Cancelado definitivamente el Madrid Puro Reggaeton Festival, que había vendido 40.000 entradas

La Comunidad de Madrid aduce, 24 horas antes del inicio, que “las medidas de seguridad y la documentación presentada por la organización no reúnen los requisitos necesarios”. Ya estaban los escenarios montados en el Metropolitano esperando, entre otros, a Daddy Yankee

Daddy Yankee, en una imagen de 2020.
Daddy Yankee, en una imagen de 2020.John Parra (Getty)

Madrid se queda sin el gran festival de reguetón del verano. Definitivamente Madrid Puro Reggaeton Festival ha sido cancelado. El puertorriqueño Daddy Yankee está en Madrid, pero no actuará. El festival tenía previsto celebrarse el viernes 15 y el sábado 16 de julio en el estadio Wanda Metropolitano de la capital. La Comunidad de Madrid denegó la licencia el jueves 14, a menos de 24 horas del comienzo de la cita reguetonera porque “las medidas de seguridad y la documentación presentada por la organización no reúnen los requisitos necesarios”. Señalan que se ha entregado fuera de plazo y que “existen carencias en materia de seguridad”. La mañana del viernes se realizó una reunión de urgencia para ver si se podían subsanar las deficiencias, pero no ha sido posible. Se han vendido 40.000 entradas. Además de Yankee, estaban anunciados Bad Gyal, Omar Montes, Morad, Gente de Zona, Eladio Carrión, Natti Natasha o Juan Magán. “Después de días y días sin dormir, del trabajo de más de 2.000 personas para adaptarnos a un nuevo recinto tratando de superar los innumerables obstáculos que las distintas administraciones nos han ido colocando en nuestro camino, finalmente las instituciones han decidido que más de 40.000 personas nos quedemos sin vivir este hito histórico”, anuncia en un comunicado el festival.

La cita originariamente estaba programada para La Caja Mágica, al sur de Madrid, pero el miércoles 13 se anunció el cambio de ubicación al estadio rojiblanco. El relato de este precipitado traslado tiene un nombre clave: Daddy Yankee. Hay que remontarse a antes de la pandemia, cuando se anunció para 2020 el festival con Bad Bunny y Yankee como principales reclamos. Como le pasó a todos los eventos culturales del mundo, este festival tuvo que reorganizarse para ver si podían contar con sus estrellas para 2022 (final de las restricciones) e impedir la devolución de las 18.000 entradas que ya se habían vendido. Bunny no está de gira en 2022, así que quedó descartado. La opción era mantener a Yankee (San Juan, Puerto Rico, 45 años). La organización lo consiguió con un gran aliciente: sería la última gira del puertorriqueño, ya que había anunciado su retirada semanas antes. Con la consigna de “es la última oportunidad que tenemos de verlo” se elevó la cifra de entradas vendidas a 40.000. “Eso fue en abril. Y ahí ya nos dimos cuenta de que quizá la zona del parking [al aire libre] de La Caja Mágica no estaba preparada para acoger a tanta gente. No fue un problema de aforo, que es de 39.000. Hay otras variables que se tienen en cuenta para poner pegas a la celebración de un evento tan masivo. Eran otras las pegas, como un camino estrecho hasta la zona del concierto de unos 600 metros que era propenso a tapones. La evacuación por carretera también era complicada, además de la escasez de transporte público. Hasta junio no pudimos ver sobre el terreno todo esto. Nos ponía muchas pegas la Administración y alguien sugirió el Wanda. Entonces lo planeamos allí, que están más acostumbrados a organizar eventos masivos y meten a 65.000 personas cada dos domingos”, apunta Ibai Cereijo, portavoz de Puro Reggaeton Festival.

El escenario de Madrid Festival Puro Reggaeton como lucía este jueves en el estadio Wanda Metropolitano.
El escenario de Madrid Festival Puro Reggaeton como lucía este jueves en el estadio Wanda Metropolitano.

Hace tres semanas y siempre según los organizadores, ya se había decidido el traslado al Wanda Metropolitano, campo de fútbol que ya lleva varios años acogiendo conciertos. Este 2022, por ejemplo, los de Rolling Stones, Alejandro Sanz o Vetusta Morla, todos con más de 35.000 espectadores. “No anunciamos hasta el miércoles 13 el cambio porque no queríamos pecar de soberbios y adelantarnos a los permisos. Cuando el 13 ya solo faltaban flecos, lo decidimos anunciar, porque estábamos a 48 horas del inicio”, señala Cereijo. Y añade: “Sí, reconozco que hemos entregado la documentación sobre planes de seguridad y emergencias fuera de plazo. Eso es innegable si se considera el inicio de un nuevo expediente y no se valora todo el papeleo hecho para La Caja Mágica. Confiábamos que la Comunidad iba a ser flexible en los plazos, ya que llevábamos trabajando con ellos desde La Caja Mágica. Pero no ha sido así”.

“Si los plazos se han excedido por parte de la promotora, se ha debido a que la Administración ha solicitado más y más documentación, y el equipo del festival ha necesitado tiempo para satisfacer las peticiones”, explica el festival. Detrás de esta cita están los organizadores de convocatorias musicales como Dreambeach, Weekendbeach o Puro Latino. “Nuestro historial en materia de seguridad es limpio”, explican.

En un comunicado emitido la mañana del viernes 15, la Comunidad ofrecía su versión: “La organización, tras cambiar la ubicación del concierto, que en origen pretendía llevar a cabo en el recinto de La Caja Mágica, solicitó un nuevo permiso el lunes 11 de julio, teniendo entrada el documento en el Gobierno regional el martes 12 de julio. Para este tipo de eventos el plazo mínimo de solicitud es de un mes, por lo que se encontraba fuera de plazo”. Y añade: “Un informe emitido por la Policía Municipal del Ayuntamiento de Madrid señala que las medidas de seguridad y la documentación presentada por la organización no reúnen los requisitos necesarios, denegando, por tanto, la celebración de dicho evento. Este informe preceptivo desfavorable fue emitido por el Ayuntamiento de Madrid el miércoles 13 de julio y es el que determina a la Comunidad de Madrid a no autorizar la celebración del mismo, ya que quien valora el plan de seguridad presentado es el Consistorio de Madrid”.

El escenario en el Wanda ya estaba montado el jueves 14 y más de 100 periodistas nacionales e internacionales se habían acreditado para cubrirlo. Entonces los promotores recibieron el anuncio de la Comunidad “con sorpresa, estupor e indefensión”. “Con todos los pasos que la Administración ha ido dando en su relación con nosotros, hemos entendido que el festival contaba con luz verde”, explican. Ante la denegación de la licencia apuntan a una “clara falta de voluntad de la Administración autonómica” para que el concierto se realizase.

Una vez decidida la cancelación, queda ver qué ocurre con el dinero de la entrada. “El compromiso de la organización con todos los asistentes es inquebrantable, por lo que en los próximos días abriremos el plazo de devolución y os daremos toda la información para realizarla”, señala la organización.

Mientras tanto, cientos de personas que habían comprado la entrada e incluso viajado a la capital se quejan de la suspensión. Como la usuaria de Twitter Gabriela Machado, que escribió: “A este punto no me importa quién es el culpable o responsable. Espero que por lo menos devuelvan el dinero de la entrada. Lo que no nos van a devolver es la experiencia y único momento que teníamos para ver a Daddy Yankee. Es que no lo vamos a ver y punto”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Carlos Marcos

Redactor de Cultura especializado en música. Empezó trabajando en Guía del Ocio de Madrid y El País de las Tentaciones. Redactor jefe de Rolling Stone y Revista 40, coordinó cinco años la web de la revista ICON. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS