Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“En algunos momentos me planteé dejar la música”

Manuel Carrasco estrena ‘La cruz del mapa’ y se prepara para dar su concierto más multitudinario en el Wanda Metropolitano en Madrid

Manuel Carrasco, en Madrid.
Manuel Carrasco, en Madrid.

Aunque saltara a la fama tras quedar segundo en Operación Triunfo en la segunda edición, abandonar la academia en la que había estado encerrado más de cinco meses supuso un jarro de agua fría. “Fue un momento muy importante en mi vida, pero lo que vino después fue muy complicado porque me sentí muy solo”, explica Manuel Carrasco (Huelva, 1981). Con siete discos publicados, confiesa que aún escucha como comentan a sus espaldas: “¿Pero este todavía canta?”. Ahora, con La cruz del mapa, se convierte en el primer artista confirmado que dará un concierto en el Wanda Metropolitano en Madrid. Solo durante el primer día ya se habían vendido 20.000 localidades.

Cuando comenzó su carrera quiso ser fiel a su música y a sí mismo. Algo que le complicó el camino. “Tenía un contraste muy raro, porque era un artista muy mediático por haber salido en televisión, pero luego poca gente me escuchaba”, recuerda. El artista no se imaginaba vendiendo un millón de copias con su primer disco, como sí que les ocurrió a otros compañeros de concurso. Él optó por hacer un álbum a su estilo y actuar en salas más pequeñas. Además, según cuenta, en aquel momento OT “no molaba” y el resto de artistas les miraban por encima del hombro. “Ahora el tiempo me ha dado la razón, pero en algunos momentos me planteé dejar la música”.

Siempre fiel a sus raíces flamencas, Carrasco estrena 13 nuevas canciones en las que ha estado trabajando más de dos años. “El último disco había funcionado tan bien, que me hizo darme cuenta de que debía preparar muy bien el próximo”, cuenta. Para ello, se alejó de los medios durante un año, se “saneó bien”, e intentó dejar constancia del buen momento por el que estaba atravesando, ya que se acababa de casar con la periodista Almudena Navalón y se estrenaba en la paternidad.

Quiso volver por la puerta grande y con una clara declaración de intenciones con el tema Me dijeron de pequeño, el primero en estrenar. Son seis minutos de duración sin la repetición de un montón de estribillos: “Me pareció valiente hacerlo y creí necesario dejar clara mi posición en la música”. Y ahora, ¿miedo a llenar el estadio Wanda?: “Se tiene miedo por todo en esta profesión, pero como sé que lo he hecho lo mejor posible pues duermo tranquilo”. Para el 29 de junio dice tener preparado todo un espectáculo único.

Y como parte indispensable para que este disco presentara una sonoridad única, el artista se fue con su equipo a grabarlo a los estudios de Abbey Road, donde en su momento grabaron The Beatles, Pink Floyd o Aretha Franklin. Durante 15 días se dejó impregnar de las historias que componían aquel lugar, usando instrumentos musicales que llevaban en aquel estudio 150 años e incluso compartiendo técnico musical con Paul McCartney. “Estábamos en el templo de la música y fue como estar en un completo éxtasis”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >