Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Veinte chispazos deslumbrantes de una muy exitosa Feria de San Isidro

Paco Ureña, triunfador del largo ciclo taurino madrileño, compuesto por 34 festejos

Paco Ureña, a la verónica clásica, el pasado 15 de junio en Las Ventas.
Paco Ureña, a la verónica clásica, el pasado 15 de junio en Las Ventas.

Puede ser calificada como la feria del viento y las bernardinas, o la de la pasión y crispación de algunas tardes inolvidables; la feria del triunfador Paco Ureña, o de la transfiguración mágica de un artista llamado Antonio Ferrera; la feria del rey don Juan Carlos, única autoridad del Estado que expresa públicamente su apoyo a la fiesta de los toros; o la de muchos toros con calidad que han saltado al ruedo, unos aprovechados y otros no; la feria de algunos toreros jóvenes muy sobresalientes… Más público del esperado, silencio maestrante en momentos exclusivos, algunas críticas extemporáneas que, a veces, han sustituido al respeto debido…

La Feria de San Isidro de 2019 —34 tardes continuadas de toros, del 14 de mayo al 17 de junio— ha sido una muy grata sorpresa para aficionados y espectadores, un exitoso ciclo tan inesperado como bienvenido.

En el podio, los mejores del ciclo según el jurado de Plaza1, empresa gestora de Las Ventas. Triunfador: Paco Ureña; mejor faena: Antonio Ferrera; mejor novillero: Fernando Plaza; mejor rejoneador: Hermoso de Mendoza; torero revelación: David de Miranda; mejor estocada: Román; mejor picador: Juan Francisco Peña; mejor brega: Iván García; mejor banderillero: Fernando Sánchez; mejor toro: Despreciado, de Juan Pedro Domecq, y mejor ganadería: Adolfo Martín.

Además, de todo lo sucedido, se pueden escoger muchos instantes para el recuerdo. He aquí —por orden cronológico— solo 20 de ellos, un abanico incompleto entre los incontables chispazos de una feria que ha confirmado la resurrección definitiva de la fiesta de los toros, despierta, viva, palpitante y en vías de renovación desde la reciente Feria de Abril de Sevilla.

La puerta grande de Antonio Ferrera, uno de los sucesos de la temporada

1.- Juan Francisco Peña, picador. San Isidro ha confirmado que la suerte de varas está en franca decadencia y ha quedado ya relegada a un mero trámite. Entre tantos picadores como han pasado por la feria, destaca Juan Francisco Peña, que ha actuado tres tardes, dos en la cuadrilla de Javier Cortés, y la tercera a las órdenes de Manuel Escribano. En las tres ha contribuido a realzar la decaída suerte de varas.

2.- ‘Pijotero’, un toro de bandera. Lidiado en tercer lugar el 15 de mayo, Pijotero, de Fuente Ymbro, un toro castaño de 549 kilos de peso, fue un toro de suprema calidad en los tres tercios al que Perera le cortó las dos orejas entre las protestas airadas de los tendidos. El presidente erró al no concederle el honor de la vuelta al ruedo.

3.- Juan Ortega, la torería. El torero sevillano no tuvo suerte la tarde del 16 de mayo ante los toros de Valdefresno, pero dejó en Las Ventas olor a torero caro. Su forma de moverse por el ruedo, el manejo de los engaños, la serenidad y la confianza que transmite no pasaron desapercibidos.

Antonio Ferrera, a hombros, el pasado 1 de junio.
Antonio Ferrera, a hombros, el pasado 1 de junio.

4.- Aguado, a la verónica. El 18 de mayo hizo el paseíllo Pablo Aguado, el diestro más esperado tras su clamoroso triunfo en La Maestranza. En un quite dibujó una verónica, solo una, majestuosa y monumental, por sí sola un cartel de toros.

5.- Roca Rey, puerta grande. A un toro manso de libro, de la ganadería de Parladé, le cortó el torero peruano las dos orejas con todo merecimiento y abrió por segunda vez en su corta carrera la Puerta Grande de Las Ventas. El suceso ocurría la tarde del 22 de mayo.

6.- Despedida de El Cid. Ese mismo día, Manuel Jesús El Cid fue recibido con una cariñosa ovación en su despedida de la afición madrileña. No en vano este torero ha firmado muchas tardes de gloria en esta plaza.

Román, referente del valor y la entrega, sufrió la cornada más grave

7.- Reaparición de Paco Ureña. La vuelta del torero murciano a Madrid tras el gravísimo percance que sufrió en la feria de Albacete del pasado año fue todo un acontecimiento. Y se presentó como si nada hubiera ocurrido, con el mismo valor, la misma entereza y su clásico concepto de siempre.

8.- David de Miranda, la emotiva sorpresa. La Puerta Grande del joven onubense —el día 24 de mayo— fue todo un torrente de emociones. Toreó como los ángeles a un buen toro de Juan Pedro Domecq, y el torero encontró la justa recompensa a una larga y dolorosa convalecencia tras una cogida que estuvo a punto de dejarlo en silla de ruedas.

9.- Fernando Sánchez, figura con las banderillas. Muchos y grandes toreros de plata han pasado por la feria. A la hora de elegir a uno de ellos, la balanza se inclina por Fernando Sánchez, un extraordinario banderillero, que se ha prodigado en San Isidro y es autor de varios pares desbordantes de torería.

