Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Relatos salvajes’ arrasa en los Premios Platino de Cine Iberoamericano

La cinta de Damian Szifron obtiene ocho estatuillas y deja sin opciones a ‘La isla mínima’

Antonio Banderas, premio de honor en los Platino.
Antonio Banderas, premio de honor en los Platino. REUTERS

En una carrera desenfrenada, Relatos salvajes, la comedia bárbara que ha arrasado en medio mundo, ha sumado esta noche un nuevo triunfo en la gala de los Premios Platino de Cine Iberoamericano que se han celebrado en Marbella (Málaga). La película hispano-argentina, dirigida por Damián Szifron, obtuvo ocho estatuillas, entre ellas las de mejor película, director y guion, en la segunda edición de estos galardones que han convocado en la ciudad malagueña a más de mil invitados de 23 países iberoamericanos. El éxito de Relatos salvajes, producido por los hermanos Almodóvar, dejó sin opciones a su gran rival de la noche, la película española La isla mínima, dirigida por Alberto Rodríguez, que solo consiguió un premio técnico, el de mejor fotografía para Álex Catalán. Óscar Jaenada fue elegido mejor actor por su interpretación del humorista Cantinflas en el filme mexicano del mismo título que dirige Sebastián del Amo, candidatura a la que optaba Javier Gutiérrez, mientras que el Platino a mejor actriz fue para la argentina Érica Rivas, la novia enloquecida de Relatos Salvajes. En las tres veces que subió al escenario a recoger sus premios, Szifron, con la marca de un beso de carmín rojo en la mejilla, recordó a sus actores, productores, familiares y miembros del equipo y ensalzó el largo recorrido que ha vivido su segunda película viajando por todo el mundo. “Hoy es un gran día” fue el resumen de Szifron de esta velada latina.

La ceremonia, celebrada en el Auditorio de Marbella, un enorme anfiteatro al aire libre en una cantera en la colina de la ciudad, se convirtió en un clamor a favor del cine latino, “comprometido y pobre, pero honrado” y a la necesidad de buscar entre todos un hueco en la distribución internacional, personificado en la figura de Antonio Banderas, que recibió el Platino de Honor. Acompañado de pareja holandesa Nicole Kimpel, Banderas, todo un ejemplo del triunfo de un actor latino en Hollywood frente a los estereotipos y dificultades, recibió emocionado el premio de manos de la leyenda de la canción latina, Rita Moreno. El actor malagueño, ante un auditorio puesto en pie, quiso compartir el deseo de soñar a través del cine y luchar contra las tentaciones vanidosas como El Quijote lo hizo con los molinos de viento. “Comparto con él la locura insensata, los anhelos y la vocación ansiosa por la aventura”, proclamó Banderas, que ensalzó la manera de hacer cine y de entender la vida de los colegas latinoamericanos. “El gran cambio no se ha producido todavía pero hay que reconocer que Estados Unidos ha ido dando posibilidades al talento hispano. Es en Estados Unidos donde he llegado a comprender la dimensión real y el potencial incontenible de lo latino, a pesar de los intereses insanos de Donald Trump por patearlo. Sin enfrentamientos, con el corazón abierto y la curiosidad por bandera, debemos abrazar la idea de lo latino y el orgullo de sentirse hispanos”, añadió el actor que terminó su agradecimiento con unas palabras de El Quijote: “Confía en el tiempo que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”.

Relatos salvajes obtuvo ocho de los diez premios a los que era candidata -película, director, guion (Damian Szifron), música original (Gustavo Santaollla), actriz, montaje, arte y sonido-, mientras que La isla mínima solo consiguió uno, fotografía, de los nueve a los que optaba. El Platino a mejor película de animación fue para O Menino e o Mundo, del brasileño Alé Abreu, y el de documental para La sal de la tierra, la cinta dirigida por Win Wenders y Juliano Ribeiro Salgado, en torno a la fotografía de Sebastiao Salgado. El filme venezolano La distancia más larga, de Claudia Pinto, ganó el Platino a mejor ópera prima de ficción –“en estos momentos Venezuela necesita de buenas noticias y esta es una de ellas”, aseguró el productor del filme en el escenario. En total fueron 710 las películas de 23 países presentadas a estos galardones que buscan convertirse en los oscar latinos.

¿Qué pasaría si cediéramos al deseo de perder el control? En una boda que acaba en un estallido de violencia, en esa lucha a muerte en una carretera casi desierta entre dos conductores chulos y enloquecidos o en la venganza de un ingeniero contra la Administración pública cuando su coche es llevado por la grúa... En todas estas situaciones y algunas más uno puede llegar a perder los nervios y el control. Szifron, el realizador de Tiempo de valientes (2005) decidió dar rienda suelta a estas situaciones bárbaras en las seis historias de las que se compone Relatos salvajes, el filme que en el último festival de Cannes comenzó su enloquecida carrera de éxitos. La película más vista en la historia de Argentina, Relatos salvajes se presentó en la sección Perlas del Festival de San Sebastián, ganó el Goya a la mejor película iberoamericana, y fue candidata al Oscar al mejor filme de habla no inglesa.

Esta II edición de los Premios Platino, que organiza EGEDA y la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (FIPCA), ha sido un alarde de poderío. Al acto asistió el nuevo ministro de Educación, Cultura y Deportes, Iñígo Méndez de Vigo, junto al presidente de EGEDA, Enrique Cerezo, y de FIPCA, Adrián Solar, además de la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar y otros representantes de instituciones nacionales, autonómicas y locales. El mundo del cine iberoamericano ha mostrado con su presencia su apoyo decidido a esta aventura nacida el año pasado en Panamá, con el objetivo de romper los tabúes de la distribución en Latinoamérica y hacer frente al poder de la industria norteamericano a través de estos oscar latinos, cuya estatuilla femenina ha sido diseñada por Javier Mariscal. Los actores Maribel Verdú, Edward James Olmos, Pilar López de Ayala, Marc Clotet, Dario Grandineti, Guillermo Francella, Javier Gutiérrez, Joaquim de Almeida, Alberto Ammann, Carlos Bardem, Goya Toledo, Eugenio Érvez, Inma Cuesta, Carme Elías o Jordi Mollá; los directores Juan Antonio Bayona , Daniel Szifron, Santiago Segura y Julio Medem, y los productores Agustín Almodóvar o José Antonio Felez fueron algunos de los que acudieron a la cita, que convirtió la noche marbellí en un espectáculo de luces y música y un homenaje a la mujer en el cine, con las actuaciones de Miguel Bosé, David Bisbal, el puertoriqueño Luis Fonsi y las hermanas Lolita y Rosario Flores. La gala, retransmitida por la Primera de Televisión Española, fue presentada por Imanol Arias, junto a la actriz Alessandra Rosaldo y el periodista Juan Carlos Arciniegas.

Más información