Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cinco secuencias musicales más memorables de Tarantino

El cine del director de 'Pulp Fiction' o 'Reservoir Dogs' no se puede entender sin su música

Fotograma con Uma Thurman y John Travolta en 'Pulp Fiction'.
Fotograma con Uma Thurman y John Travolta en 'Pulp Fiction'.

1. Canción: Stuck in the middle with you de Stealers wheel. Película: Reservoir Dogs

Delicias de Stealers Wheel para una de las mejores secuencias del cine de los 90. El grupo que formaron Joe Egan y Gerry Rafferty alcanzó un gran éxito en 1975 con Stuck in the middle with you. Con esta canción, los escoceses revisaron el particular universo dylanita para terminar obteniendo un tema con gancho psicodélico. Su ritmo juguetón refuerza un momento trascendental de Reservoir Dogs. El Señor Rubio –un inconmensurable Michael Madsen-, navaja en mano, protagoniza un inolvidable baile antes de torturar a un policía.

 

2. Canción: You never can tell de Chuck Berry. Película: Pulp Fiction

Es la secuencia más icónica de Tarantino y, por consiguiente, de la historia moderna del cine. Si el baile de Michael Madsen fue rompedor, el que se marcaron Uma Thurman y John Travolta fue, sencillamente, adictivo. No se podía parar de mirarlo… e imitarlo. No sólo marcó tendencia, sino que creó casi un nuevo estilo al compás del poderoso riff de Chuck Berry. You never can tell no era la canción más popular del padrino del rock and roll, creador sin igual de la música que revolucionó el siglo XX con perlas más influyentes como Maybellene o Roll Over Beethoven. Reseñar también el otro momento musical inolvidable del filme con los Urge Overkill sonando por el salón con Girl, You'll Be a Woman Soon mientras Uma Thurman soluciona sus problemas con una tremenda sobredosis.

 

3. Canción: Baby Love de The Supremes. Película: Jackie Brown

Canción legendaria de la factoría Motown llevaba al terreno de la sensualidad cómica. Hattie Winston baila este caramelo de las Supremes ante Robert de Niro, en un acto de seducción al que no le falta la ironía. El actor se balancea en el sillón mientras observa a la bailarina. Un teléfono interrumpe todo. En el fondo, había una broma implícita: es conocido la atracción que siente De Niro por las mujeres negras y, de ahí, este baile con guiño personal al actor. Jackie Brown fue el homenaje de Tarantino al cine blaxploitation donde rinde homenaje al funk y al soul setentero. De hecho, el filme arranca con Bobby Womack y le siguen algunos grandes del soul de Philadelphia como The Delfonics, Bill Withers o Randy Crawford.

 

4. Canción: Down in the Mexico de The Coasters. Película: Death Proof

Con Death Proof, el director sacó a relucir su buen paladar también para la música italiana. Incluyó canciones de Pino Donaggio, Guido & Maurizio De Angelis o Franco Micalizzi. También un éxito de The Coasters, conjunto de rhythm and blues de los sesenta que puso música a los sinsabores sentimentales de la Coste Este estadounidense, tan repleta de italoamericanos. Este R&B de gen afroamericano y urbanita marcó a la generación de adolescentes que poblaban ferias y bailes de instituto. Tarantino sube la temperatura de los termómetros en la escena donde suena Down in the Mexico. Tanto que el baile seductor de Jackie Brown se queda en migajas en comparación el ardiente baile que recibe Kurt Russell en el bar.

 

5. Canción: Cat People de David Bowie. Película: Malditos Bartardos

Tarantino es especialista en generar atmósferas de tensión, recurriendo a la música, que atrapan al espectador antes del estallido de adrenalina. Usa las canciones como contrapunto y eligió esta composición de David Bowie producida por el imbatible Giorgio Moroder para aumentar la expectación. Pop electrónico y oscuro, muy ambiental en su crescendo, para ir avivando el fuego de la incendiaria venganza que prepara Mélanie Laurent en Malditos Bartardos. Una canción que habla del peligro que conlleva herir a una mujer.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >