Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

David Letterman, la vuelta de un maestro en tiempos del ‘streaming’

El humorista se une a colegas como Jon Stewart, Chelsea Handler o Jerry Seinfeld, que han encontrado en internet y en el cable nuevas salidas a sus inquietudes profesionales

David Letterman, en abril de 2017 en una de sus pocas apariciones públicas desde que se retiró.
David Letterman, en abril de 2017 en una de sus pocas apariciones públicas desde que se retiró. REUTERS

“Lo he hecho durante 30 años. No quiero hacerlo más”. Con estas palabras sobre su posible vuelta a la televisión con un talk show (programa de entrevistas) el humorista David Letterman despistó a todo el mundo a finales de julio. Letterman, de 70 años, se retiró en 2015 tras tres décadas en pantalla. Después de dos años en los que solo ha presentado una serie documental de National Geographic sobre el cambio climático, no ha hecho muchas apariciones públicas. Cuando se le ha visto, ha sido con una larga barba blanca que recuerda mucho a un relajado Santa Claus. Pero el presentador sí que volverá a hacerlo, al menos una vez más. Será en Netflix, con un especial de seis entregas en los que mezclará sus habituales incisivas entrevistas, ahora más largas, con segmentos humorísticos, según ha anunciado la plataforma de streaming apenas dos semanas después de las declaraciones del presentador. Letterman se une así a otros humoristas de su generación televisiva, como Jon Stewart, Bill Maher o Jerry Seinfeld, que han encontrado en internet y en el cable nuevas salidas para sus inquietudes profesionales.

“Me siento emocionado y con suerte”, ha dicho el presentador tras el anuncio de Netflix. Letterman se retiró para dedicarse a su familia, dijo en su día. Y en su vuelta el presentador, casado y con un hijo que ahora tiene 13 años, también la ha citado con su habitual ironía: “Esto es lo que he aprendido, si uno se retira para pasar más tiempo con su familia, debe consultarlo con su familia primero”. Antes de su Late Show (1993-2015) en la generalista CBS, Letterman estuvo en la también generalista NBC con Late Night (1982-1993), cadena donde coincidió con su mentor y rey de los talk shows, Johnny Carson, a quien siempre soñó con sustituir.

Letterman se despidió en 2015 con una audiencia de casi 14 millones de espectadores en EE UU en su último programa y ahora llega a una plataforma que en 2017 ya ha sobrepasado los 100 millones de suscriptores. Un escaparate mundial en 190 países en el que también ha encontrado hueco la humorista Chelsea Handler, que tiene allí su personal talk show semanal y va ya por su segunda temporada.

Así fue la despedida de David Letterman.

Internet y la posibilidad de ser visto a nivel global cuándo, dónde y cómo se quiera ha sido también aprovechado por Jerry Seinfeld con su Comedians in Cars Getting Coffee, que va ya por su novena temporada. El humorista de la mítica serie que llevaba su apellido ha desarrollado un formato diferente de talk show en el que conduce por la ciudad (al igual que otro de los humoristas clásicos de la televisión, Jay Leno, Seinfeld colecciona coches) con un cómico de pasajero. Entrevistas que no pasan de la media hora que se pueden ver en su propia página web y que en sus orígenes no tenía una gran cadena detrás aunque sí el servicio de streaming Crackle, de Sony. Hasta ahora. A finales de este año Netflix se hará cargo ya de la décima temporada e incluiría el programa en su catálogo, según avanzó The Hollywood Reporter en enero.

En caso de que se confirme lo de Seinfeld en Netflix, el acuerdo de exclusividad también incluye dos programas especiales de stand up comedy (monólogos cómicos). Algo parecido a lo que ha hecho otro de los presentadores clásicos de los talk shows, Jon Stewart, que estuvo 17 temporadas (1999-2015) al frente del The Daily Show en la cadena Comedy Central y que en 2015 firmó un contrato con HBO para llevar a cabo programas de comedia en directo y un proyecto de animación multiplataforma que ya ha sido descartado. Dos años después de la firma del contrato, HBO ha anunciado que por fin se grabarán los especiales de comedia. No sería descabellado que en algún momento Stewart también presentara un talk show en la cadena por cable (que en España ofrece sus servicios en streaming), aunque de momento parece tener el cupo cubierto con los formatos de sátira política y social de Bill Maher y John Oliver.

El retorno de Letterman en Netflix cierra así la guerra de popularidad y presentadores de talk shows en las cadenas tradicionales, que alcanzó su cumbre en los años noventa (cuando solo había dos espacios por el que luchaban todos los cómicos) y a principios del nuevo siglo, al quedar todo diluido con programas accesibles para todo el mundo en el horario que se quiera. Incluso los actuales programas nocturnos han visto cómo su popularidad aumenta en plataformas como YouTube, donde cuelgan los mejores momentos. Los amantes de estos programas pueden darle las gracias a la familia de Letterman por dejarle volver.

Sucesor al alza

Stephen Colbert y David Letterman.
Stephen Colbert y David Letterman.

El retorno de Letterman supone una vuelta que muchas voces de la industria televisiva estadounidense pedían para que con su estilo tajante e irónico se uniera a las críticas al presidente de EE UU, Donald Trump. Precisamente el humor contra Trump ha sido el que ha dado alas a su sucesor en Late Show, Stephen Colbert. Por primera vez desde los noventa, esta temporada el programa ha superado en audiencia a su rival, el Tonight Show del popular Jimmy Fallon. Algo que Letterman no consiguió cuando tenía como rival (en lo profesional y lo personal) a Jay Leno. Incluso este año el programa liderado por Colbert ha conseguido una candidatura al Emmy como Mejor programa de entrevistas y entretenimiento y el de Fallon, que llevaba tres años consecutivos lográndolo, no. Pero todavía queda lejos de Letterman, que en sus 33 años al frente de programas de entrevistas obtuvo 112 nominaciones (72 fueron con el Late Show) y consiguió 16 galardones.

Más información