Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 5.000 personas se manifiestan a favor de los toros en Valladolid

‘En defensa de la tauromaquia. Prohibido prohibir’, lema de la pancarta que abría la marcha

Más de cinco mil aficionados han reivindicado en Valladolid, durante una manifestación, su derecho a disfrutar con la tauromaquia.
Más de cinco mil aficionados han reivindicado en Valladolid, durante una manifestación, su derecho a disfrutar con la tauromaquia. EFE

Más de cinco mil aficionados, en su mayoría jóvenes y representantes de todos los estamentos de la fiesta brava, han defendido y reivindicado en Valladolid, durante una manifestación celebrada el sábado, su derecho a disfrutar con plena libertad la tauromaquia en las diversas vertientes legalmente autorizadas.

‘En defensa de la tauromaquia. Prohibido prohibir’ ha sido el lema de la pancarta que abría la marcha. En la cabecera de la manifestación figuraban el ganadero Victorino Martín, los matadores de toros Joselillo, David Luguillano y Manuel Escribano, el novillero Ricardo Maldonado, el presidente de la Federación Taurina de Valladolid, Justo Berrocal, el anterior alcalde de esta capital, Francisco Javier León de la Riva, numerosos concejales del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valladolid, así como representantes de asociaciones culturales de esta provincia, de Cuéllar (Segovia) y Villalpando (Zamora).

El ganadero Victorino Martín García, que ha portado la pancarta principal y leído un manifiesto, ha declarado a los periodistas que los aficionados a la fiesta se han convertido en ‘víctimas de una persecución injusta’, cuando en realidad ‘somos ciudadanos como cualquiera, con nuestros derechos y obligaciones’.

Seguidamente, expresó su orgullo por su afición y dedicación profesional a una manifestación cultural ‘que tiene miles de años de antigüedad’, y criticó la ‘doble moral’ del alcalde de Valladolid, Óscar Puente (PSOE), que, por una parte, es aficionado a los toros, y por otra ‘obstaculiza’ su desarrollo en esta capital.

El criador de toros, que ayer lidió una corrida en Valladolid en el cuarto festejo de la Feria de la Virgen de San Lorenzo, aludió así a la ausencia del alcalde en la plaza a la que ha acudido como abonado en los últimos años, y la decisión de no convocar este año el trofeo taurino San Pedro Regalado, el más antiguo de España en su género.

Después de 62 ediciones, el trofeo que anualmente distinguía al triunfador de la Feria de Valladolid y que convocaba el Ayuntamiento por tratarse del patrón de la ciudad y de los toreros, no ha sido convocado con el argumento de que se trata de un galardón que se ciñe más al ámbito de los profesionales del toreo.

‘No se puede ser demócrata y gobernar a golpe de prohibición’, se ha lamentado el criador de reses bravas acerca de las decisiones municipales y autonómicas que en los últimos tiempos han proliferado en contra de la fiesta brava.

Para José Miguel Pérez Joselillo, uno de los diestros que participó en la corrida de Victorino, la fiesta carece de color político ‘porque nace del pueblo’, y recordó al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que ‘dar la espalda al mundo del toreo es darla a muchos ciudadanos’. Los políticos, continuó, ‘deben gobernar para todos y para todas las sensibilidades’.

En la manifestación participó también una nutrida representación de Tordesillas, que defendió el torneo del Toro de la Vega, y advirtió ante su celebración, el próximo martes, que esta vez no van a tolerar ataques ni boicot de los antitaurinos como el año pasado.