Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA i

Bodas

Cada boda de 'Hecho en el cielo' esconde algún tipo de problema social de los muchos que existen en un país en el que persiste la cruel desigualdad social

Si la boda es una de las ceremonias sociales más universales, aceptadas y adaptadas a las diferentes culturas, Hecho en el cielo, la serie india que programa en la actualidad Amazon Prime Vídeo, la utiliza como nexo de unión de sus nueve capítulos. Sus dos protagonistas, Karan y Tara, han fundado una empresa que se dedica a organizarlas, Made in Haven, pero su interés trasciende el evento en sí.

Cada boda, y se relatan nueve, tantas como capítulos, esconde algún tipo de problema social de los muchos que existen en un país en el que persiste la cruel desigualdad social y el peso de la herencia colonial británica entremezclada con unas costumbres difícilmente comprensibles para la mirada occidental.

Matrimonios concertados por los padres de los contrayentes, bodas en una de las familias de la realeza en la que el padre aplica el feudal derecho de pernada, homosexuales reprimidos que aceptan la unión heterosexual..., la muy interesante serie plantea muchas de las cuestiones que enturbian las relaciones sociales, y en eso no se diferencia mucho del resto del mundo, y lo hace con la franqueza y libertad que permite una distribución más minoritaria que el muy popular cine de Bollywood, mucho más pacato en sus propuestas.

Dos son, probablemente, las reivindicaciones más sólidas de la serie: el emergente feminismo y los derechos de la minoría LGTBI. Cabe citar que el artículo 377 de la sección XVI del Código Penal indio fue declarado inconstitucional por la Corte Suprema en septiembre de 2018 y con su derogación quedó despenalizada la homosexualidad. Naturalmente, los mensajes que subyacen en la serie no serían tan eficaces sin la excelente producción y realización de la misma.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >