Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zelda, ginebra, feminismo y jazz

Christina Ricci protagoniza ‘Z: El principio de todo’, la historia de Zelda Sayre y su relación con F. Scott Fitzgerald

Avance de 'Z: The Beggining of Everything'.

En la noche del 10 de marzo de 1948 nueve mujeres murieron en el incendio fortuito de un hospital psiquiátrico en Carolina del Norte. Entre las fallecidas estaba Zelda Sayre, internada allí para recibir sesiones de electrochoque para tratar su esquizofrenia. Tenía 47 años y hasta entonces había vivido una alborotada vida marcada por su oposición innata a su educación sureña, su matrimonio con el escritor F. Scott Fitzgerald, ser una de las primeras celebridades de la sociedad de la historia y sus problemas de salud.

“Fue la primera flapper [mujeres que desafiaban la etiqueta social de la época bailando, fumando, bebiendo y vistiendo de otra forma], una especie de it girl [mujeres jóvenes que alcanzan una desmesurada publicidad independientemente de sus logros]. Es muy conocida por eso y por su personalidad escandalosa, pero hay mucho más en ella, era una escritora muy desafiante, pero no pudo publicar con su nombre con todo lo que escribió”, explica sobre su personaje Christina Ricci (Santa Mónica, EE UU, 1980), en conversación telefónica desde Londres. La actriz ha llevado a la pantalla la vida de Zelda en Z: El principio de todo, como protagonista y como productora (desde hoy en Amazon). La serie, de diez capítulos de media hora cada uno, es una adaptación de la biografía novelada Z: Una novela de Zelda Fitzgerald de Therese Anne Fowler.

Zelda fue una mujer eclipsada por su marido, el autor de El gran Gatsby, que no veía con buenos ojos los intentos literarios de su esposa y que no obtuvo un mayor reconocimiento hasta después de su muerte. “Era muy ambiciosa y feminista. Zelda dependía del camino tradicional por el que las mujeres tenían que ir y tuvo que lidiar con las restricciones que venían con ese papel, y eso a ella no le gustaba. Quería llevar una vida más moderna como mujer”, comenta la actriz.

Christina Ricci y David Hoflin en Z: The Beginning of Everything.
Christina Ricci y David Hoflin en Z: The Beginning of Everything.

Fitzgerald está interpretado en la pantalla por el actor sueco David Hoflin. Ricci cuenta cómo es el personaje en la serie: “Es una persona con mucho talento, lista y muy bien educada, pero tiene todos los defectos que sabemos que tenía, que era inseguro, arrogante y con un ego gigantesco, él básicamente era Gatsby con todos esos problemas que relata en el libro”. “Los años veinte es una época divertida, la gente estaba excitada porque la guerra había terminado, el sistema de clases se había vuelto del revés y era una nueva América. Scott y Zelda fueron de alguna forma emblemas de ese momento”, comenta Ricci.

La relación entre Zelda y Scott, mezclada con sus famosas fiestas llenas de jazz y de ginebra, el adulterio y sus problemas mentales acabaron con ambos de alguna forma. “Se veneraban el uno al otro, pero también era gente muy celosa y competitiva. Ambos eran increíblemente ambiciosos hasta el punto de que se estorbaban el uno al otro en su camino”, cuenta la actriz y productora de la serie.

Refugio independiente

Christina Ricci en 'Z'.
Christina Ricci en 'Z'.

“La televisión ahora es lo que fue el cine independiente en los años noventa. Las plataformas online y en streaming son un refugio para los cineastas”, dice la actriz y productora Christina Ricci, que en Amazon ha encontrado la libertad absoluta para, junto a Tim Blake Nelson, Dawn Prestwich y Nicole Yorkin, llevar a la pequeña pantalla la vida de Zelda Fitzgerald

“El método de Amazon se basa en el arte. Respetan la integridad artística y puedes hacer cualquier cosa que quieras mientras tenga mérito y honestidad, algo que no encuentras en ninguna otra cadena”, comenta Ricci. La plataforma de vídeo de Amazon, que llegó a España el pasado mes de diciembre, estrenará en nuestro país este año otras series propias como Sneaky Pete (producida por Bryan Cranston y ya disponible en la plataforma), la vuelta de The Tick, I Love Dick (de la creadora de Transparent) y Jean-Claude Van Johnson, en la que la estrella de acción Jean-Claude Van Damme se interpreta a sí mismo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información