Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA | CRUMBS

Poesía caída del espacio

Se revela culminación de un arriesgado proceso de exploración estética que armoniza espacios mágicos y presencias irrepetibles

Una imagen de 'Crumbs'.
Una imagen de 'Crumbs'.

Como propusieron sucesivamente Jack Vance en su ciclo narrativo de La tierra moribunda (1950-1984) y Gene Wolfe en su pentalogía del Libro del Sol Nuevo (1980-87), tras el colapso de una civilización tecnológica aguardan la magia y la reconstrucción del mito. En Crumbs, primer largometraje de Miguel Llansó, los escombros de nuestra cultura popular –Superman, Santa Claus, Justin Bieber, Michael Jackson, espadas de un Todo a Cien, las esvásticas- enmarcan un relato que, en la tierra de nadie entre lo trascendental y lo cómico, podría interpretarse como el camino hacia la frustrada construcción de un mito fundacional, cuya posibilidad se encarna en una serie de figuras fracturadas que podrían ser mutaciones del héroe campbelliano, la Virgen María o una anunciación mesiánica (el niño Andrómeda).

CRUMBS

Dirección: Miguel Llansó.

Intérpretes: Daniel Tadesse, Tsegaye Abegaz, Shitaye Abraha, Mengistu Berhano.

Género: ciencia-ficción. España, 2015.

Duración: 68 minutos.

En el último número de la revista Sight & Sound, un artículo de Nicholas Vroman reivindica como grupo cohesionado por una misma sensibilidad y similares estrategias de producción al formado por Miguel Llansó, Velasco Broca –responsable del montaje en Crumbs-, Ion de Sosa, Luis López Carrasco y Chema García Ibarra. Llansó lleva tiempo rodando cortos y documentales en Etiopía: Crumbs se revela culminación de un arriesgado proceso de exploración estética que le ha permitido armonizar espacios mágicos –una bolera abandonada, la casi alienígena localización natural que abre la película- y presencias tan irrepetibles como la de su protagonista, un Daniel Tadesse de, al parecer, larga filmografía en el cine etíope de consumo interno.

Una enigmática nave espacial cubre el firmamento de este trabajo recorrido por una indefinible poesía del mismo modo que la sombra de Werner Herzog parece planear sobre sus poderosas imágenes. Como La distancia de Sergi Caballero, Uranes de Chema García Ibarra y Sueñan los androides de Ion de Sosa, Crumbs cumple el potencial secreto del cine de ciencia-ficción: afirmarse como película definitivamente extraterrestre.