Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘The Crown’, historia de una reina

Netflix estrena la primera temporada de la serie basada en la vida de la soberana Isabel II de Inglaterra

La actriz Claire Foy, en una imagen de la serie 'The Crown'.

La corona que Isabel II viene portando a lo largo de su longevo reinado da título a una de las series más ambiciosas y caras de las producidas por Netflix hasta la fecha, un recorrido por seis décadas de la historia pública y privada de su monarquía que serán objeto, según los planes de la compañía, de otras tantas temporadas. Agotado a finales del 2015 el filón televisivo de Downton Abbey —producción del canal británico ITV erigida en un fenómeno global—, y tras el final de la primera temporada de Victoria —serie del mismo canal centrada en la vida de otra reina, Victoria de Inglaterra—, el servicio estadounidense de vídeo en streaming va a tomar el relevo a partir de hoy viernes a la hora de explotar esa fascinación que el universo aristocrático parece ejercer entre las audiencias.

The Crown arranca en 1947 con la boda de la entonces joven princesa Isabel para transportarnos cinco años después a la abrupta muerte de su padre, Jorge VI, y la ascensión al trono de una reina que debe aprenderlo todo del oficio, al tiempo que lidiar con los intereses diversos de su familia. Peter Morgan, el mismo guionista de la oscarizada película La reina, y de una exitosa obra teatral también centrada en la figura de la soberana (The Audience), ha escrito una serie por la que Netflix pujó muy alto —el presupuesto total rondaría en los 100 millones de libras— para desbancar a la corporación pública británica BBC y, con ello, proseguir su expansión en el mercado internacional.

‘The Crown’, historia de una reina

“Será como una road movie protagonizada por la gente más rica del planeta”, describe Philip Martin, director de los primeros capítulos de una serie “con un guion muy dinámico y numerosas localizaciones, a diferencia del típico producto que suele rodarse en el estudio para luego añadirle algunas tomas de exteriores”. Durante la entrevista en uno de los recesos de la grabación en Londres, Martin intenta desmarcarse de las inevitables comparaciones con Downton Abbey: “Fue una producción estupenda, pero nuestra historia es verdadera, es la de la familia real inglesa y, por ende, la del país y sus cambios políticos y sociales en el último medio siglo. Tiene además escenarios lujosos y amoríos, intrigas tanto políticas como personales… y todo ocurrió realmente”.

La emergente actriz inglesa Claire Foy encarna a la monarca en sus años de juventud, pero los responsables de Netflix no han desvelado qué otros nombres darán vida a las sucesivas edades de Isabel II. Aunque el fichaje de Helen Mirren, inolvidable protagonista de La reina y The Audience, supondría un tremendo plus, ella misma ya advirtió en una ocasión que “no quiero ser conocida como la actriz que interpretó a la reina”. Matt Smith (uno de los rostros de Doctor Who), en el papel de su marido Felipe, y el estadounidense John Lithgow transformado en Winston Churchill, acompañan a Foy en el arranque de La corona, que en la primera temporada tiene su personaje más jugoso en la princesa Margarita (a cargo de la actriz Vanessa Kirby).

Muchos capítulos antes de que el bautizado como Dianagate (el divorcio del heredero y lady Di, tras haber confesado ambos y públicamente sus relaciones adúlteras) vaya a poner en jaque a la monarquía, Margarita dará rostro al primer escándalo en la casa de los Windsor al pretender casarse con un divorciado, Peter Townsend, en los años 50 del pasado siglo. “Se le rompió el corazón cuando su hermana, la joven reina y cabeza de la iglesia anglicana, no le apoyó, y desde entonces vivió en la sombra”, recuerda Martin sobre esa princesa fumadora empedernida, aficionada a la ginebra y siempre rebelde, augurando ciertos aires de culebrón para enganchar al público a lo largo de la dilatada singladura de la serie.

Porque la primera producción que la plataforma audiovisual online rueda en el Reino Unido ya proyecta, antes de conocer los resultados de su primera entrega, un recorrido de sesenta capítulos (diez por cada una de las seis temporadas). “Será como una novela por entregas del siglo XIX”, apostilla el director. “Así se ve la Historia en la pequeña pantalla”.

'Victoria' llegó antes

‘The Crown’, historia de una reina

A finales del verano, el canal ITV estrenó la primera temporada de la serie Victoria, que en España se podrá ver en #0 (todavía sin fecha). Este drama de época centrado en la vida de la reina Victoria de Inglaterra —a la que da vida la actriz Jenna Coleman— sigue el recorrido de la monarca desde que a los 18 años llega al trono. Para narrar su vida, la guionista Daisy Goodwin se basó en los diarios que la propia reina escribió en su adolescencia y juventud, en los que se detalla su amistad con el primero de sus jefes de gobierno, lord Melbourne, o la pasión por su marido, su primo hermano alemán Alberto.