Más espectadores que en 2018

La feria de San Isidro ha finalizado con un notable aumento de público. Un total de 641.429 espectadores han asistido a la plaza de Las Ventas con motivo de los 34 festejos celebrados, lo que supone un aumento de 21.859 -un 3,5 por ciento más- respecto a 2018, según los datos que cada día ha proporcionado la empresa Plaza1, gestora de la plaza madrileña. Durante 15 tardes se ha registrado una muy alta ocupación, incluyendo ocho en las que se colgó el cartel de ‘no hay billetes’.

Esta es una de las notas relevantes de este largo ciclo que ha arrojado otros datos relevantes, como los siguientes:

- Cinco tardes se ha abierto la puerta grande, por la que han salido Miguel Ángel Perera, Roca Rey, David de Miranda, Antonio Ferrera y Paco Ureña.

- Los matadores de toros han cortado 22 orejas: Perera, 2 (en un toro); Roca Rey, 2 (en un toro); Ferrera, 3 (dos de ellas en un toro); Ureña, 4 (dos de ellas en un toro); De Miranda, 2 (en un toro); Román, 2; Ginés Marín, 2, y una cada uno López Simón, Juan Leal, Emilio de Justo, Curro Díaz y Eugenio de Mora.

- Cuatro matadores dieron una vuelta tras petición de oreja: Román, Luis David, Juan del Álamo y Fernando Robleño.

- Solo el novillero Rafael González ha cortado una oreja.

- Una rejoneadora (Lea Vicens) y dos caballeros (Hermoso de Mendoza y Leonardo Hernández) abrieron la puerta grande.

- Los rejoneadores cortaron 13 orejas.

. Siete toreros sufrieron cornadas graves: Román, Ritter, M. Escribano, Juan Leal, Gonzalo Caballero, Pablo Aguado y Víctor Hugo Saugar 'Pirri'.

- El Rey emérito Don Juan Carlos asistió siete tardes, y una, la de Beneficencia, el Rey Felipe VI.

10.- Centenario de Albaserrada. La feria cambió de color los días 28, 29 y 30 de mayo con la lidia de los toros de José Escolar, Victorino Martín y Adolfo Martín —elegida esta última como mejor corrida del ciclo ferial—, hierros representativos del encaste Albaserreda, del que se cumplían 100 años. La plaza vibró como en las ocasiones más especiales con el toro fiero, encastado y exigente.

11.- Emilio de Justo, la inteligencia. La tarde de los victorinos, el torero extremeño ofreció toda una lección de inteligencia, gallardía y expresión torera. Su faena de muleta a un toro de embestida muy desigual fue la demostración de la contrastada capacidad de un torero en quien están puestas todas las esperanzas.

12.- Manuel Escribano, herido. El toro Español, de Adolfo Martín, astifino, alegre y fiero, infirió una grave cornada al diestro sevillano cuando lo muleteaba con la mano izquierda. Los tendidos tomaron partido por el toro y no fueron justos con el torero.

13. Antonio Ferrera, la magia. Ferrera se presentaba en Las Ventas tras el extraño suceso en el que se vio envuelto el 14 de mayo en el río Guadiana. Y desde que se rompió el paseíllo se mostró como un torero transfigurado y poseído de un aura especial. Su actuación fue sencillamente mágica, inenarrable e inexplicable por su grandeza. Salió a hombros y la plaza quedó presa de embeleso.

14.- Ginés Marín, dos vueltas y protestas. El 5 de junio, Marín estuvo a punto de salir a hombros por la presión de un público enfervorizado por unas bernardinas y la ayuda de unos mulilleros remolones. El presidente, con buen criterio, lo impidió. Las protestas se escucharon fuera de la plaza, la bronca al palco fue de las gordas y el torero dio dos vueltas al ruedo con cara de enfado.

15.- Román, un homenaje a la entrega. El torero valenciano es uno de los protagonistas de la feria. Román es sinónimo de valor, entrega, pundonor… Ha actuado tres tardes, ha paseado dos orejas y se recupera de una muy grave cornada que le infirió un toro marrajo, violento y agresivo de Baltasar Ibán.

16.- Toros destacados. Han sobresalido muchos toros en San Isidro 2019. Ahí están los de La Quinta, Fuente Ymbro, Montalvo, El Pilar, y ejemplares de José Escolar, Victorino y Adolfo Martín, Juan Pedro Domecq y Parladé, Zalduendo, Las Ramblas, Garcigrande, El Puerto… Y Zahareño, de Santiago Domecq, que hizo la pelea más brava en el caballo de toda la feria.

17.- ‘Carasucia’. El tercer toro del hierro de Valdellán fue un torrente de fiereza y casta en la faena de muleta. Desbordó a su matador como lo hubiera hecho con todo el escalafón.

18.- Una pancarta para Fernando Cuadri. Una gran pancarta aparecida en el tendido 7 protagonizó el comienzo de la corrida del jueves 13 de junio. ‘D. Fernando Cuadri, gracias por todo’, rezaba. El ganadero onubense, presente en la plaza, recibió una cerrada ovación de homenaje y respeto.

19.- Ureña, por la puerta grande. El gran triunfo alcanzado por el torero murciano en la corrida de la Cultura fue el mejor broche a la feria. Por fin, puerta grande para Paco Ureña tras un concierto de toreo exquisito con capote y muleta.

20.- Y el Rey emérito. Don Juan Carlos ha acudido siete tardes a la feria, y se ha convertido en la única autoridad del Estado en la decidida defensa de la tauromaquia. En cada visita ha recibido el respeto y el cariño de los aficionados y los brindis de los toreros.

Síguenos en Twitter

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >