Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE incumple las cuotas de producción interna

Hacienda cuestiona que la cadena no realice con sus recursos programas como ‘Ochéntame otra vez’

Grabación del concurso 'MasterChef'.
Grabación del concurso 'MasterChef'.

En 2014, las cadenas de Televisión Española emitieron un total de 87.537 horas, de las cuales el 61,2% eran producción interna, y el 38,8%, externa. Comparando con el año anterior, los contenidos hechos con los medios de la corporación descendieron ligeramente (del 62,9% al 61,2%), un fenómeno que suele acarrear el encarecimiento de los contenidos. Además, no se cumplieron los porcentajes de producción interna obligatorios.

Las principales desviaciones se dieron en el ámbito de los programas de entretenimiento y variedades, que alcanzaron el 31,8%, muy por debajo del 55% que exige la ley, según refleja la auditoría de la Intervención General de la Administración del Estado, dependiente del Ministerio de Hacienda. Este bloque abarca series de ficción, concursos de gran formato, espacio de humor o realities. Son contenidos de elevados presupuestos y destinados al horario estelar.

La normativa fija porcentajes mínimos de producción interna que varían según el género. Para los informativos e institucionales se exige el 100%. Teóricamente, TVE no puede dejar en manos de empresas privadas estos contenidos, pero en 2014 solo llegó al 93,6%. La cadena explica que el objetivo del 100% es inalcanzable porque la producción de cualquier programa siempre conlleva, en mayor o menor medida, “la contratación de algunos bienes y servicios”.

En otros formatos, como los de actualidad, infantiles, educativos, religiosos o medioambientales, sí se llegó al mínimo que requiere la ley (el 60%). En este caso se alcanzó el 74,3%. Pero el canal infantil Clan tampoco cumplió con la obligación de que el 20% de su emisión fuera de producción propia. Se quedó en el 10,3%, la mitad de lo exigido.

Imagen de 'Ochéntame otra vez'.
Imagen de 'Ochéntame otra vez'.

La televisión pública cede una parte importante de su parrilla a terceros. Sobre productoras privadas recaen la mayoría de los espacios que se emiten en el horario de máxima audiencia: desde series de ficción como El Ministerio del Tiempo hasta el culinario MasterChef o el musical Mira quién baila. Por el contrario, los programas hechos con recursos propios van preferentemente en La 2 o se relegan a las franjas de menor público de TVE-1, como ocurre con Aquí hay trabajo, La aventura del saber o Corazón.

La auditoría de Hacienda cuestiona los procedimientos seguidos por RTVE para comprar programas a productoras privadas en lugar de hacerlo con sus propios medios. Expone que la utilización de recursos ajenos “debería venir siempre acreditada por la inexistencia de recursos propios”. Y constata que cuando TVE produce programas con medios de fuera de sus instalaciones, además del coste del propio alquiler del estudio de grabación se encarece la producción, al tener que asumir la cadena “una serie de gastos que no tendría que abordar si las grabaciones se realizaran en sus instalaciones”. Se ahorraría, por ejemplo, la factura de seguridad, dietas, equipamiento técnico, unidades móviles o transporte.

También plantea que algunos programas podrían ser realizados por TVE en lugar de encargarlos fuera. Y cita el caso de Ochéntame otra vez, firmado por el Grupo Ganga, la misma productora de Cuéntame otra vez. El informe sostiene que al utilizar fundamentalmente los fondos audiovisuales de RTVE, quizá debería haberse planteado realizarlo desde la propia cadena “y no a través de una productora, teniendo en cuenta, además, que es un programa que parece carecer de personal artístico”. La auditoría pone de relieve que en los programas en los que intervienen productoras no siempre se alcanzan los objetivos de audiencia que se incluyen en los contratos. Y, en algunos casos, las audiencias están “por debajo de lo que cabría esperar en función de sus costes”.

 

División de géneros

TVE distingue varios tipos de producción (interna, mixta y ajena) en función del papel que desempeñan los medios de la cadena.

El mandato-marco de la corporación fija los objetivos de producción interna: el 100% en los espacios informativos, institucionales y de autopromoción; el 60% para contenidos de actualidad, infantiles, juveniles, educativos y religiosos, y el 55% para divulgativos, deportivos, series, musicales o concursos.

En las cadenas generalistas exige el 60% de producción interna, pero en 2014 logró el 59,5% (70% en TVE-1 y 46,5% en La 2), y en las temáticas, el 20%. Estas llegaron en conjunto al 48,7%, si bien el infantil Clan apenas se quedó en el 10,3%.