Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Virginia, de ‘MasterChef’: “Mi hija me apuntó al programa, ya no podré reñirle nunca más”

La ganadora de la cuarta edición del programa cuenta que fue su niña quien la inscribió a escondidas tras una discusión con ella para alejarla de casa

Virginia, la ganadora de la cuarta edición de 'MasterChef', hoy jueves.

La nueva vida de Virginia, la reciente ganadora de la cuarta edición de MasterChef, empezó cuando Paula, su hija de 15 años, malhumorada y harta después de una riña de su madre, la apuntó en el programa mientras veía MasterChef Junior y en la pantalla de la televisión aparecía la información para presentarse como candidato. "Después de una discusión conmigo, mi niña, que estaba en una edad muy, muy difícil, lo que pensó fue: '¿Cómo me puedo quitar a mi madre de en medio? ¡Pues a MasterChef la mando, que son muchas semanas", bromea Virginia, que se pasó los últimos 5 años de sus 39 como ama de casa y que antes de quedarse en el paro había trabajado como comercial y asesora.

Lo que llegó después de que su pequeña le cogiese el móvil y el DNI a escondidas para apuntarla  en un programa de la tele, terminó en la madrugada de hoy jueves con un premio de 100.000 euros, un máster en el Basque Culinary Center y la publicación de su propio libro de recetas. "A mi niña ya le he dicho que no le voy a poder reñir más en la vida. Va a ser muy complicado echarle la bronca ahora", continúa Virginia, medio en broma, medio en serio. Esta jerezana cuenta que su hija le cambió la vida dos veces: "La primera fue cuando nació. Yo era muy joven y con un bebé no podía cumplir mi sueño, que era dedicarme a la cocina, pero 15 años después me la ha vuelto a cambiar".

Virginia no puede decir el momento exacto en el que comenzó su relación con la cocina. "A mí es que siempre me ha gustado comer y cocinar. Eso es muy importante, porque te tienen que gustar las dos cosas. Son un tándem. En las cenas familiares pensaba ‘hoy voy a sorprender’, y buscaba recetas en Internet, en libros, iba buscando y viendo que las cosas que iba haciendo me iban saliendo bien", cuenta a EL PAÍS al lado de los estudios de RTVE en Prado del Rey. Su mayor metedura de pata en casa, recuerda, fue hace años, la primera vez que intentó hacer sushi, y el arroz que salió estaba incomible: "Mi familia me preguntaba qué podíamos hacer con eso, si pegar carteles, si pintar la pared... Por eso yo siempre digo que la cocina es como un laboratorio, donde hay cosas que te salen estupendas y otras que más vale tirarlas".

Con el premio, a esta jerezana le gustaría montar su propia empresa, una firma de catering o de restaurantes, pero todavía sabe que le falta mucho para poder llevar bien su propio negocio. "Lo primero es prepararme. Al salir de MasterChef aún eres un amateur y creo que es necesario formarse. En octubre me voy al máster y después me gustaría hacer prácticas en algún restaurante para ver una cocina desde dentro, que es donde se aprende a solucionar problemas, a ver cómo funciona, a organizar... También me gusta mucho el tema del catering, porque he trabajado en ello", dice.

En el caso de que diera el paso y montara su propio negocio tras formarse, Virginia, que dice que sus platos "son del sur" porque ella es de allí, tiene claro dónde y con quién le gustaría abrirlo: "Si monto una empresa será con mi hermana [su gemela también participó en esta edición de MasterChef], que es la persona que más me conoce. Es que es verme, y ella sabe qué estoy pensando. Y por supuesto me encantaría estar en mi pueblo, que vivo allí. Pero si tiene que ser en Sevilla, que sea. Pero por el sur, que por favor sea por el sur".

Una receta sencilla

La reciente ganadora de MasterChef, Virginia, dice que uno de los platos más simples y buenos que prepara es una ensalada de naranjas con bacalao que recomienda a todo el mundo: "El bacalao lo cocino a baja temperatura, y después lo desmenuzo, porque este pescado es muy fácil de hacer así. Después le echo un aliño de naranja, un poco de mostaza, un poco de vinagre de Jerez, una granadita para que le dé un toquito crujiente, una cebollita nueva muy finita cortada… y la verdad es que es muy resultona y queda muy bien".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información