Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Numerosos toreros acompañan a Víctor Barrio en su último paseíllo

Cientos de personas despiden al diestro en Sepúlveda antes de ser incinerado

Victor Barrio
Compañeros de Víctor Barrio trasladan el féretro del torero a la salida de la iglesia de San Bartolomé, en Sepúlveda. EFE

El diestro Víctor Barrio, a hombros de sus paisanos, compañeros y amigos, ha hecho este mediodía en Sepúlveda (Segovia) su último paseíllo en la localidad donde residía junto a su esposa y en la que debutó con picadores en 2009, en la apertura de un sueño truncado este sábado en la plaza de Teruel.

Cientos de personas han esperado la llegada del féretro del malogrado diestro, nacido en la vecina población de Grajera (Segovia) hace 29 años, que ha descendido hasta la plaza de España desde la iglesia de San Bartolomé, donde se ha oficiado el funeral antes de la incineración de sus restos.

Numerosos profesionales, figuras en diferentes épocas como Jaime Ostos, Palomo Linares, Curro Vázquez y José Tomás, este en activo, han testimoniado su afecto y respeto al compañero fallecido, además de Pepín Liria, Vicente Ruiz, El Soro y José Pedro Prados, El Fundi, que fue el padrino de la alternativa de Víctor Barrio, en la madrileña plaza de las Ventas, el 8 de abril de 2012.

Su viuda

Raquel Sanz, su viuda y portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sepúlveda, ha estado acompañada por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; de la presidenta de las Cortes regionales, Silvia Clemente, y por una representación del Ayuntamiento de Teruel. Cientos de aficionados han jaleado al diestro, que perdió la vida el sábado entre las astas del toro Lorenzo, de la ganadería de Los Maños (encaste Santa Coloma), en el segundo festejo de la tradicional Feria del Ángel, en la ciudad de Teruel. El toro lo volteó en los inicios de una tanda de naturales y en el suelo le infirió la cornada mortal, que penetró por el costado izquierdo y le interesó el pulmón y el corazón.

Enrique Ponce, Julián López, El Juli, Cayetano Rivera Ordóñez y Miguel Abellán han participado también en esta emotiva despedida, una simbólica vuelta que también han protagonizado los miembros de la cuadrilla de Víctor Barrio, que el 29 de mayo toreó en la Feria de San Isidro y cumplía en Teruel el tercer festejo de su quinta temporada como matador de alternativa.

La cuadrilla ha sido la encargada de subir el féretro por la empinada escalinata que, en la parte alta de la villa, conduce al templo románico de San Bartolomé, abarrotado en la ceremonia a la que ha asistido la corporación municipal y numerosos alcaldes de la provincia segoviana. Especialmente simbólica ha resultado la presencia de Curro Díaz, desmonterado ayer en plaza de Pamplona, en la Feria de San Fermín, durante el minuto de silencio que en memoria de Víctor Barrio guardaron los actuantes antes de romper el paseíllo justo un día después del luctuoso suceso de Teruel.

Los restos mortales de Barrio llegaron ayer por la tarde a Sepúlveda procedentes del hospital Provincial de Teruel, donde se le practicó la autopsia, y la capilla ardiente quedó instalada en el polideportivo municipal, adonde acudieron miles de personas hasta que, por expreso deseo de la familia, quedó clausurada sobre la medianoche.

La carrera taurina de Barrio fue tardía, comenzó a los 20 años de edad, sin antecedentes familiares, pero fruto de una afición que heredó de su abuelo. Debutó con picadores en Sepúlveda el 29 de agosto de 2009 y el 13 de junio de 2010 hizo su presentación en Las Ventas, donde se doctoró el 8 de abril de 2012 y actuó por última vez el pasado 29 de mayo, en la Feria de San Isidro. La última temporada (2015) sumó 10 festejos en los que cortó 22 orejas y un rabo. La tarde fatídica de Teruel era su tercer compromiso en la actual campaña, y el 27 de agosto, en Calahorra (La Rioja), tenía su siguiente compromiso como triunfador de la feria del año anterior.

Más información