Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esta luz no se apagará

El inventario de pasiones mercenarias convive con el retablo de una época de transición política y vital en la segunda entrega de las memorias de Luis Antonio de Villena

Esta luz no se apagará

El segundo tomo de las memorias de Luis Antonio de Villena arranca en 1974, “el año en que empieza de facto mi vida real gay”, y culmina en el bienio 1995-1996, aunque el grueso del volumen se ocupa del periodo comprendido entre finales de los setenta y comienzos de los ochenta. A pesar de que el discurso no sigue un itinerario estrictamente cronológico —abundan los flashbacks y las prolepsis—, ese intervalo nos permite asistir a la crónica de un tiempo en el que Madrid era una fiesta y a la novela de formación de una subjetividad que despierta a los ritos sensuales de la juventud.

En este sentido, el inventario de pasiones mercenarias, promiscuidades platónicas y amores pasajeros convive con el retablo de una época de transición política y transición vital. Así, el catálogo de días de vino y rosas no oculta una mirada, entre elegiaca y escéptica, a una geografía física y una fauna humana donde coexisten las amistades “a lo largo” (Juan Gil-Albert, Vicente Aleixandre, Rosa Chacel, Francisco Brines), las afinidades electivas (Eduardo Mendicutti, Terenci Moix, Vicente Molina Foix, los poetas de la estela de Cántico), los espectros de la movida (la tribu de los Panero, el malogrado Eduardo Haro Ibars) y una troupe de ilustres secundarios.

Sin embargo, no estamos ante un despliegue exhibicionista de “almuerzos con gente importante”, sino ante una libre inmersión en el pasado que elude el rigor mortis de los dietarios “de autor” para fijar su atención en un universo afectivo ajeno a las veleidades del mundillo literario. Por eso no es extraño que también hallemos pasajes que escapan a la arquitectura retrospectiva de las memorias para aproximarse al libro de viajes o a la reflexión metapoética. Ejemplo de esto último es la indagación en el “helenismo contemporáneo” que impregnaría los versos de El viaje a Bizancio e Hymnica. Más allá de dar cuenta de ‘La vida escandalosa de Luis Antonio de Villena’, tomando prestado el rótulo de uno de los poemas de Hymnica, el valor de estos Dorados días de sol y noche reside en documentar un momento histórico cuyas luces y sombras aún se siguen proyectando en la pantalla del presente.

COMPRA ONLINE 'DORADOS DÍAS DE SOL Y NOCHE'

Autor: Luis Antonio De Villena.

Editorial: Pre-textos (2017).

Formato: tapa blanda (486 páginas)

POR 30,40€ EN CASA DEL LIBRO