Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El malagueño Alfredo Tejada arrasa en el Cante de las Minas

El cantaor obtiene la Lámpara Minera, máximo galardón del festival flamenco, y otros cuatro primeros premios.

El cantaor malagueño Alfredo Tejada, en el festival del Cante de las Minas.
El cantaor malagueño Alfredo Tejada, en el festival del Cante de las Minas.

El malagueño afincado en Granada Alfredo Tejada (1979) se convirtió la pasada madrugada del sábado al domingo en el ganador absoluto de la 57 edición del Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión al obtener, no sólo el máximo trofeo del certamen, la prestigiosa 'Lámpara Minera', dotada con 15.000 euros, sino también los primeros premios por soleá, cartageneras, farruca y el primer premio de mineras.

El cantaor apenas dejó opciones para el resto de finalistas en la modalidad de cante de la noche, que tuvieron que conformarse con otros premios menores. El trofeo 'El Desplante' para el mejor baile, dotado con 9.000 euros, fue a parar al sevillano Fernando Jiménez Fernandez; el trofeo 'El Filón' para instrumentistas flamencos, dotado con 6.000 euros, fue para el flautista cordobés Sergio Ruiz Lopera, "Sergio Lope", y el de guitarra, trofeo 'Bordón minero', dotado con 6.000 euros, lo obtuvo el guitarrista alicantino Alejandro Hurtado García.

En total doce artistas (entre los que en esta ocasión no abundaban los muy jóvenes, como sí había ocurrido en otras ediciones) han competido en esta final después de una criba tras las semifinales de estos días y, antes, tras la preselección realizada durante los últimos meses en distintos lugares de España. Más de cien concursantes han participado en total.

Concluye una nueva edición del más popular de los concursos flamencos, caracterizada por la notable asistencia de público (para esta final, por ejemplo, las entradas estaban agotadas desde hace bastantes días) y por una calidad media muy digna, aunque, obviamente, no podrá decirse que haya descubierto a algún joven hasta ahora desconocido y que apunte condiciones geniales, algo siempre raro, aunque este festival puede presumir de haberlo conseguido en ocasiones.

Ganar en La Unión supone una oportunidad única para darse a conocer y, al menos durante un año, aumentar los contratos y el reclamo de público y aficionados. En ocasiones ese triunfo ha supuesto el lanzamiento definitivo de un artista, como ocurrió en 1993 con Miguel Poveda, que obtuvo aquí la 'Lámpara Minera' y otros premios, siendo hasta ese momento un total desconocido.

Otros artistas que tras ganar en La Unión han conseguido mantener una carrera sólida y larga son Mayte Martín (que este año volvió a La Unión como una de las artistas invitadas, obteniendo un clamoroso éxito), Rocío Márquez, Carlos y Curro Piñana, Israel Galván y Vicente Amigo, entre otros.