Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telecinco asegura que no emitirá más ‘Pasapalabra’ tras el fallo judicial

La edición del concurso de este martes ha sido la última tras casi dos décadas en antena, anuncia Mediaset

pasapalabra cancelado
Orestes y Rafa, los dos concursantes que se han enfrentado en las últimas semanas en el Rosco de 'Pasapalabra'.

La edición de Pasapalabra de este martes ha sido la última tras casi dos décadas en antena, según ha anunciado Mediaset en un comunicado, salvo un acuerdo in extremis con la cadena británica ITV, dueña del formato. El grupo de origen italiano cuenta con pocas opciones después de que el Tribunal Supremo anunciase este martes que rechazaba su último recurso en la batalla legal contra ITV. Una de ellas era esperar al último minuto, a que la sentencia, que desde hoy es en firme, sea ejecutada por el tribunal de Madrid que la emitió.

La cadena, que durante toda la tarde había insistido, de manera críptica, que esperaría a "recibir la sentencia" para tomar medidas, comunicó por la tarde en Twitter que deja de emitir Pasapalabra. "Tras recibir esta misma tarde la sentencia del Tribunal Supremo sobre Pasapalabra, Mediaset España comunica su respeto por dicha decisión y su propósito de acatarla de forma inmediata. Por lo tanto, y salvo que no se llegase previamente a un acuerdo con ITV, hoy será el último día de emisión del programa Pasapalabra", dice el comunicado de Mediaset.

La clave está en la mención a ITV, la cadena británica propietaria de los derechos del programa a la que Mediaset dejó de pagar hace años. Varias fuentes de la industria de la televisión sostienen que, en el trasfondo de esta batalla judicial, ambas partes están negociando en privado para mantener Pasapalabra en el aire. ITV, que estudia instalarse en España, quiere producirla, cosa que hasta ahora ha estado haciendo Mediaset junto con Xanela Producciones. En ese contexto, el dramático anuncio del final del concurso más visto de la televisión española es más estrategia negociadora que una decisión sin marcha atrás. Se deja toda la responsabilidad a ITV, a la vez que se abre la puerta para seguir negociando.

Mediaset e ITV llevan años enfrentados en los tribunales por los derechos de emisión de Pasapalabra. La cadena británica es dueña del formato The Alphabet Game, en el que se basa el concurso español, y durante años se pagó por esos derechos. En 2009 (tres años después de que Telecinco adquiriese el programa, que entre 2000 y 2006 estuvo en Antena 3), Mediaset revocó ese contrato, alegando que ITV nunca fue dueña del programa porque los elementos clave, como El Rosco, no forman parte de su formato.

Mediaset acabó demandando a ITV y pidió la nulidad de los acuerdos y la devolución de las cantidades ya pagadas. La cadena británica contestó a esa demanda exigiendo el cese de la emisión e indemnizaciones por distintos contratos supuestamente incumplidos que sumaban 14,9 millones de euros. El Juzgado de lo Mercantil 6 de Madrid rechazó la petición de Mediaset y estimó la de ITV, por lo que condenó a Telecinco a cancelar el concurso y a abonar a la cadena británica los casi 15 millones de euros que pedía.

La Audiencia Provincial ratificó después la decisión de instar al fin de la emisión, pero corrigió a la baja las indemnizaciones que debía abonar Mediaset hasta dejarlas en siete millones de euros. Pero la decisión no convenció a ninguna de las dos partes y ambas decidieron seguir la batalla en el Supremo. El alto tribunal, sin embargo, solo admitió a trámite la parte referida a una de las indemnizaciones impugnadas por Mediaset: la posibilidad de que ITV pudiera reclamar a Telecinco una compensación por el importe de las ganancias obtenidas por Pasapalabra (incluyendo las ventas de merchandising) desde el 1 de agosto de 2012, lo que elevaría la indemnización por encima de los 20 millones de euros, según cifraron en su momento fuentes del caso.

El Supremo, en la sentencia notificada este martes, aplica la directiva que regula el respeto a los derechos de propiedad intelectual y el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual española. Y con ambas normativas avala que se haya impuesto la indemnización en función de los beneficios obtenidos por Telecinco, aunque el titular de los derechos infringidos (ITV) no explote directamente el formato televisivo en cuestión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información