Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dulzura salvaje de Wolf Alice

La banda británica lanza su segundo disco, 'Visions of a life'

La dulzura salvaje de Wolf Alice

A Ellie Rowsell le gusta jugar a las falsas apariencias. Susurra, parece frágil, se toma su tiempo para establecer contacto visual, pero cuando lo hace su mirada felina está llena de determinación. Es una joven de 25 años de aspecto introspectivo y, a la vez, una rockstar. “Me gusta encontrar las profundidades escondidas en las cosas”, reconoce la líder de la banda británica Wolf Alice rodeada de sus tres compañeros masculinos - Joff Oddie, Theo Ellis y Joel Amey- , que lucen menos etéreos que ella, tirados a la bartola en unos sofás del hall del hotel madrileño adonde han venido a promocionar su nuevo trabajo, Visions of a life. Un segundo disco que ha permitido a Rowsell seguir indagando en sí misma. “Una de las mejores cosas de escribir canciones es que puedes tratarlo como una autosesión de psicoterapia”.

Fue casi como “un alivio terapeútico” para la cantante y guitarrista londinense escribir el primer single, Yuk Foo (alteración de la expresión Fuck you), dos minutos de punk rabioso contra las expectativas que la gente posa en ella y las miradas y proposiciones que como mujer recibe constantemente. “Es sobre el modo en que la gente piensa que puede permitirse tratarte, mi respuesta ideal a todo lo que me frustra”, afirma Rowsell sobre una letra que dice “quiero follarme a toda la gente que conozco, a mis amigos y a todo el mundo en la calle”. “Es una exageración, tiene la intención de provocar un shock, porque es algo que la gente no espera oír de una chica joven. ¿Por qué no? ¿Es algo tan malo?”, se pregunta la líder de Wolf Alice, cuya gira mundial parará en Madrid y Barcelona los días 4 y 5 de enero de 2018, respectivamente.

En un registro muy diferente suena, por ejemplo, Sky Musings, donde la voz de Rowsell susurra -más que canta- una reflexión existencial que experimentó a 10.000 metros de altura durante uno de los vuelos de la gira de dos años que siguió al primer disco, My love is cool (2015). “A menudo me encuentro en un estado muy emocional en los aviones. La vida siempre está cambiando, y allí siento que tengo tanto tiempo para mí misma que brotan estos pensamientos profundos, especialmente si he bebido una o dos copas o han puesto alguna película emotiva”.

Doce canciones, doce “visiones de otra vida”: la ambigüedad sonora y estética es seña identitaria de una banda formada en 2010 que pasó de subir canciones a Soundcloud a alcanzar con su debut, hace dos años, la segunda posición de las listas de éxitos de Reino Unido. Se les ha comparado con el sonido desgarbado de las bandas shoegaze y grunge de los 80 y 90, pero ellos pasan tranquilamente del punk al pop, del peinado mullet a la peluca rubia estilo Marilyn Monroe que Rowsell luce en el videoclip de Beatifully unconventional, el último single. “Probablemente somos una banda de rock que ama todos los tipos de música”, afirma el bajista Ellis, uniéndose a la conversación.

Lo salvaje y lo dulce forman un juego de sombras que, en realidad, emana del propio nombre del grupo, que Rowsell tomó de uno de los cuentos de lobos en los que la escritora Angela Carter exploró versiones oscuras y posmodernas de Caperucita Roja. De una niña que, en realidad, es el lobo. “Me gusta el concepto de que algo que se supone que es tan inocente y agradable puede, en realidad, ser horrible”, sentencia, otra vez en un susurro, Rowsell.

Apoyo a Corbyn y los refugiados

La líder de Wolf Alice ha cobrado un halo de icono cultural y político en su país por su apoyo explícito al laborista Jeremy Corbyn en las últimas elecciones. “El Gobierno gobierna el país con políticas egoístas que solo benefician a los ricos, y quiero decir a los muy ricos. La gente está desinformada, culpando a los inmigrantes por problemas que son responsabilidad del Gobierno”, asegura. El Brexit fue, en su opinión, “una solución equivocada a esos problemas”. La banda, además, lanzó a finales de 2016 la iniciativa Bands 4 Refugees, una serie de conciertos junto a grupos británicos para recaudar dinero para los refugiados. “Queríamos mostrar que apoyamos la solidaridad con los refugiados, y no estamos de acuerdo con la representación en los medios de la situación”.

COMPRA ONLINE 'VISIONS OF A LIFE'

Artista: Wolf Alice. 

Sello: Caroline.

Formato: MP3, CD y vinilo.

Desde 9,99€ en Amazon