Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roberto Leal, el otro ganador de ‘Operación Triunfo’

"Mi naturalidad es el camino que he buscado", dice el presentador, la gran apuesta de TVE como cara reconocible de la cadena

Operación Triunfo
Roberto Leal durante la Gala Final de'Operacion Triunfo' @GTRESONLINE

Amaia Romero ganó el lunes pasado la última edición de Operación Triunfo. Una victoria que ha supuesto también un empujón a Televisión Española, deseosa de recuperar al público joven. Pero el concurso ha dejado otro triunfo, el de su presentador, Roberto Leal (Alcalá de Guadaira, 1979). Y no es casualidad. TVE lleva tiempo preparando el camino de este periodista, una de las caras más reconocibles de España Directo y presencia habitual también desde 2014 en la cobertura navideña de la cadena. Leal ha pasado por la Lotería de Navidad, Telepasión y la Cabalgata de Reyes desde entonces. Y antes de llegar a OT, tuvo también una pequeña prueba como presentador el pasado verano en Hotel romántico.

Leal, que también ha copresentado Espejo público (2011-2014) en Antena 3, había dicho más de una vez que quería ponerse al frente un programa de entretenimiento y hacer así algo diferente de su papel de reportero en España Directo. "Entretenimiento, en prime time, y en TVE no podía ser otra cosa que OT", cuenta en conversación telefónica con EL PAÍS. Desde aquella primera gala en directo del 23 de octubre pasado, criticada por el mal sonido y los nervios de concursantes, profesores y presentador, la figura de Leal, como el programa, fue en ascenso. "Hemos ido todos de menos a más. En aquella gala cero todo eran muchas incógnitas y al final lo que hicimos fue aprobar, un aprobado raso", admite el presentador.

"Al final, cuando ya vas conociendo a la gente, entre los chicos y nosotros surgió esa química tan chula. Los he visto crecer y sobre todo disfrutar". En la siguiente gala, Leal se soltó, bailó con los invitados, David Bustamante y Becky G., y encontró el camino correcto: "Me dijeron mis amigos y mi familia: 'Roberto, en la gala cero has estado bien, lo has sacado palante, pero disfrútalo y tienes que ser tal cual tú eres'. Es muy difícil conseguir esto en la tele, pero es un poco el camino que he ido buscando". Leal soltó los nervios y sacó la frescura que le hizo popular en España Directo. Su conexión a nivel emocional con los jóvenes concursantes de Operación Triunfo ha sido otra de las claves del programa: "Cuando me ofrecieron hacer OT tenía claro que me iba a implicar muchísimo. Primero, porque me encanta el formato, he visto casi todas las ediciones. Y cuando estaba allí yo me sentía más un espectador o un casi participante que un presentador. Y eso al final es lo que ha traspasado, porque me emocionaba con ellos, me reía con ellos y me han ayudado mucho, que al final las galas son largas y hay que mantener el ritmo".

Roberto Leal se lleva a los concursantes de OT a correr.

Y las emociones tienen también mucho que ver con la naturalidad con la que el programa y sus concursantes han tratado temas como la diversidad sexual o la igualdad, otra de las claves este año. "TVE, desde el momento que asume que OT va a volver y que lo hace de la mano de la productora Gestmusic, tenía claro que cuando haces un canal 24 horas, expuesto a un público joven, tienes que ir con la verdad por delante", explica Leal.  "Aquí en ningún momento se ha puesto un pero, en ningún momento se ha capado nada y se ha normalizado todo y gracias a dios que en el siglo XXI se normalice la diversidad de género, la igualdad entre ambos sexos, que se hable del sida o de la importancia de donar sangre. Este trabajo se ha hecho bien, se ha demostrado que estos chavales están superpreparados, que no son ninis, y que no vienen aquí con el antojito de querer ser cantantes".

Ahora, con el programa terminado, Leal admite que aunque ha conectado con todos los concursantes, su favorito ha sido Roi: "Pero no porque yo hubiera querido que este chaval hubiese ganado, pero es verdad que me ha ayudado mucho este chaval, y el otro día se lo decía también fuera de concurso. Mucha gente se sorprendía de cómo un presentador había reconocido a un concursante la ayuda durante una gala. Cuando tú necesitas un apoyo, necesitas a alguien que te siga un poco la corriente, que te siga la broma o que te levante el programa, yo recurría a él. Y él ha entrado a todas. Es verdad que era alguien también imprevisible y al final he encontrado un poco mi personalidad en el concursante, alguien que se toma la vida con sentido del humor y que viene aquí a pasárselo bien".

Sobre esas galas largas, que terminan de madrugada, Leal se suma a la opinión de que en España el horario de máxima audiencia empieza muy tarde y acaba aún peor. "El prime time, y no hablo de TVE solo, en nuestra tele tiene que empezar antes. Los programas al final son largos porque el desarrollo del programa es largo, pero se hace mucho más largo si estamos empezando a las 22.30 o 22.40. El prime time necesita una revisión y es cierto que debemos todos pensar un poco más allá del propio formato y pensar en la gente que está en casa, que al final son a los que más debemos", comenta el periodista. La gala final de OT terminó a las dos de la madrugada. "Aparte de presentador soy espectador, yo también veo programas, de mi cadena y de otras, y cuando un programa pasa de las doce y media de la noche, ya digo, no puedo ver esto", remata Leal.

Y mientras en los próximos meses TVE prepara su participación en Eurovisión y convoca el casting para la siguiente entrega de OT, Roberto Leal sigue con el reporterismo en España Directo: "Y a disfrutar en frío de lo vivido, porque muchas veces cuando estás en esta rueda no te das cuenta de lo que te está pasando, tú sigues, tiras, pero es ahora cuando piensas, qué chulo todo lo que nos ha pasado y qué magia la que ha habido esta edición, que nadie se la esperaba".

Lo mejor de OT

Roberto Leal tiene tres recuerdos imborrables de la primera edición de Operación Triunfo de 2001: "La gala cero, que todos parecían unos niños y gente muy inocente. Y recuerdo el contraste de la imagen de cuando salieron a firmar discos aquella vez y ver a David Bisbal en una grúa montado, la cara de sorpresa de ver a 10.000 personas que fueron a verlos y por supuesto la final cuando ganó Rosa". El próximo martes le tocará presentar una gala más en La 1, la de los mejores momentos de la edición de 2017, en la que todos los concursantes volverán a cantar las canciones con las que destacaron a lo largo del programa. Amaia volverá a hacer su versión del Shake it Out de Florence + The Machine y sonará la canción que representará a España en Eurovisión, Tu canción.

Más información