Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Adelaida García Morales no protagoniza mi libro”

Elvira Navarro presenta su novela en Barcelona tras las acusaciones de Víctor Erice

La escritora Adelaida García Morales en 1990.
La escritora Adelaida García Morales en 1990.

Adelaida García Morales es el motivo, pero no es la protagonista de mi libro, que son dos cosas distintas. Ella pone en marcha el conflicto de las protagonistas y solo la utilizo como paradigma para reflexionar sobre la precariedad y la construcción de identidad”, explicó ayer Elvira Navarro (Huelva, 1978), autora de Los últimos días de Adelaida García Morales (Random House) durante la presentación del libro en Barcelona. Desde que la novela se publicó el 22 de septiembre, el acto estaba previsto que se realizaría en la librería Nollegiu del Poblenou, pero nadie esperaba que coincidiera con el artículo que el cineasta Víctor Erice publicó ayer en Babelia—suplemento cultural de EL PAÍS— en el que acusaba a Navarro de “apoderarse del nombre y apellidos de la escritora”, de utilizar “de forma descarnada las vidas ajenas”, de “banalizar su memoria como escritora y su identidad como ser humano”, dando una imagen “esperpéntica y estrafalaria que nada tiene que ver con el carácter, el aliento y el humor” de la escritora fallecida hace justo dos años, además de advertirle de las “consecuencias morales que su proceder pudiera causar en terceras personas”, entre otras afirmaciones que escribe el que fue marido de Adelaida García Morales.

“Sabía que me estaba metiendo en un terreno pantanoso. Podía haber hecho una biografía pero no soy una estudiosa y como creadora no me interesaba”, prosiguió Navarro; que insistió en que su libro es una ficción. “Entiendo el enfado pero no la reacción airada de Erice, porque en el libro explico por todas partes que es una ficción. Otra cosa sería que no lo hubiera advertido, pero lo pone en la cubierta y en dos ocasiones más de forma explícita, no podía ponerlo en cada una de las páginas”, explicó Navarro, nerviosa tras el revuelo que ha levantado su último libro. “Yo pensaba que no le interesaría a nadie y que pasaría sin pena ni gloria, pero no”.

“Entendería las objeciones si hubiera escrito una biografía”

“No se entiende la ficción. La gente tiende a pensar que todo lo que está escrito es verdad. La polémica que ha generado mi libro abre un debate sobre si sabemos leer y comprender la ficción”. Fue una de las reflexiones que planteó Elvira Navarro durante la presentación de su libro, tras conocer el texto de Víctor Erice publicado ayer.

“Creo que Erice no ha leído bien mi libro, lo entiende pero le falta distancia, le toca personalmente y no lo ha leído bien. Entiendo que si te toca directamente dejamos de leerlo de forma correcta. Quizá a mí me habría pasado lo mismo, pero si lo lees sin implicarte personalmente lo acabas entendiendo. La objeción de Erice vendría a cuento si yo hubiera escrito una biografía, pero no ha sido el caso. Mi libro no tenía la pretensión de escribir la verdad”, aseguró Navarro.

La novela de Navarro arranca con un hecho real, la petición de Adelaida García Morales, dos meses antes de fallecer en una oficina de la localidad sevillana de Dos Hermanas, de 50 euros para poder visitar a su hijo en Madrid, un dinero que se le negó. Esta anécdota que le contaron a Navarro sirve para “inventar” la historia de dos mujeres, una realizadora de un documental y una concejala de cultura, obsesionadas con la escritora y saberlo todo de ella.

Un pretendido homenaje

“Todo lo que utilizo en mi novela aparece en Internet, yo no desvelo nada. No entiendo lo que ha pasado, porque pensaba que estaba claro lo que era verdad y lo que era ficción, algo que he hecho para que no hubiera confusión, pero creo que ha habido cierto amarillismo en el tratamiento de mi libro en la prensa desde que se dijo que se publicaría”, explicó la autora.

“Yo quería hacerle un homenaje a Adelaida García Morales ya que no se hablaba de ella en absoluto. No tenía sentido que yo hubiera puesto otro nombre como Paquita Martínez [nombre que menciona Erice en su artículo]. Sabía que me arriesgaba al hacer una ficción sobre un personaje real, pero quería homenajearla”, volvió a repetir la autora del libro que ella describe como “nada emocional y que roza el ensayo” porque, asegura, hay una relectura de la película El Sur, de Víctor Erice y la novela homónima que escribió García Morales. “Volvería a escribirla igual. Asumo que lo que ha pasado podía pasar, pero lo volvería a hacer”, remachó Navarro.

Más información