Love of Lesbian se hacen pasar por The Cure en el Sonorama

Con las caras pintadas de blanco, con ojeras, los pelos a lo loco y vestidos de negro, el grupo salió el viernes al escenario para homenajear a la banda británica

Love of Lesbian en el escenario de la plaza del Trigo, en Aranda de Duero (Burgos).
Love of Lesbian en el escenario de la plaza del Trigo, en Aranda de Duero (Burgos). DIEGO SANTAMARÍA
Más información
Programación del Sonorama Ribera 2016
Love of Lesbian, una nueva cumbre acogedora

Un año más la tradicional sorpresa del Sonorama fue una fiesta en la Plaza del Trigo. Con las caras pintadas de blanco, con ojeras, los pelos a lo loco y vestidos de negro, salieron el viernes Love of Lesbian en el escenario ubicado en el casco antiguo de Aranda de Duero para homenajear a The Cure. Eran las tres de la tarde y hacía un sol que aplastaba, pero dio igual. Con las calles a rebosar de gente, Love of Lesbian se metieron a un entregado público en el bolsillo con su broma de hacerse pasar por la célebre banda de Robert Smith. Empezaron interpretando canciones de los británicos pero acabaron de forma trepidante con sus propias composiciones y una eufórica versión de Ni tú ni nadie de Alaska, que elevó la temperatura hasta unos grados asombrosos mientras corría el agua de las mangueras que caía desde algunos balcones.

Es el gran atractivo de Sonorama. Sus conciertos en la Plaza del Trigo, gratuitos y de día, pero también en otras calles del pueblo donde uno puede toparse con charangas o escenarios con actuaciones como las de ayer sábado de la chilena Javiera Mena o Micky y los Colosos del Ritmo, que hicieron bailar al respetable en pleno mediodía con sus versiones españolizadas de los Beatles o los Rolling Stones. Ningún festival ofrece esta oferta diurna tan popular y bien asociada con la vida cotidiana de la localidad.

Lo de Love of Lesbian haciendo de The Cure fue preámbulo a lo que vino después en la noche del viernes en el festival cuando, ya centrados en su propio repertorio y en su actuación como uno los platos fuertes de esta edición del Sonorama, triunfaron en el escenario principal. No lo tuvieron fácil porque tocaron después de The Hives. Los suecos ofrecieron un concierto contundente, con su garage derivado en una propuesta más pop y efectista para un público más propenso a estos enseres sin tanta guitarra fiera. Con sus trajes, The Hives desparramaron con gracia.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Fernando Navarro

Redactor cultural, especializado en música. Pertenece a El País Semanal y es autor de La Ruta Norteamericana. Ejerce de crítico musical en Cadena Ser. Pasó por Efe, Abc, Ruta 66, Efe Eme y Rolling Stone. Ha escrito los libros Acordes Rotos, Martha, Maneras de vivir y Todo lo que importa sucede en las canciones. Es de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS