Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cordialísimo Carlos

En Carlos se ha cumplido ya el desvanecimiento, lo único que sabemos, con certeza, que habrá de ocurrirle a toda criatura que al nacer abre las puertas de la vida. Vida la suya larga y plena. Como poeta, cuántas satisfacciones y emociones hondas nos ha regalado. Se cumplió en él la escasa rareza de escribir colmada poesía de impronta adolescente, creo recordar que en su segundo libro, y en otros posteriores, ya vitalmente madurado en tiempos no proclives al irracionalismo, experimentó en ese campo innovaciones y experiencias personales que enriquecieron a sus lectores, entre los que se encuentran las sucesivas generaciones poéticas.

Como teórico de la poesía cuánto nos ha enseñado, desde su aguda y profunda inteligencia y experimentado conocimiento práctico. Su Teoría de la expresión poética y otros libros lo sitúan en línea de vanguardia junto a los Alonso (Dámaso y Amado) y muy pocos más.

Pero hoy lloramos al amigo. Cordialísimo (he escrito la palabra más larga que se escribe con el corazón), ingenioso, entregado, participativo, bien dispuesto, generoso, brazos acogedores.

Gracias, Carlos. Y hasta pronto.

Francisco Brines es poeta y amigo de Carlos Bousoño.

Más información