Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Ray Donovan’, trapos sucios y violencia en Los Ángeles

La tercera temporada de la serie muestra nuevas facetas de su protagonista y de la ciudad

Katie Holmes y Liev Schreiber, en 'Ray Donovan'.

Ray Donovan es un gusto adquirido. La serie que ideó Ann Biderman y ahora en manos de David Hollander quiere que sientas algo por un personaje como Ray Donovan, bueno a la hora de hacer desaparecer problemas por un precio pero malo a la hora de mostrar sus sentimientos. Alguien que tampoco es del todo malo como para que te enamores de su maldad porque, como dicen sus creadores, “todavía le queda algo de decencia”. Un papel interpretado por un estoico Liev Schreiber, actor de teatro y cine que nunca hasta Ray Donovan había considerado la posibilidad de hacer televisión, y rodeado por personajes igual de patéticos que pueblan un Hollywood falto de glamour como Mickey Donovan, padre de Ray que interpreta Jon Voight. “Ray Donovan es como Don Quijote pero sin la nobleza”, intenta describir Liev Schreiber al personaje en una entrevista con EL PAÍS.

Liev Schreiber, protagonista de 'Ray Donovan'.
Liev Schreiber, protagonista de 'Ray Donovan'.

Y como el Quijote, son más los que hablan de él que quienes realmente lo han leído. Ray Donovan arrancó su tercera temporada —que en España emite los lunes Canal + Series (23.40)— con el índice de audiencia más bajo de su trayectoria.

La serie no sólo sigue adelante sino que este año se tira a la piscina. En lugar de continuar la trama donde la dejó al final de la segunda temporada, esta vez ha preferido adentrarse más en la historia dando un salto en el tiempo. Donovan sigue formando parte de Los Ángeles de hoy pero ahora es un freelance “descolgado de su familia y de su trabajo” que trabaja por menos dinero y al mejor postor. “Yo les propuse la idea de centrar esta temporada en cómo el dinero es el que habla a la hora de tener poder en Los Ángeles”, recuerda Schreiber.

Él tiene las agallas de mencionar nombres. Por ejemplo el de magnates como Rupert Murdoch o Sumner Redstone, ambos inspiración del personaje que interpreta Ian McShane, el hombre con más dinero de Estados Unidos a quien Donovan le arregla “los negocios y la familia”. Katie Holmes, nueva en la serie y encargada de interpretar a la hija del magnate, prefiere no dar nombres y asegura que la serie “no está basada en nadie” pero que si tiene que pensar en alguien con poder el nombre que se le viene a la mente es el de Hillary Clinton. “Siento una profunda admiración por ella”, confiesa sobre la ex primera dama y aspirante a la presidencia.

‘Ray Donovan’, trapos sucios y violencia en Los Ángeles

Tanto Holmes como Voight no dudan en reconocer que la fuerza detrás de Ray Donovan es Liev Schreiber y el personaje que ha sabido crear para la televisión. “Es su historia”, subraya el más veterano sin quitarle el protagonismo. “Yo mismo odio a Mickey”, añade con ironía hablando de su papel. “Nos encanta amar lo que odiamos”, explica Voight de esta dualidad, la misma que expresan cada uno de los seguidores de la serie cuando se le acercan con una sonrisa y luego le dicen que odian su personaje.

Pero hay otro elemento fundamental que es el reflejo de Los Ángeles, la ciudad en la que transcurre la serie. Un Los Ángeles tan real y contemporáneo que está dominado por la misma conversación que inunda la prensa actual: la sequía y el fútbol (americano). “Y como en la realidad, ambos temas nos llevan a otras historias”, agregó su nuevo showrunner también buscando, como ha dicho a la prensa, la forma de “contar y continuar” la serie a la que se ha apuntado.

El regreso televisivo de Katie Holmes

La actriz comenzó en televisión como Joey Potter, joven llena de carencias económicas y emocionales protagonista de Dawson crece, y ahora es Paige Finney, millonaria y maquiavélica en una de las series más adultas de la parrilla. “Soy fan de Ray Donovan. Así que no lo dudé”, asegura quien no tenía planes de regresar al medio. “También me gustó hacer de femme fatale”, añade.

Otros de la promoción Dawson, como James Van Der Beek o Joshua Jackson, también regresaron a la tele gracias a la edad de oro que vive el medio. “El público no se cansa y la oferta es cada vez mejor”, resume Holmes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información