Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan José Padilla sufre una aparatosa cogida en Arévalo

El toro ha arrancado parte del cuero cabelludo del diestro. A pesar de las escalofriantes imágenes que se han visto el maestro no reviste gravedad

juan jose padilla
Juan José Padilla, el lunes en la Feria de San Pedro y San Pablo de Burgos. EFE

El diestro jerezano Juan José Padilla, de 45 años, ha sufrido una aparatosa y escalofriante cogida por el cuarto toro de la corrida que se ha celebrado este sábado en la localidad abulense de Arévalo, el cual le ha arrancado parte del cuero cabelludo.

Se ha producido una imagen escalofriante; ver al diestro con un colgajo de piel y pelo totalmente desprendido de la parte derecha de la cabeza mientras era conducido a toda prisa a la enfermería de la plaza, donde ha sido atendido. Según las primeras informaciones que han trascendido a pie de quirófano, todo apuntaba a que la herida, pese a lo impactante, no reviste gravedad, que es superficial y que solamente requeriría de varios puntos de sutura.

El percance sobrevino en el tercio de banderillas. Padilla perdió pie y el animal hizo por él, propinándole una severa paliza. Una vez zafado de los pitones fue llevado a la enfermería visiblemente conmocionado.

Posteriormente ha sido trasladado a un hospital de Ávila para ser sometido a un TAC que descarte daños mayores en la cabeza, ha confirmado el hermano del diestro, el banderillero Óscar Padilla, quien ha querido comunicar un mensaje tranquilizador: "He hablado con mi cuñada y parece ser que las imágenes son más aparatosas de que realmente él. En principio es algo superficial. Pero así y todo le llevan al hospital para quedarnos más tranquilos, pero ya digo que en principio lo que sé es que mi hermano está bien, ha estado consciente en todo momento y ha sido él mismo el que se ha puesto en contacto con su mujer".

Debido a este contratiempo el festejo ha quedado en un mano a mano entre Morante de la Puebla y Miguel Ángel Perera. Morante podía haber salido a hombros por las dos orejas obtenidas, pero lo hizo a pie por respeto al compañero herido.

Más información