Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Coordinado por JUAN CARLOS GALINDO

Minier, nuevo rey del ‘thriller’ en Francia: “No estoy aquí para aburrir”

Entrevista con el autor francés, que acaba de publicar en España ‘Noche’

El escritor Bernard Minnier en Madrid en 2015.
El escritor Bernard Minnier en Madrid en 2015.

La historia de Bernard Minier es una historia de éxito. Escritor de siempre, la fama literaria le llegó algo tardía pero a lo grande. De funcionario de aduanas al rey del thriller en Francia hay más pasos de los que parece, pero Minier se los ha ido saltando. La publicación de Noche (Salamandra, traducción de María Dolors Gallart ), cuarta historia de la serie del policía Martin Servaz, le ha aupado al número uno de ventas en Francia. “Me gusta este juego con el lector, más sutil de lo que parece, y eso me permite abordar cosas más serias. No estoy aquí para aburrir. Hay muchas maneras de enganchar a tu lector y esta es la que escogí. Y sí, el thriller es tan exitoso hoy en Francia que se coloca en esta categoría casi todo y cualquier cosa”, declara sin esconder su orgullo.

Para lo que no lo conozcan, Servaz es un personaje especial en el amplio y bulímico panorama de los detectives del género. Culto, malhumorado, amante de Mahler por encima de todas las cosas, resuelve algunas conversaciones con una cita en latín. Su vida no sería la misma, en todos los sentidos, sino se enfrentara a diario al mal encarnado una vez más en la figura del brillante Julian Hirtmann. Pero en esta ocasión nos encontramos a Servaz medio resucitado tras un episodio violento, algo místico, todavía más cabezota y desorientado, entrañable y un poco como cada uno de nosotros.

Aquí pueden leer las primeras 25 páginas de Noche

A la propuesta de EL PAÍS para hablar por WhatsApp, Minier responde en tono de humor con la primera referencia a su personaje: ”Vaya... al contrario de Servaz que sigue stucked en el siglo anterior parece que la tecnología permite siempre nuevas formas de persecución de los autores misántropos como yo. Lo vamos a intentar pues…” Durante la conversación en falso directo a lo largo de tres días hay tiempo para alguna broma más sobre su nivel de español, excelente, aprendido durante su juventud nómada, antes de lanzarnos a las preguntas. La mayor parte ellas fueron respondidas al final del día, después de horas inmerso en la edición de su próxima novela, que sale el 5 de abril en Francia .

Lo que me interesaba era construir algo que tuviera una parte demoníaca y otra no tan diferente de cada uno de nosotros

PREGUNTA : Asegura que este libro tuvo que ser rescatado de las sombras junto con su autor. ¿Fue muy duro el proceso de escritura de Noche?

RESPUESTA: Esta frase que cita se refiere a un contexto más amplio que la simple escritura del libro. Si nos limitamos a esta, sí: la escritura de Noche fue más complicada porque se llevó a cabo en dos fases entre las cuales transcurrieron varios meses sin escribir una línea. Digamos que la vida irrumpió en mi rutina de autor y que, a veces, la vida, por maravillosa que sea, puede ser un problema para la escritura. En consecuencias, hubo un momento en que el libro no avanzaba y donde, afortunadamente, llegó una ayuda externa para dar el impulso que necesitaba y llevarme de vuelta a mi mesa de trabajo. 

P: Servaz, aparece en esta novela errático, confundido, algo místico, pero tan genial como siempre. Al final todo queda muy abierto. ¿En qué punto de su relación con el personaje se encuentra? ¿Ha pensado alguna vez en su final?

R: Más de una vez, ¡ay! Cada vez que llego al final de una novela me planteo: ¡Qué me haría un Servaz muerto! Este personaje ha tomado tanto espacio en mi vida de autor. En Francia no hay un festival, una firma donde los lectores no me hablen de él, no me pregunten sobre él. ¿Qué mejor recompensa que ver a su creación de papel cobrar vida en la mente de tanta gente? Y Servaz es un personaje que me permite expresar muchas cosas: es un poco como un actor capaz de varios registros. ¿Por qué? Porque pasé mucho tiempo tratando de darle una vida concreta. Los autores, al menos aquellos que se toman la molestia de sudar un poco, son ladrones de vida.

P: Los hijos nos vuelven vulnerables, dice el título de un capítulo. ¿Es así? ¿No es , en definitiva, el amor el que nos hace vulnerables?

R: El amor de los padres por sus hijos es una de las diferentes formas de amor porque en este caso amamos a una persona que no puede defenderse por sí misma. Me atrevo a pensar que la mujer que yo amo es capaz, creo que incluso es más fuerte que yo, como Kirsten (la policía noruega que ayuda al protagonista) es más fuerte que Servaz. Es cierto que desde mi segunda novela el amor es el talón de Aquiles de mi personaje. Servaz está mucho más cómodo en su papel de policía que en una relación amorosa. Pero a diferencia de lo que decía Flauvert sobre Madame Bovary, yo no soy Martin Servaz.

P: Hirtmann le debe mucho a Hanibal Lecter, como ha reconocido, pero con el que ha conseguido ir más allá. ¿Cómo cree que ha evolucionado el personaje? ¿Define en algo a Servaz como Moriarty a Holmes?

R: Creo que con Hirtmann ha pasado lo mismo que con Servaz. He creado dos personajes a los que nunca imaginé que llevaría tan lejos. Realmente se me han escapado, en el sentido de que han adoptado una existencia autónoma, independiente de su autor y tengo la impresión de que hoy en día ya no puedo hacer con ellos lo que quiera. Tengo una especie de contrato moral con mis lectores, un contrato no escrito, según el cual yo solo soy, según parece, el depositario de todo eso, como si no los hubiera creado y fuera un periodista que cuenta sus hazañas. Hirtmann no es Moriarty, ni Lecter, ni un súper villano. Lo que me interesaba no era hacer un puro genio del mal sino más bien al contrario, construir algo que tuviera una parte demoníaca y otra no tan diferente de cada uno de nosotros. Es más interesante barajar todas las cartas. ¿O acaso la vida misma no te mezcla todas las cartas continuamente?

COMPRA ONLINE 'NOCHE'

Autor: Bernard Minier.

Editorial: Salamandra (2018).

Formato: versión kindle y tapa blanda (480 páginas)

POR 19€ EN AMAZON