Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La imagen y las palabras

Las ingenuidades del guion se ven contrarrestadas tanto por el cuidado invertido en la construcción de los personajes

Elvira Mínguez y Antonio Valero, en 'Pasaje al amanecer'.

PASAJE AL AMANECER

Dirección: Andreu Castro.

Intérpretes: Nicolás Coronado, Lola Herrera, Elvira Mínguez, Ruth Díaz.

Género: drama. España, 2016

Duración: 100 minutos.

Para Javier, el joven reportero gráfico que, en Pasaje al amanecer, tiene que soltar una auténtica bomba informativa en plena cena familiar de Nochebuena, el insistente tópico de que una imagen vale más que mil palabras supone el gran cimiento de sus convicciones personales. La película no parece compartir la misma idea y, quizá por eso, se empeña demasiado en anticipar lo que desencadenará el conflicto en esta reunión familiar condenada a los sucesivos rituales de crisis y catarsis. El protagonista tiene que comunicar a sus seres queridos su decisión de partir al frente de Irak para ejercer su profesión, revelación que el debutante Andreu Castro, también guionista, se entesta en premasticar de maneras tan obvias que, al principio, parece que esta familia no tenga otra vida, ni existencia más allá de lo que va a ocurrir en el transcurso de esta velada. Todo, en suma, parece estar al servicio del gran tema, en lugar de ofrecerse como contexto vivo y verosímil golpeado por lo inesperado.

Las ingenuidades del guion en lo que respecta tanto al preludio como a la manifestación del conflicto se ven, no obstante, contrarrestadas tanto por el cuidado invertido en la construcción de los personajes –resulta muy sorprendente, por ejemplo, el modo en que se aborda el cuñado interpretado por Carles Francino- como por la verdad que transmite un reparto donde brillan especialmente las presencias femeninas. Y sus miradas, entre la sabia serenidad (Lola Herrera), el fuego inquisitivo (Elvira Mínguez) y el afecto golpeado (Ruth Díaz).

Más información