Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llámalo Dios

Historia, filosofía y geoestrategia se cruzan en el brillante análisis de Roberto Blatt sobre las religiones monoteístas

Un rebelde sirio observa los daños de la guerra en un barrio de Daraa, al sur del país. Ampliar foto
Un rebelde sirio observa los daños de la guerra en un barrio de Daraa, al sur del país. afp/ getty

Medio en broma y de pasada (o quizás no), el filósofo Eugenio Trías afirma en Pensar la religión (Galaxia Gutenberg, 2015) que si los vascos fueran hugonotes y los catalanes chiíes, hace siglos que serían independientes. No hace falta ser lingüista para entenderlo. Las religiones, como los idiomas, son necesariamente rivales y han mostrado con frecuencia su lado más peligroso. Pero no conviene exagerar, al menos sin entrar muy al fondo de la cuestión. Lo hace de manera enciclopédica Roberto Blatt en Biblia, Corán, Tanaj. Tres lecturas sobre un mismo Dios.

El propio Blatt reconoce que la ambición del libro, cuando lo proyectó, sonaba a desmedida. Trataba de señalar cómo los caminos de las tres religiones monoteístas (judíos, cristianos y musulmanes) se fueron entrecruzando, coincidiendo y chocando hasta nuestros días, y cómo sus alternativas siguen constituyendo un cierto meollo narrativo de una globalización imparable. También explica con ambiciosa erudición cómo, pese a su origen común, ha parecido muchas veces incomprensible el abismo que las separa y cómo la historia se repite muchas veces, y no precisamente como farsa (“por lo menos con poca gracia”, precisa Blatt en el único pasaje del libro en el que este uruguayo, de Montevideo, afincado en España desde hace décadas después de formarse en Israel y Alemania, se deja llevar por sus emociones).

Estas tres lecturas “sobre un mismo Dios” es obra de un filósofo e historiador, pero, en muchas ocasiones, es también una lección de geoestrategia contemporánea, por ejemplo cuando aborda los distintos modelos de gobierno en las tres religiones y, en concreto, los decepcionantes sucesos bélicos en Oriente Próximo, donde el fanatismo se vuelve a disfrazar de religioso mediante un autodenominado Estado Islámico, o la relación con la crisis (y el drama) de Crimea, donde los tártaros, que continúan siendo musulmanes, engrosan en Siria las filas yihadistas que combaten a Rusia por sostener al régimen de Bachar el Asad.

Llámalo Dios

Como dice el filósofo, para escribir hay que saber que llegamos a los temas con la historia ya empezada. Otra cosa son las interpretaciones y, sobre todo, los datos y las fuentes de las que el historiador se sirve para acompañar al lector hasta las últimas consecuencias. Blatt lo hace de forma magistral, hasta el punto de que el libro acaba por impresionar. No es una exageración. Desde luego, no es un libro que interese solo a judíos, moros o cristianos, sino, sobre todo, a quienes creen que el colapso de las ideologías en el siglo pasado y el nacimiento de nuevos fundamentalismos religiosos urgen nuevas maneras de analizar las crisis actuales.

Blatt consigue ese propósito, comparando los diversos enfoques que las tres religiones abrahámicas tienen sobre su origen común, sobre la manera de interpretar sus textos sagrados y sobre cómo ven cada una las sociedades en que han de actuar, a veces en ambientes laicos, pero también mediante formas de gobierno que imponen la religión a sus súbditos y provocan el “llanto de la criatura oprimida”, por recordar la famosa expresión marxiana.

COMPRA ONLINE 'BIBLIA, CORÁN, TANAJ. TRES LECTURAS SOBRE UN MISMO DIOS'

Autor: Roberto Blatt.

Editorial: Turner (2016).

Formato: versión e-book y tapa blanda (334 páginas).

Desde 9€ en El Corte Inglés