Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sale a la luz el original del ‘Nothing Compares 2 U’ grabado por Prince

Fue una de las canciones con mayor repercusión e impacto cultural de toda su trayectoria

Prince, en una imagen de archivo.
Prince, en una imagen de archivo.

En la víspera del segundo aniversario de la muerte de Prince, su producción todavía continúa siendo descubierta. Michael Howe, experto en el músico de Minnesota y archivista de su legado, se encontraba hace unas semanas haciendo inventario de la época de 1984 cuando halló un pequeño carrete. Ese descubrimiento terminó siendo la grabación original de Prince del Nothing Compares 2 U, uno de los temas de mayor repercusión e impacto cultural de toda su trayectoria.

Durante el verano de aquel año, Prince acababa de lanzar Purple Rain y se encontraba, en palabras de su ingeniera de sonido Susan Rogers, en “una espiral creativa, componiendo una canción al día”. Además, compaginaba la creación con su actividad como productor, y trataba de lanzar a la banda The Family con su sello Paisley Park Records.

Rogers explica: “La canción le salió como un estornudo, escribió la letra en menos de una hora”. Una vez terminada, sin embargo, decidió entregársela al grupo que promocionaba. Así fue como Paul St. Paul Peterson, líder de The Family, recibió en su domicilio esa misma cinta que ahora acaba de ser descubierta. La canción apenas tuvo éxito entonces, pero se disparó al llegar, en 1990, la versión de la cantante irlandesa Sinéad O’Connor.

El éxito rotundo de dicha versión, acompañado del icónico videoclip del rostro lacrimoso de O’Connor, catapultó a Nothing Compares 2 U hasta convertirla en una de las más reconocidas baladas románticas de la música pop. Peterson afirmaría, años más tarde, que tras escucharla por primera vez sintió que aquel éxito debería haber sido suyo, pero que posteriormente terminó por gustarle.

Sin embargo, Prince siempre se mostró reticente a aceptarla. Peterson lo felicitó entonces por todo el dinero que estaba ganando en concepto de derechos de autor, a lo que él contestó: “¿dinero? ¡Esto no tiene nada que ver con el dinero!”. Le dijo, de hecho, que no le gustaba. Prince no se sentía cómodo cuando otros artistas versionaban sus canciones, excepto que él mismo lo solicitase.

Ahora, 34 años después de su composición, sale a la luz la primera de todas sus grabaciones, en la que el músico estadounidense hace las veces de arreglista, productor e intérprete. La canción se lanza en formato de sencillo digital, anticipándose un día al segundo aniversario de su muerte, y viene acompañada de un vídeo con imágenes también inéditas de sus ensayos, grabados en aquel verano de 1984.