Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benzo resucita la ley de mecenazgo en el Congreso

El Gobierno presenta hoy sus medidas culturales hasta 2020

El actor Nikolaj Coster-Waldau, en octubre de 2014 en Sevilla durante el rodaje de 'Juego de tronos'.
El actor Nikolaj Coster-Waldau, en octubre de 2014 en Sevilla durante el rodaje de 'Juego de tronos'.

El eje de la política cultural para esta legislatura ya tiene forma. El secretario de Estado, Fernando Benzo, lo lleva este jueves al Congreso de los Diputados bajo el nombre Plan 20/20. Se trata de una serie de medidas para aplicar en los próximos tres años con objetivos algo difusos en el horizonte, como una ley de mecenazgo –deuda de la etapa anterior, que quedó en mera reforma fiscal- o nuevos frentes en la lucha contra la piratería con la creación de una fiscalía específica para esos delitos y más medios técnicos y humanos. Además, el programa que presentará Benzo, incluye una batería de exenciones fiscales para el fomento de la producción cinematográfica, cara, ante todo, a atraer rodajes internacionales, así como un Estatuto del Creador.

Benzo ha consensuado y pedido propuestas a todos los grupos parlamentarios, así como a diversos ramos del sector. Tanto Eduardo Maura, portavoz de Cultura de Podemos, como Félix Álvarez, de Ciudadanos, supieron el día antes que alguna de sus iniciativas había sido incluida en el plan. Para el primero, no hay novedades dentro del mismo, tampoco políticas arriesgadas. “Es más de lo mismo”, asegura. El segundo, sólo espera que las buenas intenciones, dice, “se transformen en hechos”.

Por ejemplo para una constantemente demandada ley de Mecenazgo. Lo que llama la atención en los 75 folios del plan es el hecho de que se la eleve a ese rango, pero no especifica de qué tipo será. El ministro de Educación y Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, confirmó a EL PAÍS que la intención es aprobarla antes de que acabe la legislatura. Concretamente en la etapa final de la misma.

Otro de los aspectos que no se mencionan en el plan es la bajada del IVA. El secretario de Estado se limitará a un compromiso de petición formal al ministerio de Hacienda. La previsión es que, de aprobarse los próximos presupuestos, se consiga bajar del 21% al 10% el de los espectáculos en vivo este año y que el de reducción en el cine quede para 2018.

Compromisos urgentes que ni se esperan

Diferentes grupos políticos echaban de menos a un día de la presentación del plan que, dentro del mismo, sobre el papel, no existieran algunas medidas que requieren cierta urgencia. Queda ausente del programa alguna mención en forma de compromiso a la bajada del IVA. ¿Por temor a que cope titulares y ensombrezca otras a las que se quiere sacar brillo? Era la impresión de algunos consultados, como el responsable de Cultura en Podemos, Eduardo Maura. Tampoco se espera una estrategia en torno al español. Los diferentes responsables del  han demandado una ley propia que refuerce su autonomía ante el tradicional tira y afloja que mantienen el ministerio de Asuntos Exteriores y Cultura por su control. No conviene pisar callos de entrada, creen en el área que lidera Instituto CervantesMéndez de Vigo. Pero, por más que se evite, en el Cervantes esperan una pronta resolución.

Otro duro caballo de batalla es la situación de Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música (INAEM). Engloba al teatro, la danza y las orquestas dependientes del Estado, entre otras unidades. Todos sus responsables han demandado al secretario de Estado una ley propia ante la catastrófica e impotente situación en la que viven. No la tendrán, como ya ha confirmado a EL PAÍS desde Cultura. Sí, a cambio, Benzo anunciará una adaptación del régimen, jurídico y presupuestario del organismo.

La idea es que esta reforma, demasiado ligera para la situación que viven, suponga más autonomía de gestión a sus unidades. O que les ayude a solucionar la imposibilidad de hacer giras en el exterior por parte de las compañías, así como reformar de manera urgente sus escleróticos convenios laborales.

La lucha contra la piratería contará también con su protagonismo en la sesión. En la intención de Benzo está poner en marcha una fiscalía especializada en este tipo de delitos, así como, especifica el plan, más medios técnicos y humanos para llevarla a cabo. Incluye además en este apartado una campaña de sensibilización y prevención de estas faltas en los colegios.

Habrá anuncios de ventajas fiscales. En primer lugar para los rodajes de cine, sobre todo internacionales. La idea es ofrecer condiciones favorables para atraer producciones exteriores y propias. También contemplan incentivos para la producción de videojuegos, un sector que factura al año en España unos 500 millones de euros.

La dramática situación de los creadores en España, sin coberturas sociales pertinentes y agobiados por la volatilidad laboral, dará paso a la creación de un específico Estatuto del Creador. Podemos había sugerido extender la fórmula a todos los profesionales de la cultura en España, pero desde Cultura han elegido circunscribirse sólo a esa figura.

Planes para el fomento de la lectura, la acción exterior, nuevas tecnologías o nuevos espacios culturales serán también tratados en esta intervención del nuevo secretario de Estado para exponer los ejes de lo que será su estrategia en la legislatura.