Teatro

Una estación de esquí para el teatro de Antonio Banderas

El Teatro del Soho impulsa la producción escénica con el estreno de ‘En la pista’

Un momento del ensayo de 'En la pista' en el Teatro del Soho de Málaga.
Un momento del ensayo de 'En la pista' en el Teatro del Soho de Málaga.García-Santos

Nadie en España se había atrevido, hasta ahora, a instalar una pista de esquí sobre un escenario. Tampoco se había visto a tres actrices y tres actores deslizarse con esquíes a una velocidad a la que parece saldrán disparados hacia el patio de butacas. Ni que una sonora ventisca surja de los altavoces y, por arte de magia, se extienda una sensación de frío en el patio de butacas. Son algunos de los argumentos fundamentales de En la pista, la primera producción teatral del Teatro del Soho Caixabank, propiedad de Antonio Banderas, tras su estreno en otoño de 2019 con A Chorus Line. Es la primera vez que se podrá ver el texto original de John Godberg en territorio español y está dirigida por Marc Montserrat-Drukker, que llevaba 15 años con el libreto en el cajón. “No era fácil que alguien apostara por una producción de esta magnitud. Pero Antonio Banderas y Aurora Rosales lo han hecho” afirma, feliz, el director de la obra.

Estrenada originalmente en 1992 como On the piste, el libreto ha sido traducido y adaptado del inglés por Ignacio García. En la pista se representará desde el 17 de junio hasta el 18 de julio de martes a domingo, aunque no se descarta que siga unos días más. El objetivo posterior es una gira nacional porque Banderas quiere que su teatro, más allá de la exhibición, se posicione desde la creación de “producciones del más alto nivel, que nacen en Málaga y desde ahí se mueven a escenarios nacionales e internacionales”. “Queremos que la gente nos asocie con un alto nivel de calidad” insiste Montserrat-Drukker, quien también ejerce la dirección de producción del teatro y fue director de casting y uno de los máximos responsables de A chorus line. También participará en Company, que volverá a llevar a Antonio Banderas a las tablas para cantar y bailar el próximo otoño.

En la pista es una comedia ácida que transcurre en los años ochenta, durante lo que se prevén como unas idílicas vacaciones que dejan de serlo cuando dos parejas y una mujer casada que viaja sola se encuentran con su profesor de esquí, Gunter, alto, guapo, enamoradizo y un castellano algo peculiar. En escena, el ritmo es trepidante desde el inicio. Una sucesión de enredos, gags e inesperados giros con los que esperan generar muchas risas. “Y reír siempre apetece”, destaca la rondeña Olalla Hernández. “Ahora más que nunca”, subraya Bárbara Santa-Cruz. Ambas son parte de un reparto que completan Cecilia Solaguren, Bárbara Santa-Cruz, Pablo Vázquez, Ángel Velasco y David Amor.

De izquierda a derecha: Ángel Velasco, Cecilia Solaguren, David Amor, Pablo Vázquez, Barbara Santa-Cruz y Olalla Hernández.
De izquierda a derecha: Ángel Velasco, Cecilia Solaguren, David Amor, Pablo Vázquez, Barbara Santa-Cruz y Olalla Hernández. Garcia-Santos / El Pais

Todos pasaron por unas audiciones que se extendieron durante dos meses a principios de año. Los primeros ensayos se hicieron con mascarilla y también han pasado unos días en Madrid practicando en una pista de esquí artificial. Los elegidos afrontan ya la séptima semana de trabajo, siete horas diarias cada tarde de lunes a sábado, tiempo al que suman el estudio de un largo texto por las mañanas. “Está siendo intenso”, asegura Solaguren. Todos se someten a tres PCR semanales, que será uno diario a partir de la próxima semana. “Queremos transmitir, una vez más, que la cultura es segura. Y que la gente puede venir tranquilísima al teatro”, dice Santa-Cruz. Para Banderas, de hecho, esa ha sido una máxima: “Nuestra prioridad fue crear un entorno seguro”.

Su visión es que el Teatro del Soho Caixabank no sea más que el buque insignia de un proyecto mucho más amplio. En él incluye la creación de la división audiovisual con Teatro Soho Televisión junto a María Casado —se estrenó con Escena en Blanco & Negro para para Amazon y después con la gala de los Goya— y también la puesta en marcha de la Orquesta Sinfónica Pop del Soho, que actuó recientemente para homenajear a los mayores. “Son los primeros pasos, que se irán ampliando con la rama de danza y por supuesto de la formación, que está desde un principio en el ADN del proyecto”, explica el actor malagueño, que ha reconocido en sus últimas apariciones las complicaciones generadas por el coronavirus. Obligado a aplicar un ERTE —ya superado— a la plantilla durante el confinamiento, su esfuerzo por mantener la programación se ha topado con las restricciones sanitarias o inesperados positivos que han obligado a cancelar parte de la programación. A pesar de todo, “el escenario ha estado activo cada día con público o sin él”, destaca Banderas.

Ahora, todo el equipo de 30 personas que trabaja en En la pista confía en que quienes acudan a ver la obra se sorprendan por la escenografía y viajen hasta los Alpes para reír durante dos horas. “Creo que la obra no va a dejar a nadie indiferente”, opina Bárbara Santa-Cruz. “Lo van a flipar”, completa Pablo Vázquez. Los nervios rondan ya ante la inminencia del estreno, para el que apenas quedan un puñado de entradas. Las expectativas son altas para un pedacito de invierno en el verano malagueño.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50