Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘OT 2018’ gala 7: brisa de esperanza

Una foto de la miembro del jurado invitada Brisa Fenoy desveló sus notas previas a la gala

OT 2018
Brisa Fenoy, invitada como jurado durante la septima gala de 'Operacion Triunfo'. GTRESONLINE

Hace exactamente 16 años, una escalera se desplomó en el plató de Operación Triunfo durante los ensayos. Miguel Nández, Vega, Hugo, Tessa y Nika fueron trasladados al hospital y, ante la lesión cervical de esta última, su actuación de Proud Mary con Beth fue reemplazada en la gala por un vídeo de su ensayo y el jurado las evaluó basándose en él. En los foros de Portalmix se construyó una teoría de la conspiración según la cual todo era un montaje para impulsar a la favorita secreta de la organización, Ainhoa, perjudicando a sus dos competidoras directas. Pero lo cierto es que tanto Nika como Beth fueron salvadas.

Desde aquella noche no se había hablado tanto de los ensayos de OT como hoy. Una foto de la miembro del jurado invitada Brisa Fenoy desveló sus notas previas a la gala: Famous era el favorito, María, Natalia y, en caso de salvarse (spoiler: no), Noelia salvadas, el resto en duda.

Twitter se puso como una hidra (aunque lo cierto es que Twitter siempre está cabreadísimo) acusando de tongo a la organización, que se vio obligada a emitir un tuit oficial explicando que el jurado lleva impresiones previas basadas en el ensayo general. Y tiene sentido. Nunca se sabe cuándo puede derrumbarse una escalera o aparecer Itziar Castro con una cerilla y un bidón de gasolina en medio de la gala.

Noelia advierte de que se va a "sacar el papo delante de España" y lo hace: su voz llega a rincones de ese plató donde ningún otro concursante ha llegado en 10 ediciones. Marilia canta María se bebe las calles y Ana Torroja exclama que por fin hay emoción en este concurso.

En algún lugar de Terrassa, Javier Calvo y Javier Ambrossi recrean el gif de Oprah Winfrey, porque aunque Torroja no tenga mala intención (si algo ha dejado claro en ocho galas es que ella no tiene ningún tipo de intención) el público lo recibe como una flecha contra Itziar. Y es que hemos llegado a un punto en esta edición en el que resulta imposible decir algo bonito sin atacar a alguien de forma colateral. OT se ha convertido en Twitter.

María canta Voy en un coche confirmando que ella es la María de María se bebe las calles pero qué demonios, su canción dice "y en la autopista las rayas bailan como coristas de cabaret" y nadie la ha escuchado jamás creyendo que esas rayas estén en la autopista. María se bebe también la canción, se convierte en una estrella durante dos minutos y hace algo nunca antes visto en OT gracias a la propuesta de Javier Calvo de perder por completo el control sobre el escenario. Ana Torroja, que lleva una chaqueta de piel de leopardo, celebra la actuación gritando "viva el rock and roll" poniendo cuernos con las manos y consigue ofender por igual al rock and roll y a los estampados de leopardo.

Famous canta Nobody But You con más pasión que todos los integrantes de CNCO juntos y acompañado por un coro góspel, algo que por supuesto no impide a los bailarines irrumpir en el escenario y bailar, una vez más, como si estuvieran echándole un polvo al aire. Porque no hay ninguna canción en el planeta que este cuerpo de baile no considere sexy. Un vídeo de las firmas de discos muestra a Julia sorprendiéndose porque una fan le ha llamado guapa, una reacción que sólo puede explicarse porque Julia no tiene espejos en su casa o porque no ha interactuado con otro ser humano en toda su vida. Una de esas fans, que parece sacada del aeropuerto el día que aterrizaron Take That, está al borde del colapso nervioso porque ha cumplido el sueño de todo adolescente: "Julia me ha dado un tapón". Esa chica ha entendido antes de lo que lo hicimos todos nosotros que cuanto menos le pidas a la vida más feliz te hará.

Eros Ramazzotti, que se ha convertido en José Mota imitando a Eros Ramazzotti, canta su nuevo single, que en absoluto suena exactamente igual que el resto de canciones de Eros Ramazzotti, e interrumpe estribillo de Si bastasen dos simples canciones con "no me acuerdo de la letra". Cabría esperar que Eros hablase castellano, o al menos lo suficiente para mantener una conversación con Roberto Leal (si hay algo fácil en OT, es hablar con Roberto Leal), pero opta por el italiano. Laura Pausini fue capaz de sacar adelante un accidente de vestuario en castellano (y, de paso, convertirse en una leyenda: "si han visto han visto, yo la tengo como todas" es hoy un estado de ánimo), pero Eros sigue tirando del infalible eslogan de guiri "de puta madre".

Natalia canta una canción de Sia (qué más da cuál) acompañada por bailarines fantaseando con sables láser y, contra todo pronóstico, no usándolos como barras de striptease. La (esto está empezando a sonar a cliché) formidable actuación de Natalia deja espacio para imaginarla protagonizando Star Wars, donde ella sería Leia, Han Solo y Luke Skywalker a la vez y la película sería un cortometraje porque Darth Vader cancelaría sus planes de dominar la galaxia para pedirle que cante Toxic una y otra vez. En su visita a la academia, Pedro Guerra asegura que le encanta la versión regetonera de Contamíname de Carlos Right y Alba, ascendiendo así el número de personas a las que le encanta esta versión a un total de una.

Carlos y Alba son hoy una de esas parejas que se apuntan a clases de swing porque a ella le gusta y él finge que también pero finge regular. Mientras Alba recupera el espíritu de Soraya Arnelas cuando cantó Ayer de Gloria Estefan, Carlos baila como cuando te bajas de la elíptica e intentas disimular que se te han dormido las dos piernas a la vez. Qué bien que hayan hecho esta versión reguetonera, porque a este país lo que le hace falta son más canciones de reguetón.

Marta y Julia cantan Love On Top, una canción que no les ha salido bien en ningún momento de la última semana (en su defensa, no le sale bien ni a la propia Beyoncé) y que parece la función de fin de curso del colegio de Élite. Ellas son dos de las mejores concursantes de la edición, pero esta es una canción inabarcable y, lo que resulta más puñetero, parece fácil desde fuera. Tras un plano del jurado deliberando con la misma naturalidad que un belén viviente, la Pelopony le entrega el sobre a Roberto Leal con más actitud que nadie en ese plató. Ella también ha recibido clases de los Javis por lo visto. La eliminada es Noelia con un 49.8% de los votos a favor, un resultado que ella recibe con más deportividad que la semana pasada. Y quizá mañana empiece a caer en la cuenta que ese pequeño, comprensible y humano arrebato de soberbia cuando la nominaron le ha costado ese 0.2% de los votos. Marilia, por su parte, se queda con la cara de Aitana cuando Lo malo fue descartada para Eurovisión: alivio aterrorizado.

En Hotel Glam, por cierto, Yola Berrocal y Malena Gracia obtuvieron exactamente el mismo porcentaje (49.8 - 50.2) y Jesús Vázquez, al considerarlo un empate técnico, decretó que ambas siguieran en el concurso. Pero este no es el OT de Jesús Vázquez y, desde luego, no está la noche para andarse con jueguecitos en los resultados. Noelia, que en la gala 0 parecía destinada a Eurovisión, se ha quedado en la mitad del concurso sin hacer una actuación mala y a dos décimas del triunfo. Al Gore. Ania Iglesias. Noelia Franco.

Leal publica, por primera vez, el porcentaje de los votos al favorito. Famous tiene un 30% y Natalia y Sabela un 14% cada una. El objetivo es explicar por qué el jurado sabía que Famous iba a ser favorito: él acumulaba casi un tercio de los votos de los 9 concursantes. Ana Torroja le dice a Marilia, básicamente, que lo ha hecho tan bien que la nominan ahogándose en sus propias palabras como Miguel luchando a muerte con el mar cuando podía haber citado a Risto Mejide y su infame valoración de Lorena Gómez ("eres como un consolador, perfecta en la ejecución, fría en el sentimiento").

Marilia acabará nominada con Carlos Right (los profesores salvan a Julia, los compañeros a Miki). Torroja valorando es como un pingüino en Cartagena: nadie sabe qué está haciendo, pero ella menos todavía. Y por alguna razón es la que más valoraciones hace. Ella, que sobrevivió a grabar seis discos con los hermanos Cano sin que se dirigieran la palabra, es incapaz de sentirse cómoda explicándole a Carlos que ha cantado mal. Ya podía aprender de Brisa Fenoy.

Brisa ha venido a hablar de armonías y de Dua Lipa. Ella tiene el atuendo de una alumna del campamento La brújula y la actitud de alguien a quien OT trató de cambiarle la letra de Lo malo y ahora ha vuelto para dinamitar el programa desde dentro. Porque Brisa solo sale de casa para que arda Twitter. Una red social, por cierto, que habría implosionado de haber existido hace 16 años, cuando Enrique Anaut sufrió un desmayo y, como consecuencia, la organización decidió no eliminar a ninguna de las dos nominadas (Ainhoa y Mai Meneses) en la gala 2 alargando su nominación una semana más.

Los foros de Portalmix se apresuraron a señalar a Anaut como un topo de la organización, Mai fue eliminada en la gala 3 y Ainhoa acabó ganando el concurso. El público, como ahora, tuvo dos opciones: ultrajarse por las teorías conspiranoicas o disfrutar de un programa de televisión que está vivo. En cualquier caso, OT sigue entreteniendo, que es de lo que se trata. Que es de lo que se ha tratado siempre.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información