Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Plácido Domingo cierra la temporada del Real con Verdi

El cantante participa en la ópera 'Giovanna d'Arco' en versión concierto, un título que se estrena en Madrid

foto: Plácido Domingo y Carmen Giannattasio, en un ensayo de 'Giovanna d'Arco' en el Teatro Real. ( Vídeo: Declaraciones de Plácido Domingo

Por tercer año consecutivo, Plácido Domingo despedirá la temporada del Teatro Real. En esta ocasión con Giovanna d’Arco, una ópera de juventud de Verdi que se representará por primera vez en el Real este domingo y podrá verse también el 17 y el 21. Aunque el coliseo madrileño seguirá con las funciones de otro título verdiano, Il trovatore, hasta el 25 de este mes. Domingo, quien en la última década encarna roles de barítono, dará vida a Giacomo, el padre de Juana, a la que interpretará la soprano Carmen Giannattasio, y el rey Carlo VII será el tenor estadounidense Michael Fabiano. La ópera, con libreto de Temistocle Solera —quien fue el segundo director que tuvo el Teatro Real en 1851— se ofrecerá en versión concierto con el estadounidense James Conlon al frente de la Orquesta y Coro del Teatro Real.

“Si todo va bien y mis cuerdas vocales están bien engrasada vendré a celebrar los 50 años de mi debut en Madrid cantando el Giorgio Germont de La traviata y mi hijo será Michael Fabiano”, afirmó este viernes Plácido Domingo, de 78 años, quien intervendrá en cinco funciones (todas en mayo de 2020) de las 19 programadas.

Giovanna d’Arco, estrenada en el Teatro alla Scala de Milán en 1845, es una de las óperas menos conocidas del compositor pero, a pesar de haber sido muy poco representada, introduce elementos muy importantes en la producción verdiana. “Verdi siempre nos sorprende, por mucho que se analice su obra nunca llegaremos a comprenderla totalmente. Al principio de mi carrera [1972] hice una grabación de Giovanna d’Arco encarnando al tenor, junto a Montserrat Caballé, un trabajo que ha servido de ejemplo para todas las sopranos que han interpretado después a la heroína francesa. Es un Verdi un poco donizetiano, cercano al bel canto. Nos presenta algo que quiere ser una continuación del aria de Lucia di Lammermoor en la escena de la locura y es de una gran dificultad en la romanza”, apunta Domingo.

“El hecho de que se trate de una versión en concierto no es negativo, porque permite al público concentrarse en la música y sentirla de otra forma más directa que cuando se presenta escenográficamente”, apuntó el director de orquesta James Conlon.

“Es una obra cuyas cualidades no están en la dramaturgia. Es lamentable que Verdi no recurriera a un libretista con menos ambición y más talento”, aseguró Joan Matabosch, director artístico del Real. Aunque Solera aseguró a Verdi que su libreto era una obra original, lo cierto es que está inspirada en el drama romántico de Schiller. "No solo cambió el final, y en la ópera Juana no muere en la hoguera sino en el campo de batalla, sino que también en la versión de Solera es el padre de Juana quien la acusa y no la Inquisición", añade Matabosch.

"Los personajes de Verdi son arquetipos y utiliza una estructura que repite siempre. Como dijo George Bernard Shaw, la ópera italiana consiste en una soprano que quiere hacer el amor con un tenor, un tenor que quiere hacer el amor con una soprano y un barítono que quiere impedirlo", apuntó James Conlon.

Además de este último título, el Teatro Real cerrará este sábado día 13 su programación de la Semana de la ópera con una jornada de puertas abiertas especialmente dedicada a los niños. Los más pequeños podrán crear sus propias escografías, utilizar vestuario y caracterizarse como cantantes de ópera.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >