Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La traición de ‘Traición’

El primer capítulo de la nueva serie de La 1 duró 100 minutos. 100 eternos minutos. Que, para más inri, comenzaron después de 'Hora punta'. Eso sí que es una traición

Nathalie Poza y Ana Belén, en 'Traición'.
Nathalie Poza y Ana Belén, en 'Traición'.

Dos nuevas series españolas han llegado a la parrilla televisiva esta semana, y llámenlo el destino o llámenlo los programadores de las cadenas, el caso es que compitieron entre sí el martes. Ganó el choque Telecinco con El accidente de Inma Cuesta y Quim Gutiérrez (3.243.000 espectadores). En La 1 arrancó bien, pero por detrás de su competidora, Traición (2.281.000).

Esta segunda se centra en una saga familiar donde nadie resulta de fiar. El triple anuncio del cabeza de familia —no va a vender su bufete, lo que querían la mayoría de sus hijos; le quedan pocas semanas de vida; tiene un hijo secreto— desestabiliza el frágil equilibrio que reina en esas casas en las que hay mucho dinero en juego. Empiezan a volar cuchillos, a verse miradas sospechosas, a intuirse comentarios detrás de la espalda... Y mientras tanto, Ana Belén reina lanzando frases del tipo "cuando el barco se hunde las ratas son las primeras en abandonarlo" dedicada a su hija mayor (interpretada por Nathalie Poza), diana de sus mayores desprecios. Una villana de manual para lucimiento de la actriz y de la que se puede esperar mucho en los capítulos venideros.

Sin embargo, el gran problema del estreno de Traición fue su enorme duración. Si los 70-75 minutos de los capítulos de las series españolas ya se hacen largos, en esta ocasión alguien tuvo la genial idea de alargar la cosa hasta los 100 minutos. Repito, 100 minutos. Un solo capítulo. Que, para más inri, comenzó pasadas las 22.30 porque La 1 no quiere quitar el programa de Javier Cárdenas. 100 minutos que alargaron el episodio hasta pasada la medianoche y estiraron la trama más allá de su final natural. Eso sí que es una traición.

Algunos habíamos podido ver una versión previa en el FesTVal. Entonces duraba 70 minutos, y ya se hacía algo largo en algunos tramos. Pero la obsesión de las cadenas por alargar el prime time hasta el infinito para así subir unas décimas de cuota de pantalla juega en contra del espectador de series, del público de la televisión lineal y del sentido común en general. Pero, ¿quiénes son los espectadores cuando se pueden rascar unas décimas de cuota de pantalla?

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
20lunes
21martes
22miércoles
23jueves
Vida
Starzplay
Temporada 2
24viernes
25sábado
26domingo

Más información