Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albert Boadella: “Me gusta más recibir un premio taurino que uno teatral”

El actor y dramaturgo catalán recogió el galardón nacional universitario 'Joaquín Vidal'

De izquierda a derecha, Javier López-Galiacho, Albert Boadella y Joaquín Vidal, hijo.
De izquierda a derecha, Javier López-Galiacho, Albert Boadella y Joaquín Vidal, hijo.

El actor, director teatral y dramaturgo catalán Albert Boadella ha recibido el galardón de la XIII edición del Premio Nacional Universitario en Tauromaquia ‘Joaquín Vidal’ en un acto celebrado en Colegio Mayor Universitario de San Pablo.

En su intervención, Boadella agradeció al jurado el galardón y destacó la importancia que para él supone recibir un premio de estas características: “Me gusta más recoger un premio taurino que uno teatral”. Manifestó su profunda admiración por Joaquín Vidal, crítico taurino de El País desde 1976 hasta 2002, el año de su muerte, y añadió: “Me hubiera gustado tenerlo como crítico teatral”.

Este premio lo concede el Círculo Taurino Universitario Luis Mazzantini, presidido por el profesor Javier López-Galiacho, quien calificó de “destaurinizada” la sociedad del siglo XXI, y apeló a “crear un discurso y una didáctica capaces de revertir esta situación”. Asimismo, López-Galiacho dedicó unas palabras de agradecimiento a los difuntos Vitorino Martín y Dámaso González, referentes en el ámbito taurino.

El acto contó con las intervenciones del director del Colegio Mayor Universitario de San Pablo, Antonio Rendón; el torero Luis Francisco Esplá; el periodista Joaquín Vidal, hijo, y el secretario general del Consejo de Gobierno de la Comunidad Madrid, Manuel Quintanar. Asimismo, asistieron, entre otros, representantes de diversos ámbitos como el actor Manuel Galiana, el empresario taurino Pablo Lozano, y el director territorial de la ONCE en la Comunidad de Madrid, Luis Natalio Royo.

El Círculo, que cumple este año el 25 aniversario de su fundación como entidad de difusión en la Universidad española de la tauromaquia y su impacto cultural, ha querido distinguir en la persona de Albert Boadella, "tanto su inquebrantable apoyo a la tauromaquia como escuela y forja de valores sociales, como la defensa que siempre ha hecho en su Cataluña natal de la libertad para programar y asistir a unos espectáculos taurinos que fueron prohibidos en 2011 por una decisión del Parlamento catalán, pero que finalmente el Tribunal Constitucional declaró contraria a la Constitución española", según una nota de la entidad.

La trayectoria profesional y personal de Boadella, en palabras del jurado, “encarna el valor y la defensa de la libertad en la creación artística y en la manifestación pública de las ideas, que es precisamente el derecho de la persona que está en juego ante las agresiones continuas que está sufriendo la Fiesta de los toros desde la intransigencia y el sectarismo de colectivos animalistas o de ciertos partidos políticos que persiguen su abolición”.

Este premio nacional, considerado el más prestigioso entre los que se conceden taurinamente en la Universidad española, lleva el nombre de Joaquín Vidal como recuerdo vivo a este periodista que, a pesar de los 15 años transcurridos desde su prematura muerte, sigue siendo un referente por la extraordinaria calidad literaria y la independencia demostrada en el ejercicio de la crítica taurina desde su tribuna ‘La Lidia’ del diario El País.

Creado para premiar una trayectoria personal o profesional en la interpretación o defensa de la integridad del espectáculo taurino, el premio ‘Joaquín Vidal’ lo han recibido figuras de la tauromaquia como Rafael de Paula -último premiado en 2012-, Pepe Luis Vázquez, Curro Romero, Luis Francisco Esplá, Antoñete y César Rincón, ganaderos como Victorino Martín y Pablo Romero, presidentes de plaza como Luis Espada, periodistas como el propio Joaquín Vidal (cuando se denominaba Premio Mazzantini), políticos como el senador Juan Antonio Arévalo, y colectivos como el conjunto de la afición de Madrid.