Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
libros

Crónicas desde Oriente

Mikel Ayestaran ofrece un recorrido por los países más convulsos del planeta y un relato del trabajo de reportero

Crónicas desde Oriente Ampliar foto

La jornada laboral de un reportero en Oriente Próximo puede empezar cubriendo una revuelta en Yemen y acabar en una ciudad de Pakistán, Abbottabad, donde los Navy Seals acaban de matar a Osama bin Laden. Por lo menos la de Mikel Ayestaran, corresponsal del grupo Vocento y de ETB en la zona desde hace 12 años. Su libro Oriente Medio, Oriente roto. Tras las huellas de una herida abierta representa, a la vez, un recorrido por los países más convulsos del planeta y un relato del trabajo de enviado especial, que no oculta una lúcida reflexión sobre un oficio que consiste en profundizar a pesar de las prisas, en recorrer el planeta detrás de una buena historia.

Esta década larga ha coincidido con las consecuencias de la invasión de Irak, las fallidas primaveras árabes, el interminable conflicto entre palestinos e israelíes, o la guerra de Siria y la crisis de refugiados que ha desencadenado. En su primer libro, Ayestaran aborda el oficio con humildad y da el protagonismo a los que deben tenerlo: aquellos que sufren la historia en forma de esperanzas rotas y batallas perdidas. Es un relato de viajes, pero también puede ser muy útil como manual para reporteros: está lleno de buenos consejos para trabajar en zonas de conflicto, el primero de ellos buscarse un buen fixer, el nombre que reciben en la jerga de los enviados especiales los colaboradores locales.

Oriente Medio, Oriente roto recorre 14 escenarios en poco más de 300 páginas y logra hacer comprensibles conflictos muy complejos. Es un libro que se lee sin pausa, que deja muchos personajes y situaciones en la memoria, y que logra arrancar alguna risa. Deja en el aire, eso sí, la misma pregunta que le hace su hijo cuando vuelve del colegio en Jerusalén: “¿Quién ha empezado la guerra?”. En esa región del mundo es un interrogante que rara vez tiene una respuesta clara, aunque lo que no falla es que siempre acaban por padecer los mismos. Son ellos los que quedan después de esta estupenda lección de periodismo.

Oriente Medio, Oriente roto. Mikel Ayestaran. Península, 2017 302 páginas. 17,90 euros.