Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Series interactivas para conquistar a los jóvenes

Tras su paso por las plataformas ‘online’, La 1 emite una versión íntegra de la ficción transmedia ‘Si fueras tú’

María Pedraza en 'Si fueras tú'.
María Pedraza en 'Si fueras tú'.

Televisión Española ha dado el salto a los formatos digitales interactivos, contenidos con los que la cadena estatal aspira a conquistar a los jóvenes, un público que se muestra especialmente esquivo. Esta tendencia ha comenzado a cambiar gracias a Si fueras tú, un trhiller de corte adolescente que se ha ido moldeando en función de las decisiones de los usuarios online. Durante casi dos meses, ellos han marcado el ritmo de la esta producción transmedia de TVE en la plataforma Playz.

Desde su estreno, el 11 de septiembre, el site de Si fueras tú ha recibido más de un millón de visitantes únicos, de los cuales el 69% entraron por primera vez a RTVE.es, según datos de la corporación. Los vídeos relacionados con la serie acumulan 6,4 millones de reproducciones en las plataformas de RTVE, YouTube, Facebook e Instagram. En este último foro se ha concentrado el mayor volumen de seguidores en redes sociales (75.700), por delante de Facebook (18.386) y Twitter (2.786).

Producida por Atomis Media, Si fueras tú ha estado inmersa en un frenético proceso de rodaje. El guion pendía cada semana de un hilo. La trama debía atenerse a las preferencias del público. “Estábamos ante una serie cuya originalidad es la interactividad. Es el resultado de las decisiones que ha ido tomando la audiencia. Para los guionistas ha sido un reto. Se han visto obligados a trabajar contra reloj”, dice Isabel Raventós, productora ejecutiva de la serie junto a Sergi Schaaff. La misma incertidumbre han experimentado los actores, que hasta la víspera del rodaje ignoraban los derroteros por los que avanzaban sus personajes.

Al término de cada capítulo la protagonista (Alba, a quien daba vida María Pedraza) debía elegir entre dos opciones sometidas a votación entre el público. Con el fallo ganador se armaba la trama del siguiente capítulo. Y así hasta el episodio final. “Los seguidores han participado activamente sobre temas como la bulimia, el bullyng o la drogadicción. Siempre se ha respetado la decisión de la audiencia”, explica la productora ejecutiva. A partir de ahí el equipo de guionistas, compuesto por Javier Olivares, Anäis Schaaff y Javier Pascual, “han ido construyendo una narrativa como si fuera un árbol”. Los ocho capítulos (de 10 minutos cada uno, a excepción del primero, de 20) emitidos en la web se han refundido en un telefilme que La 1 emite este viernes (23.40). La versión íntegra y editada para su venta internacional incluye secuencias inéditas.

Este proyecto se planteó como una exploración de las nuevas tendencias que están investigando operadores de todo el mundo. La idea original la desarrolló la televisión pública de Nueva Zelanda. “Buscaban atraer a ese público que no veía la televisión convencional y apostaron por un proyecto innovador e interactivo. Funcionó muy bien y exportaron el modelo a Australia”, recuerda Raventós.

En TVE el resultado de este primer experimento ha sido espectacular. El público enganchado a Si fueras tú es mayoritariamente joven. Más del 60% de los seguidores en redes sociales son menores de 25 años, según RTVE. Además, 8.900 personas se inscribieron en el teléfono de WhatsApp de la protagonista y casi 600 personas participaron para acudir como actores al rodaje de uno de los capítulos. La audiencia pide continuidad, pero el futuro de Si fueras tú aún no está escrito.

El público manda

La lenta pero sostenida pérdida de audiencia que están registrado las emisiones televisivas tradicionales está generando gran inquietud entre los operadores. “Los jóvenes ya no ven la televisión lineal. Se van a las plataformas digitales, que les permiten acceder a los contenidos que quieren cuando quieren. Además, les interesa participar en la evolución de las tramas”, comenta Isabel Raventós.

Cadenas veteranas y nuevas plataformas como Netflix y HBO están experimentado proyectos interactivos. Steven Soderbergh ha invertido tres años en el desarrollo de Mosaic, una serie protagonizada por Sharon Stone en la que el público podrá alterar el enfoque a su antojo.