Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eufemiano Fuentes desmiente su relación con los clubes españoles de fútbol

El propio doctor negó las acusiciones del diario 'Le Monde' apuntando que le parecían "demasiado graves"

El médico español Eufemanio Fuentes ha desmentido las acusaciones que el periódico francés Le Monde vertía sobre el Real Madrid, el FC Barcelona, el Valencia y el Betis por su posible relación con el dopaje citando "documentos confidenciales" del propio doctor, quien negó las mismas. "Me parecen demasiado graves las acusaciones. Independientemente de que las desmientan o no los equipos, las desmiento porque no hay nada de cierto", ha declarado el médico español en una conexión telefónica con Televisión Española. Los cuatro clubes vinculados con los servicios médicos prestados por el galeno han negado durante la jornada de hoy firmemente su vinculación con el doctor y han amenazado con recurrir a la justicia.

Le Monde aseguró que Fuentes poseía varias hojas en las que detalló, a mano y mediante inscripciones en clave, los programas de preparación de estos equipos de fútbol durante la temporada 2005-2006. Sin embargo, las anotaciones no son nominativas, es decir, no se refieren a jugadores concretos, sino a todo el equipo. El diario aseguró, además, que el galeno habría trabajado con todos estos equipos en la "preparación y recuperación" de los jugadores mediante métodos ilícitos, según asegura el vespertino.

Fuentes ha reiterado haber trabajado para "clubes españoles de Primera División" y que rechazó una oferta de un club italiano. El doctor también ha afirmado que contaba no sólo con ciclistas, sino con "otros deportistas como clientes: futbolistas, tenistas, jugadores de balonmano, boxeadores o atletas". "Ni he dado, ni doy, ni daré nombres ni de deportistas ni de grupos deportivos, ni de equipos de fútbol", ha subrayado Eufemiano Fuentes a TVE, que en la entrevista ofrecida a Le Monde no dice personalmente que Real Madrid y Barcelona hayan trabajado con él. El médico ha asegurado que no podía responder porque lo habían amenazado de muerte "si decía ciertas cosas".