_
_
_
_
LIBROS

“A través del teatro se puede enseñar cualquier asignatura”

El actor y pedagogo Luis Sampedro publica 'Manual de teatro para niñas, niños y jóvenes de la era de Internet'

Jorge Morla

En 1920, sobre un concepto ya anticipado por nombres como Cicerón o Darwin, el psicólogo y pedagogo estadounidense Edward Thorndike define la inteligencia social como “la habilidad de actuar sabiamente en las relaciones humanas”. Obsérvese que en su definición ya está el verbo actuar. Con el objeto de poner al alcance de los pedagogos la herramienta del teatro como recurso didáctico, el actor Luis Sampedro publica un Manual de teatro para niñas, niños y jóvenes de la era de Internet (Alba). La premisa es sencilla: “A través del teatro se puede enseñar cualquier asignatura”, sostiene Sampedro. “La experimentación corporal en el proceso formativo es fundamental. Hay que darle espacio al adolescente, al niño, para que fabrique su propia educación”.

Actor, pedagogo, director, creador del madrileño Teatro de la vida, Luis Sampedro (San Juan, Argentina, 1961) fue, en 1984 en la ciudad de Mendoza, el primer profesor de teatro en una escuela pública dentro de un proyecto impulsado por la entonces ministra de educación María Inés Abrile. La iniciativa fue un éxito que se extendió a la provincia y, más tarde, en la reforma educativa de principios de los 90, a todo el país. “Entonces se ganó una gran batalla. Ahora, en todas las escuelas públicas de Argentina hay un profesor de teatro dentro del área artística”, explica Sampedro, que lamenta que en España “se hayan ido sacando asignaturas del área formativa artística" hasta el punto de que “solo sobreviven los profesores de música y algunos de plástica”.

Luis Sampedro.
Luis Sampedro.

“Es muy importante para mí la coletilla del título del libro, De la era de Internet”, asegura. “Hoy en día los jóvenes tienen en sus manos una pantalla con mucha información. Pero se deja a un lado la gestión emocional de esa información”. Para ilustrarlo, un ejemplo sencillo: No es lo mismo ver imágenes o leer información de un gallinero, que visitar por primera vez un gallinero. “La experimentación emocional es vital en el desarrollo de los jóvenes. Y cualquier asignatura puede pasar por el tamiz de la disciplina artística”. La idea es la de convertir la enseñanza en laboratorio de experimentación de esas emociones que poco a poco se van quedando en la cuneta.

El libro dispone los diferentes ejercicios propuestos por edades: Ejercicios lúdicos a los cuatro años; espaciales a los seis, trabajo en equipo a los ocho, gimnasia sonora a los 10, argumento a los 12, improvisación a los 14 o teatro del absurdo a los 16. Tras desarrollar su labor formativa y docente en Mendoza, Sampedro se mudó a los 35 años a Buenos Aires, y a los 45, hace 10, a Madrid. “Tras haber experimentado el proceso teatral en estos tres lugares, sentía cierta responsabilidad de aportar mi granito de arena a su pedagogía”, confiesa ahora. Ensayar la realidad y descubrir otras realidades posibles; experimentarlas en un espacio real y de ficción a la vez, sin riesgos, y tomar conciencia de la posibilidad de elegir el camino más personal hacia nosotros mismos. En definitiva: El teatro como motor de cambio.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Jorge Morla
Redactor de EL PAÍS que desde 2014 ha pasado por Babelia, Cultura o Internacional. Es experto en cultura digital y divulgador en radios, charlas y exposiciones. Licenciado en Periodismo por la Complutense y Máster de EL PAÍS. En 2023 publica ‘El siglo de los videojuegos’, y en 2024 recibe el premio Conetic por su labor como divulgador tecnológico.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_