Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mejores momentos de una gala inolvidable de OT

De la espartana Aitana, al miedo de Amaia y la sorpresa de Miriam, en un duelo lleno de emoción y buena música. Fue la primera final solo con mujeres

Operacion Triunfo Ver fotogalería
David Bisbal, con los concursantes de 'Operación triunfo' 2017.

Los cinco finalistas de Operación Triunfo protagonizaron un final de curso de la Academia lleno de mucha emoción y buena música, la que ofrecieron los aspirantes y la que aportaron los invitados. Artistas de siempre como Raphael, del momento como Pablo Alborán, y un fiel exponente de lo que este programa puede significar para un cantante, David Bisbal. Por un problema de sonido en el plató, su actuación no fue posible, aunque apareció en el final de la gala para interpretar a capella Mi princesa.

No me llames icono. Raphael abrió la gala final con su Mi gran noche. Roberto Leal, el presentador, se refirió a él como icono y no le gustó nada el calificativo. Perece que lleva mal esa condición. Luego el gran cantante se dirigió a los finalistas y les recomendó: "Sed vosotros mismos y luego ya escuchad los consejitos". La escena la siguió muy de cerca su hijo Manuel Martos, directivo de la compañía Universal y responsable futuro de muchas de las carreras musicales de los concursantes, y, por tanto, uno de los que dará "consejitos".

Rosa López como jurado. La primera ganadora de OT fue de nuevo jurado de la gala como ya ocurrió en la primera. Mónica Naranjo, a su lado, aseguró que se va con "un buen sabor de boca"  pero "ya era hora de que esto se acabara" y confesó haber hecho un máster tras su paso por el programa.

Noemí Galera y los profesores. Se despidieron con mucha emoción. Los Javis confesaron: "No sabíamos ser profesores, con ellos hemos aprendido". "Es la edición en la que más me he implicado emocionalmente" aseguró Manu Guix. Y Galera, la directora, concluyó: "Ha sido la mejor experiencia profesional de mi vida".

Alfred y su trombón. Abrió la gala con Don´t Stop the Music, un tema de Jamie Cullum, uno de sus cantantes favoritos, y con su trombón. Al finalizar se abrazó con su profesora de baile, que le acompañó en su actuación, y ha logrado que tras su paso por la academia fuera capaz de moverse en un escenario. El jurado concluyó: "En tiempos de reggaeton tu tocas el trombón", una frase que Joe Pérez-Orive ya le había dedicado en una valoración anterior. Se llevó el 8% de los votos y el cuarto puesto.

Un tango para Ana Guerra.  Durante su paso por el concurso tocó casi todos los estilos pero para acabar escogió un tango de Carlos Gardel Volver. Una apuesta arriesgada que supuso el 7% de los votos y el quinto puesto.

Aitana, la espartana. Los Javis confesaron su debilidad por ella. "En el concurso se ha hecho mayor como mujer y como cantante", dijeron. Noemí Galera añadió. "Es a quien más veo con una carrera internacional de todos los concursantes. Y para defender su candidatura apostó por Chandelier, una canción de Sia, de quien se declara fan. Rosa López la valoró. "A mí me bautizaron como Rosa de España, pues tú para mi eres Aitana la espartana".

Amaia para hacer historia. La gran favorita se mostró más intimista que nunca al piano. Mostró que con solo su voz y con una sobria puesta en escena es capaz de conquistar al público, entre él a Pablo Alborán. La navarra ha hecho historia en OT. El jurado llegó a compararla con Paul McCartney  tras su interpretación de Miedo de M Clan.

Miriam ni se imaginó llegar a la final. Poco a poco se fue colando entre las favoritas y llegó donde ni ella misma creyó poder llegar. Lo admitió entre lágrimas en la final. Escogió un tema de Malú, Invisible. "Así me he querido sentir a veces".

Pablo Alborán fan del programa. Nunca como en esta edición, tantos artistas consagrados se han declarado seguidores de OT. Alborán confesó haber seguido el programa día a día y haber hecho una excepción en su retiro, en el que prepara su próxima gira, para no perderse la oportunidad de estar en la final. Aitana se mostró emocionada cuando descubrió que sabía su nombre.

Miriam, Aitana y Amaia, dos favoritas y una tapada. Miriam se coló en la última fase de la gala como ya había aventurado el jurado: "Ojalá logres la recompensa a tu evolución". Ella fue la tapada de una final que por primera vez en la historia del programa protagonizaron solo mujeres. Miriam fue la tercera con el 12% de los votos. Al final la ganadora fue como todo el mundo esperaba Amaia aunque como dijo Rosa López "este es solo el primer paso".

Problemas de sonido en el plató. Un fallo técnico con una mesa de sonido, como explicó Roberto Leal, hizo que los asistentes a la gala no escucharan el tramo final del programa. En casa, además de ser testigos del desconcierto en plató, este fallo técnico repercutió en que David Bisbal no pudo actuar con música, como estaba previsto, sino que los espectadores se tuvieron que conformar con un fragmento de Mi princesa cantado a capella.

Más información