Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Formigues Festival 2019: el ‘indie’ es cosa de niños

Bigott, Kids From Mars o Billy Boom Band alientan el cartel de la cita familiar, que amplía al flamenco y la rumba el espectro sonoro de su séptimo desembarco en Benicàssim

Imagenes de la pasada edición del Formigues Festival de Benicàssim.
Imagenes de la pasada edición del Formigues Festival de Benicàssim.

Huir de prototipos. Aquí radica el germen del Formigues de Benicàssim. Un festival que suena a punk, a rock y a indie. El de Bigott, Kids From Mars o Billy Boom Band. Pero también a rumba y a flamenco. Dos palos que incorpora de forma experimental a esta edición, la séptima, que se celebra el 11 y 12 de mayo, guiada por el lema Como el agua. Hasta aquí, nada que diste mucho del panorama festivalero global, si no fuera porque el público del Formigues lo integran “familias con ganas de divertirse”. Personitas como Amelia, de 4 años, brincando en primera fila durante el concierto de New Day, de la exmiembro de Dover Amparo Llanos, el mayo pasado.

Formigues huye de estereotipos para “contagiar la cultura musical” a niños, niñas, madres, padres, tías o abuelos. Generaciones distintas que asumen la experiencia de ir de festival en equipo y con las expectativas de pasarlo bien a partes iguales, explica a EL PAÍS su directora, Ana Rico. Ser de Benicàssim, sede de grandes citas como el FIB y el Rototom Sunsplash, unida a su formación en producción musical y su maternidad, encendieron la bombilla. Y decidió sembrar cultura festivalera entre el público menudo. Así nació Formigues. Desde la “sensibilidad” hacia aquello que les gusta a las y los más pequeños: “No pensamos que al ser niños no pueden entender o vivir ciertas cosas; queremos dar las herramientas y que ellos, que son muy inteligentes, vean con sus propios ojos y experimenten”.

“Lo que me movió hace siete años y lo que me sigue moviendo ahora es ofrecer a todo el público que viene esas inquietudes, ese movimiento de cultura, de libertad, de ganas divertirse... y huir de los estereotipos”, incide Rico. También aprovechar este clima para sembrar conciencia social y ambiental: este año el Formigues se ‘moja’ por la preservación de los océanos en su versión más comprometida.

Formigues Festival 2019: el ‘indie’ es cosa de niños

Esa sensibilidad con el público ‘mini’ se plasma de forma transversal en un proyecto sumamente cuidado: con escenario bajito, a la altura de los más pequeños, para propiciar su conexión con los artistas; repertorios reducidos, de 30 a 40 minutos; sonido bajo en decibelios; y un recinto seguro con área de ‘formigues’ perdidas para solucionar extravíos, explican desde la organización. Bajo este formato convivirán durante dos jornadas, el 11 y 12 de mayo de 2019, conciertos, espectáculos de calle, talleres, zonas lúdicas y áreas de relax y para bebés. Más de 60 actividades en 48 horas para un aforo de 10.000 personas.

El cartel que llenará de ritmo el escenario Formigues, eje del recinto de conciertos de VillaCamp (14.000 metros cuadrados que alojarán dos meses después, en julio, una de las zonas de acampada del FIB) plasma a la perfección esa huída de lo que la norma establece como música para niños. Del 11 al 12 de mayo, el aval punk, indie y rock del festival lo pondrán Bigott, Kids From Mars y Billy Boom Band.

Bigott, el proyecto de Borja Laudo y compañía, la de su excepcional banda, ha exportado su toque punk por festivales internacionales como SXSW-Texas, el CMW-Toronto en Canadá, el FIB, el Primavera Sound o el Sonorama. A Benicàssim llega con Friendly Monster’s, su décimo trabajo, en el que vuelve a apostar por temas extremadamente breves.

El Formigues 2019 recibe de nuevo a Billy Boom Band. Rock para cualquier edad con Marcos Cao y Raúl Delgado (cantante y batería de La sonrisa de Julia, respectivamente), al frente. La Billy Boom Band en directo se marca como objetivo ampliar la banda sonora de la infancia con propuestas musicalmente ricas, inteligentes y divertidas, y acercar a pequeños y mayores esa parcela de ocio que pueden compartir y disfrutar a partes iguales.

