Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FUTBOL | Liga de Campeones

El Madrid echa de menos a Hierro ante el AEK (3-3)

El equipo de Del Bosque, sin el central malagueño, ha encajado los tres goles en jugadas a balón parado

El Madrid sigue sin ganar en Atenas. Ante el AEK no ha pasado del empate (3-3) en un partido en el que, sin Hierro, ha encajado, en media hora, tres goles en jugadas a balón parado. Sin embargo, su capacidad para crear peligro ha logrado nivelar el encuentro.

No le había dado tiempo al Madrid a empezar a sudar cuando una falta al borde del área fue lanzada por Tsartas. El ex sevillista se adelantó al pitido del árbitro y éste le sacó tarjeta después de que el balón pegara en un poste. Era el aviso. En el lanzamiento siguiente el balón entró por la escuadra.

Era justo lo que deseaban los griegos, para echarse atrás y jugar pelotazos en busca de su punta. Pero no le dio tiempo, porque un balón recuperado por Guti cerca del área fue jugado con inteligencia, de Guti a Figo, de Figo a Zidane y el francés, con la izquierda, batió al meta del conjunto griego cuando aún no se había llegado al minuto 15.

El Madrid intentó aprovechar el desconcierto del equipo ateniense, pero un disparo de Roberto Carlos y un remate de Raúl precedieron a una nueva cantada de la defensa y el portero madridista en un saque de esquina. Ese mal endémico del equipo blanco, las jugadas a balón parado, volvieron a sacar los colores a los centrales y a Casillas, que se comieron un remate de Maladenis en el minuto 25.

Para más inri, un saque de falta poco después fue rematado de cabeza solo ante Casillas por Nikolaidis, que no se podía creer tanta generosidad. El equipo de Del Bosque había encajado tres goles en media hora ante un conjunto peleón y voluntarioso y mostrado una debilidad defensiva sin Hierro alarmante.

Gol de Zidane

Guti y Zidane, sobre todo, buscaron acortar distancias. Fue el francés quien en un saque de esquina dejó también a los griegos en pañales. Raúl peinó el balón y Zizou fusiló a Hiotis. Faltaban cinco minutos para el descanso, en ese breve espacio de tiempo Tsartas, en otra falta, y Guti, en un remate con la derecha, agotaron las oportunidades.

La segunda mitad comenzó con la misma tónica, el Madrid con la pelota y los griegos a esperar. En un minuto Raúl lanzó al larguero y en el contragolpe los griegos pudieron sentenciar. No fue así y todo quedó para que Guti, uno de los mejores del Madrid, marcara un golazo. Un centro desde la izquierda de Roberto Carlos fue rematado sin dejar caer el balón por el delantero madrileño. El Madrid había empatado y tenía a los griegos contra las cuerdas con media hora para el final. Sin embargo, el partido estaba roto, con muchos huecos, cansancio y los griegos firmando el empate.

Morientes y Portillo salieron en los últimos minutos en busca de la primera victoria madridista en Atenas, pero fue inútil. En la clasificación de su grupo, los blancos son líderes con siete puntos, los griegos quedan con tres. La segunda plaza del grupo es para el Roma, que suma cuatro tras su victoria ante el Genk por 0-1

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.