Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lisandro Alonso, la otra manera de entender el cine

El director argentino recibe el homenaje del festival Márgenes e imparte una clase magistral mientras prepara nueva película

Lisandro Alonso, en su hotel en Madrid.
Lisandro Alonso, en su hotel en Madrid.

Dicen los detractores de la obra de Lisandro Alonso (Buenos Aires, 44 años) que su tempo, su personal manera de articular la narración y su puesta en escena acaban con la paciencia del público. Dicen sus fans, que son muchos por todo el mundo, que esa capacidad de Alonso de sumergir al espectador en su universo es imbatible. Que por eso Viggo Mortensen no solo protagonizó Jauja (2014), la quinta y última película -por ahora- de Alonso, sino que también le ayudó con el cartel, la producción, la música y hasta los subtítulos al inglés. "Uf, qué sé yo", responde sin más Alonso al debate. El argentino recibe en Madrid el homenaje del festival Márgenes, certamen centrado en el cine independiente, que hoy alberga además una clase magistral del cineasta. "A ver qué sale", dice, sin tampoco aclarar muchos más sobre su lección.

Alonso viaja estos días por medio mundo preparando su nuevo rodaje: "Es la primera vez que voy a filmar toda una película fuera de mi país, y hablada en inglés, portugués... Incluso guaraní, depende de la selva donde trabajemos, porque va medio de indios. Seguro rodamos en una reserva india en Dakota del Sur, en Portugal, en la selva entre México y Chiapas y lo mismo en España". No cuenta mucho del argumento: "Hay que ver la película. Si te cuento más me voy a enredar. Sí que transcurre de 1800 a 2020, y que empieza con un wéstern y acaba con los indios en la selva". Sobre el reparto, cuenta: "Habrá actores muy conocidos y otros que tengo que descubrir. Son tres historias que se entrelazan de alguna manera. El guion ya está escrito y ahora voy al ir cerrando las localizaciones voy retocándolo. Por ejemplo, quería rodar en Brasil y hoy está complicado, por razones políticas. Hay que ir donde haya subvenciones, al menos en el caso de mi cine. Me nutro mucho de donde encuentro algún estímulo financiero".

Al cineasta le da miedo las últimas oleadas políticas que azotan a Sudamérica y que ponen el peligro los cimientos del cine: "En Argentina acabamos de cambiar de presidente y veremos qué nos toca. Se rumorea que en Argentina el nuevo director del Instituto de Cine será Luis Puenzo, que ganó el Oscar y que es férreo defensor de la Ley del Cine en vigor. Eso me hace ser optimista, espero que crezca el cine, el número de producciones y, sobre todo, el de coproducciones con naciones vecinas". Alonso filmará en México porque allí ya tiene clara la ayuda. "El resto estamos trabajando con productores de cada país".  Porque a Jauja le ayudó la presencia de Viggo Mortensen. "Efectivamente. Ahora me está apoyando desde otro lado, ya que además anda muy liado con su debut como director [Falling, que se estrenará el año que viene, y que Mortensen dirige, escribe, produce y protagoniza]. Y bien que hace".

"Mi nuevo proyecto transcurre de 1800 a 2020, y que empieza con un wéstern y acaba con los indios en la selva. Son tres historias que se entrelazan de alguna manera"

El argentino está feliz con su comunidad de seguidores: "Agradezco su apoyo, obvio. No sé si aumenta o no la cantidad de espectadores que quieren ver otro cine. Yo en 2006 hice Fantasma, que hacía referencia a ese poco público que huye de lo trillado. ¿Sabes qué ha cambiado? Dónde encontrar esa otra manera de hacer cine. Han aumentado las plataformas. Puede que las pantallas sean más pequeñas, pero son igual de buenas para verlo. No es lo mismo nunca ver una película desde la cama que en una sala. Yo me he refugiado en los festivales de cine, y como director y productor reconozco que tengo suerte. Un estudiante de cine lo tendrá más complicado. ¿Cómo está en España la cosa?". Complicado. "Pero sé que se estrenan ahora las de Oliver Laxe y Albert Serra. Si a uno de estos filmes le va un poco bien, proyecta luz, da aire a otras... Aumenta la curiosidad sobre propuestas más interesantes". Sobre el artículo de Martin Scorsese en The New York Times, que no conoce, y tras oír un resumen, apunta: "Coincido con él, aunque entiendo que para un chico de 18 años el cine es Marvel. Lo demás es historia... Puede que un chico de esa edad no le dé a la palabra cine la entidad que nosotros sí le damos. En fin, fíjate cómo está el mundo que estoy de acuerdo con Scorsese. Porque a mí me gusta el cine de Laxe, de Serra, de Apichatpong Weerasethakul, y las de Scorsese me parecen un poco...". El calificativo se queda en el aire.

Con todo, Alonso reconoce que en este proyecto que empieza algo ha cambiado: "Mis películas estaban llenas de personajes masculinos, tal vez porque retrataba lo que mejor conocía. Ahora estoy trabajando e incluyendo más roles femeninos". ¿Influencia de su pareja, la también guionista y directora Constanza Novick? "Desde luego, y a que el mundo ha cambiado. Como artista también hay que atender a lo que te rodea".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >