Series TV

Aziz Ansari: “La creatividad depende de la inspiración, no de la fecha de entrega”

'Master of None', creada y protagonizada por Aziz Ansari, opta a ocho Emmy, incluido Mejor comedia

Azaz Ansari en la segunda temporada de 'Master of None'.
Azaz Ansari en la segunda temporada de 'Master of None'.

El humor de Aziz Ansari es ambivalente. La exageración y ritmo acelerado de Parks & Recreation le dieron la fama, pero el tono naturalista, a veces hasta dramático, de su comedia Master of None (Netfix) le ha dado la gloria. Un 100% de buenas críticas en la web Rotten Tomatoes lo prueba. Quizá por eso el intérprete y creador de la serie, candidato al Emmy en ambas categorías (se entregan el 17 de septiembre), quiere ahora disfrutar de los logros. “Aunque no llamaría a esto unas vacaciones”, se ríe contestando a las preguntas de EL PAÍS. Tampoco es que esté trabajando. Pese al éxito de la segunda temporada, el futuro de una tercera está por verse. Ansari no está seguro de si la habrá o de cuándo lo sabrá. “Necesito recargar las pilas, tomarme un tiempo y rellenar mi libro de notas. Porque soy de los que pienso que la creatividad depende de la inspiración y no de la fecha de entrega. No escribo bajo presión”, resume de su técnica de trabajo.

Dev, su personaje en Master of None, no es él pero se le parece. El naturalismo de sus vivencias, de sus anécdotas, de sus logros y especialmente de sus fracasos salen de lo que conoce. Y eso en su opinión solo se encuentra si se vive. “De hecho estoy seguro de que la segunda temporada es mejor que la primera porque me tomé un señor descanso”, se chiva.

Han sido unos 10 años de carrera hasta llegar a donde está. El único indio de su colegio en Carolina del Sur, el gracioso de la familia, el niño prodigio de las matemáticas que se metió a la universidad a estudiar empresariales y acabó graduado en los clubes de monologuistas de los alrededores. En ellos obtuvo tablas a la hora de improvisar, de agudizar su ingenio para sacarle punta a todo, algo que le vino muy bien en la comedia Parks & Recreation. “Pero para Master of None mis fuentes fueron más naturalistas, el humor de Woody Allen de los 70, el de Hal Ashby, no necesariamente divertido, algo oscuro”, describe. Y, por supuesto, esos Fellini, Antonioni o DeSica, no necesariamente conocidos por sus comedias, pero sí por mostrar lo que veían. A eso se dedicó Ansari entre temporadas, a revisitar los clásicos, su única escuela de cine, y a vivir en Italia como un extranjero, como Dev, aprendiendo a preparar pasta como aprende Dev y degustándola como solo el gourmet de Aziz sabe disfrutar.

Otra de las fuentes inagotables de inspiración de Ansari está en sus orígenes como miembro de una familia musulmana Tamil. No todos saben que es indio pero eso no le importa mucho. También prefiere no dar importancia a los continuos estereotipos de los que ha sido objeto en su carrera. “Me limité a rechazar todos los terroristas o taxistas que me ofrecían. Hasta que se cansaron de mandármelos. Yo quiero quitarles los papeles a los blancos”, se ríe. Le da más bola al hecho de que el actor Riz Ahmed (Rogue One) estuvo recientemente en la portada de la revista TIME. O que su amigo Kumail Nanjiani (Dinesh en Silicon Valley) protagoniza la comedia romántica que ha escrito. “Eso no habría podido ser hace unos años”, se reconforta.

Pero, pese a los avances hacia una mayor presencia de las minorías en Hollywood, pese a las libertades de las que ha disfrutado trabajando para Netflix en Master of None, Ansari necesita desconectar. “Empiezo a estar de acuerdo con Trump en una cosa”, concede al actual presidente estadounidense, “en la falsedad de la información. Porque no hacemos más que sacar mini controversias que no importan a nadie y nos olvidamos de lo que es importante. Por eso he borrado la cuenta de Twitter, la de Instagram, hasta la aplicación del The New York Times que tenía en el teléfono. Porque me he dado cuenta que nada de todo este ruido me hacía una persona más cabal”.

Amor de madre

Ansari está seguro que sus padres habrían preferido que fuera médico. "Todavía lo piensan", dice con el gesto serio. Pero no solo es actor sino que ha invitado a su familia a compartir el escenario. Master of None incluye tanto a su madre, Fátima, como a su padre, Shoukatah, y a su hermano, Aniz Adam. A su padre, gastroenterólogo, le va la marcha. Y su hermano es el principal guionista de Master of None. Pero nadie odia más la interpretación que su madre. "Acaba participando porque me quiere. Y porque sabe que es la única forma de ver a sus hijos", confirma. Anasari está muy contento con el resultado. "Los personajes son como mis padres y nadie mejor que ellos para reflejar esa energía", resume.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50