MOTOCICLISMO | Gran Premio de Australia

Rossi gana el Mundial de 500cc, el único que le faltaba

Pese a hacer una excelente carrera, Toni Elías no ha podido alcanzar a Poggiali en la clasificación de 125

Valentino Rossi es ya el piloto más joven de la historia en ganar el Mundial en todas sus categorías. Esta mañana lo ha logrado en la de 500cc, tras vencer en el Gran Premio de Australia, disputado en el circuito de Phillip Island, por delante de su máximo rival, el también italiano Max Biaggi. En 125cc, el español Toni Elías fue tercero, por detrás de Poggiali, que aumenta su ventaja al frente del Mundial.

Más información

Australia, el país del mejor piloto de los últimos años, el cinco veces consecutivas campeón del mundo de 500cc Mick Doohan, fue testigo de la coronación definitiva de Valentino Rossi, el joven prodigio de 22 años que ya es leyenda del motociclismo. Campeón del mundo de 125cc en 1997, de 250cc en 1999, el italiano se hizo ayer con el título de 500cc y se convierte en el segundo piloto en la historia en ganar el Mundial en todas sus categorías, más de 30 años después de que lo lograra el británico Phill Red.

Dispuesto a entrar en la historia con todos los honores, El Doctor dio una excelsa lección de pilotaje en el circuito australiano. Contra los que vaticinaban que se limitaría a controlar a Biaggi, el único que todavía podía soñar con arrebatarle el título, Rossi cruzó el primero la línea de meta después de arriesgar al máximo durante las 27 vueltas de una prueba disputadísima. Como si de una carrera de 125cc se tratase, nueve pilotos rodaban separados por sólo dos segundos a menos de cinco vueltas del final.

Los cambios de liderato se sucedieron sin descanso desde el principio, con Rossi, Biaggi, Barros, Haga y Jacque como protagonistas. El campeón intentó despegarse mediada la carrera, marcando la vuelta más rápida, pero Biaggi respondió con valentía y cazó a su compatriota, con Capirossi pegado a los talones.

Pero nada descentró a Valentino, que parece haber nacido sobre una moto. Ante los orgullos ojos de su mentor, el mítico Doohan, Rossi mantuvo firme el pulso que le planteaba Biaggi. Con el título en el bolsillo, al campeón no le importó arriesgar para doblegar una vez más a su encarnizado rival. Aguardó a la última vuelta a lomos de su Honda, superó al romano ajustando tanto que sus motos casi se rozaron y, por 13 milésimas de segundo, le ganó a Biaggi la carrera y el Mundial, pues le sobran con los 73 puntos de ventaja que lleva a falta de sólo dos carreras. El de Yamaha ya tiene un motivo más para seguir sin hablarle.

Elías se aleja del Mundial

Ni ganó, ni acabó por delante de Poggiali. Pese a su tercera posición final, Toni Elías no alcanzó ninguno de sus objetivos en la carrera de 125cc, y ve cómo se le aleja el Mundial. A falta de dos carreras, Elías se mantiene segundo en la clasificación general, aunque ahora a 16 puntos del italiano Manuel Poggiali, que acabó en segunda posición.

La carrera resultó trepidante. Elías demostró su ambición desde el principio. Relegado tras los entrenamientos oficiales a la 17ª posición de la parrilla de salida, el piloto manresano firmó una remontada espectacular que, antes del final de la primera vuelta, ya le había llevado al liderato. A partir de ese instante, Elías se mantuvo siempre en el grupo de cabeza, en el que también se incrustaba su compañero de equipo Dani Pedrosa, de sólo 15 años. La sorpresa la daba Ángel Rodríguez, que a lomos de su Aprilia firmaba la mejor carrera de su vida, con unas apuradas de frenada espectaculares que le llevaron a disputar el podio hasta los últimos instantes.

Todos los favoritos (Elías, Poggiali, Ui, Cecchinelo, Pedrosa, Sanna) corrían en un puño. Las alternativas eran constantes, los adelantamientos espectaculares, las frenadas espeluznantes, y las diferencias mínimas. Nadie conseguía distanciarse hasta que, sobrepasado el ecuador de la carrera, Youichi Ui, el piloto japonés de Derbi, daba un fuerte tirón que le concedió un par de segundos de ventaja. Por detrás, la guerra en el grupo que pugnaba por la segunda plaza, que llegó a ser de diez pilotos, era sin cuartel. El ejército de adolescentes que durante toda la temporada han copado el protagonismo del campeonato de 125cc brindaban una carrera espectacular de pronóstico incierto en la que Elías, pese a la igualdad, casi siempre marchaba por delante de Poggiali, su máximo rival en la lucha por el Mundial.

El panorama no se aclaró hasta la penúltima vuelta, en la que una caída de Sanna dictó sentencia. Ángel Rodríguez, que en ese momento marchaba tercero, se salió al intentar esquivar la moto del italiano y perdió todas sus opciones de podio. Elías, que iba cuarto, también resultó perjudicado. El más beneficiado resultó Poggiali, que saltó de la quinta a la segunda plaza, que ya no abandonó en los dos últimos giros.

Al final, tras Ui, que ganó su segundo gran premio consecutivo, llegaron Poggiali, segundo (con los que sumaba 20 puntos para un total de 210) y Elías, tercero (16, y un total de 194). Pedrosa terminó séptimo.

En 250cc, la victoria fue para el japonés Daijiro Katoh (Honda), que con su 15ª victoria en un gran premio aumenta su ventaja al frente de la clasificación general y podría asegurarse el Mundial en el próximo carrera, en Malaysia. Katoh, de 25 años, superó con claridad a su compatriota y máximo rival en la lucha por el Mundial, Tetsuya Harada (Aprilia), que acabó segundo. Tercero fue el italiano Roberto Rolfo.

A falta de dos carreras para la conclusión del Mundial, Katoh marcha primero, con 272 puntos, y Harada segundo, con 243. Tercero es Marco Melandri, pero ya sin opciones.

EPA

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50