, con todo el material posible, el que pueda recopilar en el partido amistoso que mañana disputará su equipo ante el Regal Barcelona para celebrar el 80 aniversario del CB Cornellà.

"No soy un experto en logística. No sé cómo podré hacerlo", lamenta. De momento, ya se ha puesto en contacto con Delta Airlines, la compañía que le trasladará a su país. "Me han prometido que me ayudarán, pero me piden que les especifique cuánto peso voy a llevar y lógicamente aún no lo sé", ha explicado a EFE.

El pívot del CB Cornellà intenta abreviar la conversación. Le esperan en una oficina de la Cruz Roja de Barcelona, donde ha programado una reunión para que le ayuden a gestionar el transporte de todo el material posible. "Mantas, latas de comida, pasta, arroz, alimentos fáciles de cocinar, incluso agua o material sanitario. Nunca me he visto en una situación como ésta, supongo que todo lo que la gente crea que es útil, servirá", sostiene.

Obligado por la distancia a seguir las noticias sobre su país a través de Internet y la televisión, Robert Joseph, nacido en Puerto Príncipe hace 31 años, revive "la misma pesadilla" cada día. Desde su club, el Cornellà, el sexto equipo español en el que juega tras su paso por Menorca, Ferrol, Alcudia, Muro y Coruña, le echarán una mano. Se instalarán varias urnas en el pabellón durante el partido ante el Regal Barcelona para recaudar fondos.

También el Barça ha contribuido, regalando varias camisetas y balones que se sortearán entre los asistentes al partido amistoso. Con poco tiempo para recopilar el dinero, el material y la solidaridad de sus compañeros, Robert Joseph jugará con el Cornellà el próximo sábado en León.

Al día siguiente, emprenderá el viaje con destino a Haití, cargado de equipaje, dispuesto a ayudar sin reserva, un pívot de un modesto club de baloncesto convertido en una ONG solitaria y emprendedora.

Lo más visto en...

Top 50