El talento emergente de Kids From Mars, el proyecto sobre el que pivotan Oskar y Roger (15 y 16 años), amplía el enérgico cartel del Formigues. En su escaso medio año de andadura los de Blanes acumulan una legión de fans y escalan posiciones en el mercado indie-pop-electrónico, sobre el que construyen un sonido elegante y maduro que les ha llevado a telonear al australiano Marlon Williams en Barcelona. Un concierto para no perderse que cuenta con el respaldo de un habitual del Formigues, el FIB, como regalo por su 25 aniversario.

Asistentes al Formigues Festival.
Asistentes al Formigues Festival.

La lista de propuestas musicales se amplía con el rap crítico de la banda catalana Xiula. Sus cuatro motores son los músicos Jan Garrido -educador social y alma del grupo-, Rikki Arjuna -educador social-, Adrià Heredia –con amplia trayectoria en bandas- y Marc Soto -miembro también de La Sra. Tomasa-. Hasta el Formigues acercarán el espectáculo interactivo y educativo Donem-li una volta al cos. Un viaje por el cuerpo humano para compartir, convivir, jugar, bailar y explorar “viviendo aventuras y experimentando emociones”, explica la banda.

La novedad de Como el agua llega con la rumba y el flamenco. El lema de la edición exigía ampliar el espectro sonoro a estos dos géneros. Los encargados de hacerlo posible serán de Landry el Rumbero y su loa a la rumba catalana y la bailaora Eva Varela, que traerá ReCiCiClaTeÁnDo, una propuesta en la que adapta el flamenco a los más pequeños de la casa para acercar la importancia del reciclaje para cuidar el medioambiente bailando el Como el agua de Camarón.

Las tres últimas incorporaciones son las de la camaleónica dj –y maestra de Primaria- Shira Fussion; el rock interactivo de la banda bilbaína Anita y los Peleles y Borja Catanessi, considerado como uno de los mejores artistas callejeros. Completan el círculo la ganadora y finalista del III Concurso de Bandas y Solistas de Formigues, Bajo Zero y Much Snipe, dos formaciones que mueve el talento de nueve jovencísimos artistas y que han pasado la criba de un jurado integrado por cuatro referentes de la escena musical nacional como Bertha M. Yebra, Marcela San Martín, Eneida Fever y Patrizia Escoín.

Junto a los conciertos, destacan los espectáculos al aire libre. Dos. El primero, el pasacalles marino La Mar de B, de la compañía vila-realense Scura Splats, actuará a modo de avanzadilla y revolucionará las calles de Benicàssim el viernes, 10 de mayo, a las 19.30 horas. Se une la Batucada Borumbaia junto a Asprona Timbals, de la mano del Rototom Sunsplash.

La agenda extramusical vendrá marcada con un propósito claro: sumergir al público en la toma de conciencia medioambiental y “proteger el mar que nos rodea” para devolverle sus tonos azules, turquesas y verdes. Así, los nueve espacios culturales del festival se mojarán, y mucho, con el medio ambiente en general y con los océanos en particular. En la Playa Formigues se sucederán las iniciativas para prevenir la contaminación marina y limpiar las playas; mientras la zona de juegos Formiguesplash se convertirá en la plataforma de reflexión, a través de actividades muy divertidas, sobre qué hacer de manera individual y colectiva para proteger el medio marino.

El ecofeminismo, la huella hídrica y el sobreconsumo de plástico saltarán al Foro Formigues & Plastic is Over; y también de mares hablarán las historias del rincón de Cuentacuentos. La Carpa Circo; Sea Parents (la zona para madres y padres); el área para bebés BabyTerráneo; la Zona Familiar y Radio Formigues amplían la oferta de ocio, cultura y diversión en familia del Formigues 2019.

El “contagio” musical y social del que hablaba Rico, junto a su propósito de ampliar “horizontes” y “sensaciones”, está blindado. Del 11 al 12 de mayo, en Benicàssim.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información